Polémica por el proyecto para suspender internas abiertas

La propuesta de suspender la ley que obliga a los partidos a dirimir en internas abiertas las candidaturas abrió un debate en el Congreso, donde los legisladores coinciden en que la norma fracasó en su implementación, y no descartan que ese proyecto pueda prosperar antes de fin de año.

Legisladores del oficialismo y de la oposición creen que la iniciativa puede ser aprobada antes de fin de año, teniendo en cuenta que no es un año electoral y que se podría poner en práctica en los comicios nacionales de 2007. Incluso, algunos legisladores del radicalismo y el PRO se manifestaron a favor de derogar directamente la norma, en lugar de suspender su aplicación, como propone en su proyecto el legislador de Peronismo Federal Jorge Landau.

En el oficialismo, la iniciativa presentada días atrás por Landau fue tomada con cautela y dijeron desconocer la norma, aunque coincidieron en que el sistema no obtuvo las respuestas esperadas en la sociedad para promover la participación. La norma impulsada por el legislador de Peronismo Federal, aliado al oficialismo, establece la suspensión de la ley 25.611, sancionada en 2002 como consecuencia de la crisis de 2001, que obligaba a todos los partidos a dirimir el mismo día y en elecciones internas abiertas las candidaturas.

El titular del bloque de diputados del Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi, dijo desconocer los alcances de la iniciativa. "No es un proyecto del oficialismo", aseguró Rossi, al descartar las versiones que aseguraban que la norma contaba con el respaldo de del Poder Ejecutivo.

La ley de internas abiertas surgió para mejorar el sistema de representación política argentina cuando el país quedó inmerso en una fuerte crisis económica en diciembre de 2001 y se produjo en la sociedad un descreimiento de la clase política al grito de "Que se vayan todos".

El titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Juan Manuel Urtubey, quien se mostró cauteloso en torno al futuro inmediato del proyecto, dijo que la norma "se tratará en la medida que haya un consenso amplio" y anticipó que ese debate "no está aún en la agenda de la comisión por el momento".

Landau sostuvo que la norma busca "sincerar la selección de candidatos a presidente y diputados nacionales", al advertir que la ley "se había tornado letra muerta". Explicó, en ese sentido, que a partir del decreto reglamentario que permitía que, cuando hubiera una sola lista en un partido la interna no se hiciera, "ningún candidato quiso quedar en desventaja, participando de una interna dentro del partido y salían a buscar sellos de goma".

También, el titular del bloque Peronismo Federal, José María Díaz Bancalari, quien firmó junto a Landau el proyecto, estimó que "las fuerzas mayoritarias van a coincidir con esta norma que sincera una situación que no cumple con los fines para los que estaba prevista".

Desde el radicalismo, el diputado nacional Pedro Azcoiti manifestó su respaldo a la iniciativa, al sostener que "es absolutamente favorable" porque, dijo, "ha sido un sistema que fracasó" y consideró que "hay que derogarla directamente". Luego se preguntó "¿para qué vamos a seguir manteniendo una ficción?".

El titular del bloque de diputados del ARI, Eduardo Macaluse, no quiso adelantar la postura que adoptará esa bancada cuando se trate el proyecto, aunque sostuvo que "no se puede cambiar la ley electoral según las conveniencias del justicialismo", mientras que desde el PRO, se mostraron a favor de derogar las internas obligatorias y recordaron que esa fuerza presentó, antes que Landau, al menos dos proyectos en ese sentido, impulsados por los diputados nacionales Jorge Vanossi y Pablo Tonelli, respectivamente.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password