“No pienso renunciar”

La diputada Camaño dejó claro que no dejará el cargo al frente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, a menos que se lo pidan sus pares. Y justificó su reacción con Kunkel.

Luego de que el miércoles por la noche se confesara avergonzada por los hechos que la tuvieron como protagonista, pero no dispuesta a pedirle disculpas a Carlos Kunkel, Graciela Camaño dejó claro este jueves que “no pienso renunciar”.

La titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales volvió a emprenderla contra su colega Carlos Kunkel, recriminándole las permanentes críticas que aquel lanza contra ella y su esposo, Luis Barrionuevo: “Si él fuera realmente un hombre y tuviera alguna cuestión pendiente con Barrionuevo, debería resolverla directamente”.

Camaño admitió haber protagonizado “una escena patética” y estimó que deberá “rendir cuentas” por su indisciplina, pero ante sus colegas de la oposición.

En ese marco, admitió que si sus pares opositores consideran que tiene que “dar un paso al costado”, no tiene “ningún inconveniente” en aceptar esa decisión.

Por la noche, poco después del episodio registrado con Kunkel, la diputada Camaño había estado en el programa A dos voces, de TN, donde admitió estar bajo una fuerte presión y consideró que la suya había sido una reacción “violenta”, pero lógica, al cabo de siete horas de dirigir un debate muy caliente.

Graciela Camaño se consideró a sí misma como “una víctima de la crispación” impulsada por el oficialismo y luego la emprendió contra el kirchnerista Carlos Kunkel, al que adjudicó el hecho de haberla agredido verbalmente “durante todo el año”.

En esta ocasión, dijo, ella se “desbordó emocionalmente” luego de haber atacado “en forma gratuita” a ella y a su familia.

Graciela Camaño consideró que “no había motivo para que el diputado Kunkel me agrediera verbalmente. No había ningún motivo para que Kunkel me dijera las cosas que me dijo, que se referían a mi persona y a mi marido”.

“Es bastante perverso el manejo que hace”, agregó Camaño, definiéndose como “una persona muy respetuosa”. Se manifestó además “arrepentida de lo que pasó hoy. Es un mal ejemplo. Le pido disculpas a la gente, a los colegas que estaban trabajando, pero al diputado Kunkel no, y no sé si no configura un delito penal lo que me dijo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password