Se cumplen 25 años de la histórica marcha de la Multipartidaria

Este domingo se cumplen 25 años de la histórica marcha a Plaza de Mayo organizada por un grupo de partidos políticos reunidos en torno a la denominada "Multipartidaria", oportunidad en la que hubo una dura represión de la dictadura, que dejó un muerto y un centenar de heridos.

La movilización, convocada por los partidos Justicialista, Radical, Intransigente, Democracia Cristiana y el Movimiento de Integración y Desarrollo, entre otros, marcó el punto de inflexión en la gobernabilidad que -en base al terrorismo de Estado instrumentado- disponía la dictadura militar, la que a partir de aquella fecha emprendió una retirada desordenada.

Cierre de plantas industriales, desocupación, derechos cercenados, desaparecidos y el peso de la derrota en la guerra por las Malvinas a manos del Reino Unido eran los condimentos que sazonaban el enfado civil contra la dictadura en aquel diciembre de 1982.

El general Reynaldo Benito Bignone era el presidente de facto y por su medio se intentaba condicionar una salida electoral. Tanto crecía el rechazo al régimen que hasta en los boliches bailables se cantaba contra la dictadura.

La Multipartidaria había sido ideada por el caudillo radical Ricardo Balbín en junio de 1981. También participaron en aquel nucleamiento Oscar Alende (por el Partido Intransigente), Deolindo Felipe Bittel (PJ), Francisco Cerro (Democracia Cristiana) y el ex presidente Arturo Frondizi (Desarrollismo), entre otros dirigentes.
La Multipartidaria reclamaba a la dictadura la entrega del gobierno a un civil y le había puesto como plazo el 12 de octubre de 1983.

Un documento, que llevaba como título “Antes de que sea tarde”, destacaba cinco puntos: elecciones, desaparecidos, Malvinas, política económica y derechos sindicales.

Ese día 16 de diciembre el acto fue convocado para las 19, pero no duró ni media hora y los dirigentes políticos enseguida abandonaron la Plaza de Mayo. Sin embargo, la multitud se quedó catando: “Paredón, paredón, a todos los milicos que vendieron la Nación”.

La CGT-Brasil llegó hacia las 20 a la Plaza y la gruesa columna era encabezada por Saúl Ubaldini, quien habría de tener protagonismo durante la década del '80.
La dictadura había dispuesto para el escenario represivo vallas, patrulleros, carros de asalto y policía montada. Más allá de las 20 tiraron la primera granada de gas y comenzó la represión.

En la Plaza resultó asesinado Dalmiro Flores, que estaba desocupado, tenía apenas 28 años y no podía pensar que la muerte le urdiría una emboscada frente al Cabildo. Un policía de civil, nunca identificado, descendió de un Ford Falcon verde y le disparó por la espalda.

Ante el desbande general, poco más de un millar de militantes de diferentes partidos contragolpearon con piedras, vallas y palos contra policías y algunas de las puertas de la Casa de Rosada.

La persecución de la Policía se extendió hasta la 9 de Julio y Belgrano; la avenida de Mayo y Paraná; y la avenida Corrientes, más allá del Obelisco, cuando ya las luces de la ciudad recortaban el humo con olor a pólvora. La dictadura habría de irse el 10 de diciembre de 1983, cuando el radical Raúl Alfonsín asumió la Presidencia.

La Multipartidaria, si bien fue una herramienta para obligar a la dictadura a convocar a elecciones, no lo fue para elaborar un programa de gobierno que desmontase lo hecho por la dictadura.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password