Quieren llamar a consulta popular sobre el aborto

Una senadora presentó un proyecto de ley para que el Gobierno nacional convoque a la ciudadanía a expresar su postura ante la interrupción del embarazo en circunstancias especiales. Vuelve la polémica por el aborto.

El verano trae nuevamente una discusión de vieja data: la de penalización del aborto, que divide tanto a la sociedad como a los legisladores.

Ante el crecimiento del pedido de rever las leyes vigentes y los nuevos casos de aborto clandestinos que se han cobrado la vida de adolescentes, en el Senado, se estudia aprobar un proyecto de ley que convoca a una consulta popular sobre la temática.

La iniciativa pertenece a la senadora nacional Adriana Bortolozzi y se encuentra en la agenda de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Salud y Deporte, ya que fue presentada días antes de finalizar el 2008.

La legisladora justicialista por Formosa también es autora de un proyecto de ley para despenalizar el aborto bajo circunstancias especiales. La iniciativa prevé que el aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer embarazada no es punible: si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios; si el embarazo presenta un feto anencefálico o con cualquier otra anomalía que implique la muerte extrauterina inmediata o inminente; y si el embarazo proviene de una violación. En el caso que se trate de una incapaz el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para la interrupción del embarazo.

Según explica Bortolozzi, la modificación propuesta para despenalizar el aborto de un feto enencefálico se basa en la protección de los derechos de la madre, privilegiando su salud (psíquica y social) y su autonomía, por el cual se tutela el derecho de la madre a optar por la interrupción del embarazo, cuando sabe y conoce que lleva en su vientre un feto anencefálico, y todo lo que ello implica, habida cuenta que ese feto no tiene posibilidad alguna de vida extrauterina.

Respecto de la anencefalia, el fundamento del proyecto detalla que “el feto tiene un defecto neurológico congénito e intrínseco que deriva en su condición
de anencefálico y, la interrupción del embarazo no es la causa de la muerte del feto, sino la ocasión para que esto ocurra, ya que inmediatamente en que ese feto salga del vientre de su madre, morirá, o a lo sumo lo hará dentro de las 24 horas como así ha sucedido en todos los casos que se conoce”.

Cabe señalar que el proyecto original fue presentado en el 2006 y está basado en los argumentos vertidos en el proyecto de la diputada nacional MC Liliana Lissi y el presentado en la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires de los diputados Eduardo Peduto y Marcela Larrosa.

En este marco, vuelve una polémica que enfrenta a sectores de la sociedad y sus representantes. No se puede olvidar que el gobierno frenó, el año pasado, el debate de la despenalización en Diputados.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password