De qué se ocupan los diputados cegetistas

El debate sobre la suba del mínimo no imponible generó polémica y puso en debate para algunos el rol de los diputados vinculados al líder cegetista, que no han presentado hasta ahora ninguna iniciativa en ese sentido.

Ningún dirigente con aspiraciones presidenciales puede ilusionarse seriamente con concretar sus sueños si no cuenta con una tropa legislativa importante. Si no es propia, deberá tejer las alianzas fuertes que le permitan contar con un sector afín en las cámaras. En esto debe haber pensado Hugo Moyano cuando tras confesar su sueño porque en un futuro un dirigente obrero llegara a la primera magistratura, presionaba para que el kirchnerismo abriera sus listas a dirigentes provenientes de ese ámbito. O más precisamente de la CGT.

Debe haberse ilusionado con recrear la división en tercios que asignaba el viejo peronismo y que se cumplió en cierta medida en la primera parte de este período democrático que el próximo año cumplirá 30. Hace años que los “dipusindicales” son una categoría poco extendida en los ámbitos parlamentarios, y el jefe de la central obrera confiaba en que la fuerte alianza recreada con el Gobierno nacional le permitiera ir armando una tropa propia en la Cámara baja.

No fue así. Se sabe que Cristina Fernández se ocupó personalmente de tachar o aprobar los nombres que Carlos Zannini le iba pasando en las listas de cada distrito, y así fue que en la bonaerense, donde Moyano más se ilusionaba con sumar gente propia, apenas pudo “colar” el nombre de su hijo Facundo. Una muestra de que las cosas no serían como los popes sindicales habían pensado fue lo que pasó en Santa Fe, donde el titular del gremio de Dragado y Balizamiento Juan Carlos Schmidt decidió bajarse de la lista para diputados, cuando vio que le ofrecían un lugar lejano.

Dicen que fue esa la primera señal de discordia entre el Gobierno nacional y la CGT de Moyano, quien en ese momento debe haber advertido definitivamente que la relación con la presidenta no sería similar a la que mantenía con su esposo.

Con el ingreso único de Facundo Moyano en las elecciones que ganó el Frente para la Victoria el año pasado, el hijo del jefe cegetista se sumó a quienes tienen mandato hasta el próximo año: Héctor Recalde y Omar Plaini, abogado de la CGT y titular del gremio de vendedores de diarios, respectivamente. Así las cosas, la representación cegetista en la Cámara de Diputados es de apenas tres miembros.

Cuestión de Ganancias

Es innegable que como presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo, Héctor Recalde impulsó numerosas iniciativas de corte laboral. De hecho, entre los proyectos que acaban de recibir el aval de esa comisión figura la propuesta para establecer la inembargabilidad del salario mínimo. Pero uno de los proyectos de su autoría que más polémica y expectativas despertó fue sin dudas el de participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas. En el marco de la buena relación entre el kirchnerismo y el moyanismo, muchos dieron por sentado que a pesar de las resistencias empresariales, el proyecto avanzaría sin problemas, sobre todo porque la oposición también lo respaldaba.

Pero todo cambió cuando la propia presidenta de la Nación aclaró que no respaldaba esa iniciativa. Y terminó de bajarle el pulgar el 22 de noviembre del año pasado, cuando al hablar al cierre de la 17° Conferencia Industrial, organizada por la Unión Industrial Argentina, la mandataria puntualizó claramente que “la distribución de utilidades debe decidirla empresas y trabajadores no pueden ser impuesta”. En ese sentido, abogó porque el tema se resuelva en convenios colectivos y no mediante una ley del Congreso.

Fue otra señal de que la relación entre la presidenta y la central sindical no pasaba por su mejor momento.

Estallada la guerra entre el Gobierno y la CGT, Hugo Moyano generalizó sus reclamos en torno al mínimo no imponible, y fue entonces el momento en el que un medio advirtió que si bien el líder camionero hace rato que reclama contra el Impuesto de Ganancias que se queda con buena parte de los salarios de los trabajadores, sus diputados no impulsaron ninguna iniciativa en ese sentido.

En pleno fragor del conflicto Gobierno-CGT, en la conferencia de prensa en la que la central obrera anunció su llamado a un paro general para el miércoles 27, el diputado Omar Plaini respondió a esos cuestionamientos señalando que los diputados sindicales “tienen listos distintos proyectos para tratar en el Parlamento y cuando la CGT lo crea conveniente los presentaremos”.

En ese marco apareció el diputado del Gen Gerardo Milman para reprochar que en su momento, cuando presentó un proyecto sobre el Impuesto a las Ganancias, le pidió a Facundo Moyano que lo acompañara con su firma. “Me parecía que simbólicamente era importante -dijo-. Pero el diputado, después de varios días, dijo que no lo acompañaba”.

El día anterior al paro con movilización, Facundo Moyano anunció la presentación de un proyecto que modifica el mínimo no imponible y las alícuotas. Lo anunció a través de su cuenta de Twitter y precisó que el proyecto consta como expediente 4307 D 2012, y lo acompañan sus compañeros Recalde y Plaini.

Qué proyectos presentaron

Recalde ha motorizado desde que está en el Parlamento, a partir de 2005, cientos de proyectos, la mayoría referidos a cuestiones sindicales. De hecho, el año pasado, según consta en el Indice de Calidad Legislativa, figuró tercero en cuanto a proyectos de ley presentados, con 36 iniciativas, mientras que en 2010 había resultado primero, con 90 iniciativas.

El último proyecto de ley que ha presentado el titular de la Comisión de Legislación del Trabajo es para que las remuneraciones de los trabajadores no encuadrados en convenios colectivos de trabajo serán al menos un 20% a la que perciban los encuadrados en convenio. Entre las últimas iniciativas presentadas, figura una en la que pide medidas para garantizar el pago del 20% del paquete accionario a los extrabajadores de Forja Argentina; y otra que reclama sobre el régimen previsional de los trabajadores no docentes de universidades públicas.

El 19 de marzo, insistió con su proyecto de ley de participación laboral en las ganancias de las empresas.

Diputado nacional desde 2009, Omar Plaini presentó desde entonces nueve proyectos de ley, y otros tantos de declaración y de resolución. El último proyecto de ley que presentó en lo que va del año es una modificación del artículo 2326 del Código Civil, sobre “cosas divisibles”, en tanto que en marzo había presentado otra iniciativa para incorporar a la Ley de Contrato de Trabajo un artículo sobre provisión, limpieza, mantenimiento y reposición de indumentaria y equipamiento del trabajador.

El año pasado había impulsado un proyecto para que el 7 de marzo sea considerado el Día del Oyente de Radio (que justamente fue aprobado en Diputados el día del paro); otro que prohíba en toda la Argentina la producción, importación y uso como agente sanitario de fosfina y fosfuros metálicos que pueden ser contenidos por los agroquímicos.

También presentó una iniciativa sobre régimen de trabajo de ejecutantes musicales; otro para crear el programa de inclusión laboral para jóvenes en situación de vulnerabilidad social; y una sobre el ejercicio del oficio profesional de los guardavidas.

En 2010, Plaini le había apuntado también al Código Civil de la Nación, para limitar el derecho real de propiedad en materia de inmuebles, y su primer proyecto fue para modificar la Ley de Contrato de Trabajo, en su artículo 77, sobre el deber de protección, ropa de trabajo, alimentación y vivienda.

Facundo Moyano es el más nuevo de los diputados cegetistas. Ingresó el 10 de diciembre pasado y con el anunciado por Twitter sobre el mínimo no imponible, sólo ha presentado tres proyectos de ley. El primero fue el 15 de marzo, para modificar la Ley de Contrato de Trabajo, e introducir modificaciones sobre la subcontratación y delegación. El siguiente también apunta a la misma Ley (la 20.744), modificando el artículo 31, sobre empresas subordinadas o relacionadas.

Los tres diputados se mantuvieron hasta ahora alineados con el oficialismo. Sólo marcaron diferencias cuando el tratamiento del proyecto para crear un nuevo estatuto del peón rural, en las extraordinarias de 2011, cuando Omar Plaini y Facundo Moyano se ausentaron a la hora de votar, tal cual habían hecho durante el tratamiento en comisión. Tampoco esa vez estuvo Héctor Recalde, quien se recuperaba de una intervención quirúrgica.

No es de esperar que en lo inmediato estos tres diputados formen un bloque separado en la Cámara baja, aunque todo estará atado a la evolución de una guerra que lejos está de amainar. Por lo pronto, muchos dan por separado a Héctor Recalde, a partir de su ausencia en el acto de Plaza de Mayo. En la ocasión, el abogado de la CGT se quedó en el recinto de Diputados, donde casualmente se trataron y aprobaron una srie de normas que salieron de la comisión que él preside.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password