La realidad de los números

Un senador peronista y un diputado radical coinciden en la necesidad de que Buenos Aires recupere el valor histórico de Coparticipación y desglosan las cuentas del Presupuesto.

El presidente de la Comisión de Presupuesto e Impuesto del Senado, el peronista Carlos “Tommy” Díaz, y el vicepresidente de la misma comisión legislativa de la Cámara joven, el radical Juan Gobbi, mostraron más coincidencias que diferencias en torno del análisis del Presupuesto 2006 y el marco político institucional en el que se confecciona y ejecuta, en una entrevista exclusiva con Parlamentario.

El senador del FpV, Carlos “Tommy” Díaz , acababa de dar a conocer el tercer informe de la Comisión de Presupuesto que preside sobre la evolución de las finanzas públicas bonaerenses, papeles que a poco de andar se han ganado cierto prestigio entre los legisladores como fuentes confiables sobre la temática.

El diputado de la UCR, Juan Gobbi, está cabalgando en las conciencias de la dirigencia provincial sobre un proyecto de ley, de su autoría, donde se plantea la necesidad de establecer una política de Estado para defender la Coparticipación de la provincia de Buenos Aires. Sabiendo de su labor legislativa y considerando su trabajo político, Parlamentario presentó a ambos legisladores y los invitó a charlar sobre la materia que ellos conocen.

PAE

– ¿Cuál es la situación presupuestaria en la Provincia?

– Juan Gobbi: El presupuesto 2006, tal como advertimos, tiene un déficit disfrazado, ya que no contempla aumentos salariales -otorgados por 1.320 millones de pesos-, y proveía una refinanciación por 2.500 millones de pesos, donde la Nación aportó 2.000. Además, tiene sobrevaluados los recursos propios tributarios, es decir está recaudando menos de lo que tiene presupuestado. En definitiva, hay un déficit estimado superior a 1.500 millones de pesos. El ministro de Economía informó en principio que éste iba a ser de unos 500 millones, pero ahora está reconociendo un déficit de 1.600 o 1.700 millones.

– Carlos Díaz: El presupuesto no está mal calculado. La necesidad de financiamiento por 2.500 millones era una cifra de cierre, de los cuales se refinanciaron 2.000 millones. Por otro lado, en el presupuesto no podemos estimar una pauta salarial. El aumento de salario era una posibilidad que, de hecho, se dio por políticas llevadas adelante por el Gobierno Nacional que, en efecto cascada, le complica las finanzas a la Provincia. No estoy en contra de que se den aumentos, pero la incidencia de la planta de personal en el presupuesto de Nación es del 10%, en las provincias ronda entre el 50 y el 70% y en Buenos Aires es el 54% -entre comillas, muchos sostienen que es cercano al 60%-. Tocamos un poquito los sueldos y nos fuimos a 1.320 millones. En realidad esta cifra está anualizada, los aumentos son a partir de marzo y serán 1.200. Pero igual. En cuanto a la sobreestimación de los recursos, se planteaba una meta muy ambiciosa. Tenemos unos 100 millones más de coparticipación de lo presupuestado, menos 500 millones de deuda y 1.200 de gastos por sueldo, estamos en unos 1.500 o 1.600 millones de déficit.

– ¿Ante esta situación qué hay que hacer?

– JG: Nosotros planteamos que estamos ante un déficit estructural, por lo que es necesario diseñar políticas de Estado. Hemos presentado un proyecto perfectible, que pretende iniciar un diálogo entre diputados, senadores y Ejecutivo para lograr consensos básicos que signifiquen participar en mayor proporción de los recursos nacionales sin afectar al resto de las provincias.

– CD: Coincidimos con lo del déficit estructural. Por lo tanto, es inviable la formulación de un presupuesto de esta manera si no tenemos en cuenta la Coparticipación y el endeudamiento. Hay que plantear una política de Estado para mejorar estos dos ejes.

– ¿Cómo está el tema de la Coparticipación?

– CD: Buenos Aires tiene el 40% de la población y produce el 38% del PBI, pero recibimos el 21,5% de la masa coparticipable. A primera vista hay algo que no se condice.

– JG: Las alternativas para salir de esta coyuntura están. En primer lugar, planteamos que la Nación distribuya el 100% de lo que está obligado por ley, porque a través de leyes especiales se establecieron reducciones importantes. En lugar de 100% de IVA se distribuye sólo 89%; del 100% de ganancias sólo el 64%; de 100% de débitos y créditos bancarios, sólo el 30 %. Al mismo tiempo, reclamamos el 10% del impuesto a las ganancias que fue lo que históricamente se otorgó para resarcir a la Provincia de este bajo índice de Coparticipación. Si esto se otorgara implicaría un ingreso adicional a la provincia, actualizado a junio, de unos 5.600 millones.

– ¿Eso resulta suficiente?

– JG: No obstante, la aspiración mínima, de varios legisladores, es recuperar el 10% de impuestos a las ganancias, lo que significaría un ingreso adicional de 2.700 millones.

– ¿Y qué van a hacer con las deudas?

– CD: Nosotros proponemos hacer gestiones para mejorar el perfil de ese endeudamiento, estirar los plazos y mejorar las tasas, en principio que no tengan el ajuste del CER. Si resolvemos estas dos cuestiones podríamos plantear presupuestos con más seriedad.

– JG: Una aclaración, hay que reconocer las buenas: la refinanciación que hizo este año la Provincia con Nación es buena. Porque eliminó el ajuste inflacionario. Hoy la deuda de 2.000 millones refinanciados está sin CER y a una tasa que en lugar de ser del 2% es del 6% anual. Es decir que estamos en un pago de la mitad menos en ajustes e intereses. Con los plazos estamos de acuerdo.

– CD: Hay una parte de la deuda que se mejoró en el tema de la tasa, pero una gran parte de la deuda sigue con el ajuste tradicional.

– JG: Yo digo la refinanciada este año.

– CD: Bien, pero para el año que viene hay una deuda de un costo muy alto que todavía no sabemos con precisión. No obstante estamos requiriendo información. Hay tramos de la deuda a costos altísimos, la idea es lograr llevarlos en lo posible a los costos de esta última refinanciación…

– JG: … Bien, pero donde coincidimos seguro es en que las provincias, en conjunto, coparticipaban en el 57% de los recursos Nacionales y hoy estamos llegando apenas al 32,5. Esto lo reconoce el trabajo del senador, el ministro Gerardo Otero…

– CD: …es un dato de la realidad…

– ¿Cuál es la visión de esta realidad desde el oficialismo?

– CD: Hay que hacer un análisis crítico. Claro que en política, en nuestro partido, en nuestra cultura… la palabra traidor… no digo que uno no se pueda oponer…. Supongamos que el mejor candidato gane las elecciones de octubre del 2007, se va a encontrar con esta lógica de hierro. Los gastos fijos son el 75% del Presupuesto y ningún gobernador con el 25% de un Presupuesto puede desarrollar su proyecto de gobierno.

– ¿Pero también está la plata que la Nación gira a la Provincia?

– CD: Sí, hoy escuché que Nación va a invertir en obras hospitalarias, pero esto es un error, esto atenta contra la autonomía y el federalismo. No es que no estemos de acuerdo con que se hagan inversiones, que se hagan todas las que se puedan, pero creo que lo tenemos que hacer los bonaerenses y no el Gobierno Nacional. La propuesta es que nos transfieran el dinero y nosotros hacer un plan. Pero en las actuales condiciones, en el 2007, venga quién venga, es inviable. El 2007 tiene un déficit de 5.500 millones de pesos.

– JG: El promedio de los sueldos que se pagan en la Provincia es de 750 o 780 pesos mensuales, es decir que el déficit de este año equivale a la masa salarial de dos meses. El Gobierno ha encontrado el remedio para este año y nosotros no lo compartimos como así tampoco las prorrogas ni el endeudamiento.

– CD: El Ministerio ha ido tanteando para ver si se conseguía un financiamiento con la Nación en otros términos. Ante la realidad, la alternativa es la prórroga de los bingos, que le significará unos 430 millones, va a recurrir a las cuentas oficiales por 300 y 900 millones de endeudamiento. Se está rascando la caja, mientras papá y mamá nadan en la abundancia el hijo mayor vive en una pieza abandonada, más allá de la política. A mí me parece bárbaro que Kirchner sea el emperador, pero me parece un disparate la administración financiera en estos términos, no tiene razonabilidad. Y eso hay que plantearlo.

– Caemos en el federalismo…

– CD: El federalismo se defiende con una cosa concreta: la Coparticipación. Los impuestos a los réditos, a los cheques, es una ley del año 1931 donde se establece que es una facultad de las provincias cobrarlos. Siempre fue delegada, pero le corresponde a las provincias. Así es como las provincias les deben al Estado Nacional en conjunto 75 mil millones de pesos. Uno podría justificar todo esto si los índices de pobreza, de trabajo en negro, etc… cayeran estrepitosamente, pero siguen siendo altísimos.

– JG: El federalismo institucional existe, pero la distribución de recursos se realiza sobre un esquema unitario. Por ello decimos que tienen que estar todos los actores en este reclamo. Porque el déficit es provincial y de la mayoría de los municipios.

– CD: Como oficialista no podemos desconocer la realidad. La Coparticipación desde 1984 al 2006 cayó del 30% al 21%. En su momento apareció el fondo especial, hoy denominado de Infraestructura Básica Social, que era el 10% de ganancias y ahora una suma fija de 650 millones. Ganancias recauda 36 mil millones, por lo que le tocarían 3.600 millones. Reclamar no significa pelearse con el Gobierno Nacional, es construir una provincia viable.

– ¿Hay un debilitamiento de los gobernadores?

– JG: Sí, absolutamente, más allá de algunas excepciones, deberían realizar un reclamo conjunto de sus propios derechos. Han tomado otro camino, que es discutir en forma individual. El artículo 7 de la ley de Coparticipación, dice que las provincias no podrán recibir menos del 34% del total que recauda la Nación. Si se cumpliera ese artículo, Buenos Aires recibiría 3.000 millones de pesos adicionales. La visión de aquellos gobernadores es mejor que la de los actuales.

– CD: Hoy se reparte el 32,5% para las provincias y el 67,5% para la Nación.

– JG: Históricamente, era 57% y 43%.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password