Paz social

Por Julio Cobos

Los últimos acontecimientos exhiben grados de violencia e intolerancia, inaceptables en una sociedad democrática. Es imprescindible el pronto esclarecimiento de los hechos y la condena firme a todos los responsables de estos delitos.

Estos sucesos lamentables demuestran, una vez más, que es imposible construir desde el conflicto. No podemos aceptar la confrontación permanente ni seguir pensando Argentina en términos antinómicos. Las amenazas, las patotas, los agravios y la violencia deben quedar definitivamente atrás.

Hoy, más que nunca, necesitamos establecer un diálogo constructivo, sin prejuicios y abierto a todos los argentinos; para lograr la paz social y la calma que el conflicto permanente nos niega. Debemos ser capaces de construir de una forma superadora: dialogar sin ofender, acordar sin imponer, construir sin destruir.

Estos actos irracionales alejan a la ciudadanía de la participación. Si queremos que las personas se involucren en la actividad pública, social, política y sindical; debemos establecer y respetar compromisos republicanos y democráticos que garanticen la libertad de elección, de expresión y la seguridad ciudadana.

Apelamos al compromiso de todas las fuerzas políticas y sociales y a la buena voluntad de cada uno de los ciudadanos; para que desde el lugar que a cada uno nos corresponde, trabajemos en forma conjunta por la paz social y el respeto a la vida.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password