La calidad institucional bajo el fuego autoritario del chavismo

Por Eugenio Burzaco

El presidente populista de Venezuela, Hugo Chávez, ha dado una nueva estocada para debilitar la calidad institucional de su país y propagar un mal ejemplo para todas las democracias de la región, al clausurar Radio Caracas Televisión, una de las televisoras más antiguas del país, dado que sus periodistas no eran afines al régimen.

Las experiencias fascistas o populistas en la región han tenido tintes de derecha y de izquierda, sin embargo pareciera que cuando los líderes autocráticos desarrollan una retórica de izquierda en muchos países no se generan rechazos propios de una dirigencia que debe repudiar cualquier atentado contra la democracia. La libertad de expresión y de información son pilares fundamentales de un estado de derecho y claves para el desarrollo del bienestar de los pueblos y para que no existan abusos de algunos sectores de una sociedad sobre otros. Este nuevo exabrupto a la salud republicana debería ser repudiado enérgicamente por las democracias constitucionales de la región.

No es de extrañar que el gobierno argentino no se haya expedido claramente en el asunto, ya que como se recordará recientemente se reunieron en Buenos Aires asociaciones periodísticas de la región, quienes coincidieron que el panorama para la libertad de la expresión, información y de circulación de las ideas están en franco retroceso en la mayoría de nuestros países, de los cuales la Argentina, no es la excepción.

Este nos es el primer avance sobre otras instituciones claves de la democracia del gobierno de Chávez ya que recientemente se hizo atribuir una serie de facultades legislativas extraordinarias que en realidad son exclusivos del Parlamento. Si este gobierno y su cancillería fueran consecuentes con los tratados suscriptos por la Argentina, deberíamos denunciar al régimen chavista ante la OEA por violar la Carta Democrática, que el propio dictador firmó en 2001, y que fue invocada para frenar el golpe de estado.

Chávez es un dirigente de origen democrático que una vez en el gobierno renovó su pasado autoritario (recordar que intentó un golpe de estado contra el presidente Carlos Andrés Perez), es de esperar que los dirigentes republicanos y democráticos de la región le pongan alguna vez un freno y se diferencien del vaho neo-fascista que se propaga desde el Orinoco.

* Burzaco es diputado del PRO-Buenos Aires

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password