La oposición reclama por las medidas aplicadas en liceos militares

Es por la decisión de reorientar los sistemas de estudios en esos institutos. Reclaman la presencia del ministro de Defensa en el Congreso para dar explicaciones, en tanto que un legislador advierte que esa medida “destruirá una institución valiosa para nuestros jóvenes”.

Muchas reacciones adversas ha generado la decisión del Ministerio de Defensa de anunciar una reforma en los liceos militares, presentada como la intención de evitar las prácticas bélicas por parte de menores de edad, reemplazándolas por otras que promuevan “nuevos modelos” que “sensibilicen” a los alumnos en la defensa nacional.

El primero en criticar esa medida fue el extitular de la Comisión de Defensa de la Cámara baja, Julio César Martínez, quien le reclamó a Arturo Puricelli “que se atreva a confesar que el kirchnerismo no quiere liceos porque no quiere Fuerzas Armadas”.

A través de un comunicado, el radical riojano dijo que “hace tiempo pensábamos que los liceos debían ser gratuitos, para ampliar las posibilidades de acceso a los mismos de todos los sectores sociales, y acompañamos al Ministerio de Defensa en este decisión. Pero eliminar la instrucción militar en los mismos y desterrar su función formadora de oficiales de reserva para las Fuerzas Armadas, significa, lisa y llanamente, convertirlos en colegios secundarios comunes y corrientes”.

Pero el tema no quedó ahí. Ahora el diputado nacional por el Partido Demócrata de Mendoza Omar de Marchi presentó un proyecto a través del cual invita al ministro de Defensa a concurrir a la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados, a los efectos de informar sobre eventuales cambios que se producirían en la estructura organizacional y curricular de los Liceos Militares. Más severo, otro radical, el tucumano Juan Casañas, pidió derogar la Resolución 59 que propone esos cambios sustanciales, advirtiendo que “esta medida destruirá una institución valiosa para nuestros jóvenes”.

“Los liceos militares constituyen una larga tradición educativa desde 1938 y cuentan con un intachable prestigio en la sociedad, producto del nivel de exigencia y excelencia que se inculca en sus aulas, formando ciudadanos íntegros impregnados de valores insustituibles” explicó el diputado mendocino Omar De Marchi. A su juicio, “la Resolución 59/2013, emitida por el Ministerio de Defensa, modifica totalmente la sustancia que da identidad a estas escuelas, y lo más grave, por causas que la sociedad desconoce”.

Aseguró el diputado que “hay múltiples reclamos de familias que ven vulnerados sus derechos de elegir esta educación para sus hijos por un inaceptable abuso de ideologismo, por parte de quienes temen la diversidad cultural, y que aparentemente se sienten más cómodos en aquellas sociedades de discurso único y uniformidad cultural y social”.

Finalmente, De Marchi senaló que “no queda claro si esta medida esta solo vinculada a los institutos castrenses o forma parte de una estrategia integral del gobierno orientada a desarticular los institutos de educación privada con connotaciones particulares, como por ejemplo los institutos de educación religiosa”.

Por su parte, el radical Juan Casañas propuso un proyecto para derogar la Resolución 59 del Ministerio de Defensa, por la cual se introducen cambios radicales en la educación de los Liceos Militares, buscando equipararlos a los secundarios comunes. “Los liceos Militar, Naval y Aeronáutico han demostrado dar una formación de excelencia, y muchos de sus egresados han sabido insertarse con éxito notable ya sea en el ámbito profesional, los claustros universitarios y el quehacer político, económico y social. Esta resolución destruirá una institución educativa de inmenso valor para nuestros jóvenes”, destacó Casañas.

“Hay un gran error en esta resolución en considerar a la educación de liceo elitista, poco más comparándola con una ‘Escuela de las Américas’. O cuando considera que en centros de esta naturaleza se violentan los derechos consagrados para nuestros niños. Esto es una completa tergiversación de lo que realmente sucede en el liceo. Por eso, y porque no se han tenido en cuenta a todos los involucrados para la toma de semejante decisión, como los padres de los cadetes, espero que podamos derogar esta medida tan errónea”, explicó Casañas.

La resolución 59 propone, entre otras cosas, la sustitución de las prácticas y materias de formación militar por otras materias, la equiparación de los colegios militares a las instituciones educativas comunes, el reemplazo de los uniformes militares, la prohibición de utilización de insignias o distintivos militares por parte de los cadetes, y la eliminación de los requisitos de ingreso que hoy aplican los liceos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password