Silencio en la sala

Eran alrededor de las 19 cuando en el recinto se supo la verdad de la milanesa: Boca había perdido el campeonato local a manos de Estudiantes. En el recinto se…

Eran alrededor de las 19 cuando en el recinto se supo la verdad de la milanesa: Boca había perdido el campeonato local a manos de Estudiantes. En el recinto se generó un gran silencio, seguido de un importante murmullo. A pesar de ser hincha de Gimnasia -y por ende damnificada directa del resultado-, la primera dama gastaba a Marcelo López Arias; minutos después Pichetto se acercaría al estrado -donde presidía Scioli- y juntos miraban con risa socarrona al titular de bloque radical, Ernesto Sanz -“hincha perro”, como lo definió algún senador-. El único que se dio el lujo de irse de la sesión en los instantes finales-mientras hablaba José Mayans- fue César Gioja, quien se acercó a la cocina del Senado: allí había una tele y muchas personas agolpadas intentando ver aunque sea unos segundos de la definición del campeonato.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password