Quieren desarticular el INADI

La representante de Esperanza Federal en la Cámara alta, Adriana Bortolozzi, impulsora de la iniciativa, fundamenta la misma en que el organismo, “al cabo de 16 años de funcionamiento, no ha cumplido con funciones de efectiva utilidad”.

“Al cabo de 16 años de funcionamiento, no ha cumplido con funciones de efectiva utilidad”. La frase forma parte de los fundamentos del proyecto que establece la desarticulación del Instituto contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), cuya impulsora es la representante de Esperanza Federal en la Cámara alta, Adriana Bortolozzi.

La legisladora formoseña considera que “la Carta Magna y el derecho positivo argentino, en especial el derecho penal, brinda el andamiaje normativo a cada provincia y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para cumplir con la obligación de no discriminar”, y detalla: “El INADI vulneró las autonomías provinciales y provocó situaciones escandalosas, como la que llevan a Tribunales a sus recientes presidente y vicepresidente”, en referencia a Claudio Morgado y María Rachid.

Por otra parte, asegura que la institución “constituye una carga cada día mayor al erario público en nuestro país, que conforme con la ley, está todavía en emergencia”. En ese sentido, la senadora explica: “Gasta 50 millones por año y su personal aumentó a 550 personas desplegados en todo el país. Ha servido al ‘acomodo’ de empleados sin trabajar, según lo ha denunciado una autoridad del mismo instituto, hasta su intervención reciente. Ha protagonizado situaciones vergonzantes, con denuncias cruzadas de sus autoridades, ha fomentado la violencia y la intolerancia”.
La senadora manifiesta que “organizaciones de esa naturaleza sirven para dañar, y para tratar de sacar provecho electoral de situaciones que no resuelven”, sino que se “acrecientan”, y agrega: “Sostener con el erario público un instituto de esta naturaleza significa dar por sentado que en nuestra patria hay discriminación, xenofobia y racismo.

Bortolozzi explica que “Argentina es el país más generoso del mundo con todos los inmigrantes de todas las razas, a los que se les brinda atención hospitalaria de calidad y les abre sus escuelas y sus universidades gratuitas”, y se pregunta: “¿En qué otro país los extranjeros pueden estudiar gratis en las universidades públicas y tratarse en sus hospitales? ¿De qué extraños racismo y xenofobia padecemos? ¿A quién discriminamos?”.

La representante de Esperanza Federal en la Cámara alta señala que en nuestro país, “las personas homosexuales se pueden casar en el Registro Civil, pueden adoptar niños”, o que, por ejemplo, “la mujer está discriminada positivamente, porque disfruta del cupo en los cuerpos legislativos: una mujer es Presidente, dos mujeres son miembros de la Corte Suprema de Justicia, la violencia doméstica es perseguida y castigada, inclusive la Corte Suprema de Justicia ha organizado oficinas para la defensa de las víctimas”.

En diálogo con Parlamentario, la senadora expresó que uno de los “motivos” para impulsar la iniciativa de ley en cuestión fue la “disputa pública que tuvo en su momento Morgado con Rachid”, futura legisladora porteña por el Frente para la Victoria.

Bortolozzi sostuvo que el objetivo del INADI “fue desmerecido por estos funcionarios”, y resaltó que desde el organismo “comenzaron a ejercer funciones que vulneran autonomías provinciales”.

La formoseña aclaró que su propuesta “es que, dejando todo los empleados que ya tomados para que no caigan, se realice un enlace interprovincial de las funciones y que éstas pasen a las provincias, con un sistema de red para el cumplimiento de la ley”.
Al término de la argumentación del proyecto, Bortolozzi asevera que en el INADI “se han producido hechos de maltrato laboral” y “se han abonado gastos de familiares”. Y concluye: “No sólo es inútil, ese organismo es dañino”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password