Gargarella negó que los proyectos de CFK vayan a “democratizar la Justicia”

El constitucionalista criticó la reforma judicial anunciada por la presidenta por ignorar la “dependencia política” de los jueces y la existencia de una “Justicia de clase”. También cuestionó que busque “limitar la responsabilidad del Estado” y no priorice el “acceso de los sectores marginados” a los tribunales. Deslizó que el Gobierno buscaría “disciplinar” a los jueces.

El docente y abogado constitucionalista Roberto Gargarella cuestionó duramente la reforma judicial anunciada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en su último mensaje a la Asamblea Legislativa al asegurar que no busca la “democratización” del Poder Judicial “en relación a la igualdad de acceso” y un “fortalecimiento del vínculo” entre el pueblo y los jueces.

En el marco de la jornada de debate “La Argentina injusta” desarrollada en el Anexo de la Cámara baja, Gargarella sostuvo que “a pesar de la gran cantidad de iniciativas de reforma constitucional presentadas en América, la mayoría se ha ocupado de incluir derechos pero se olvidó de la democratización” del poder estatal que aseguró “sigue en unos pocos”. “Hay un sentido bobo y perverso que asimila democratización a politización de la Justicia”, advirtió.

El constitucionalista remarcó que la “democratización de la Justicia es reformar los vínculos entre el pueblo y el gobierno”, mientras que la “politización es mayor control del partido mayoritario en la selección y disciplinamiento de los jueces”.

Al abogar por la primera opción, Gargarella instó a pensar la reforma a partir de cuatro “problemas que afectan a la Justicia argentina”.

El primero, aseguró, es la “dependencia política de la Justicia”, un tema que al estar “ausente en la agenda oficial (ya) dice qué es lo que se quiere hacer de la reforma” impulsada por el Gobierno. “(Norberto) Oyarbide es la metáfora de lo que se llegó en la politización de la Justicia”, señaló.

En segundo lugar, Gargarella apuntó a las “alianzas” que se tejen entre “la política y la dirigencia empresarial y sindical”. Criticó en ese sentido la iniciativa anuncia por la presidenta para “limitar la responsabilidad del Estado frente a los daños” señalando que “debería pasar todo lo contrario” dado “los problemas que esta alianza ha creado” como ser en el asesinato Mariano Ferreyra y la tragedia de Once.

Como tercer problema el abogado habló de la “existencia de una Justicia de clase”. “¿Cómo es posible que en toda América, con sociedades heterogéneas exista una composición homogénea de pobres en las cárceles?”, lanzó.

En ese sentido, criticó la propuesta presidencial para la elección popular de los miembros del Consejo de la Magistratura: “Estamos pensando mal el mecanismo de elección de los jueces. Lo más importantes es cómo se ejerce” el poder de los jueces, sostuvo.

Finalmente, Gargarella señaló que la reforma tribunalicia en Argentina debe tener como “prioridad el acceso de los sectores marginados a la Justicia”.

“El enfoque de ahora es equivocado y contrario a la democratización en relación a la igualdad de acceso”, concluyó sobre la reforma judicial impulsada por la Casa Rosada.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password