Legisladores de todos los partidos recordaron el 24 de Marzo

A través de comunicados y en las redes sociales, los 37 años que se cumplen del golpe de 1976 fueron evocados con el permanente reclamo que establece la consigna “memoria, verdad y justicia”.

El titular de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, resaltó la fecha que se recuerda este domingo con la frase “Memoria, Verdad y Justicia”, y destacó a través de su cuenta en Twitter que “nuestro desafío es continuar la lucha por la Igualdad con el Estado al servicio del bien común”.

La senadora nacional santacruceña María Ester Labado apeló a los líderes del kirchnerismo, al resaltar que “iniciamos con Néstor un proceso continuado por Cristina en el camino de la verdad, justicia y memoria. Hoy nuestro país presenta instalada definitivamente una política de Derechos Humanos”.

“La presidenta Cristina Fernández manifestó recientemente que debemos luchar por más igualdad. Lo dijo al inaugurar un espacio de investigación en el predio donde funcionó el centro clandestino de detención Mansión Seré, en el partido de Morón en Buenos Aires, durante la última dictadura militar. Destacó que ese es el mandato de los 30.000 desaparecidos”, dijo la senadora a través de un comunicado en el que destacó que “los 37 años del golpe militar presenta hoy a la justicia realizando 12 juicios orales por delitos de lesa humanidad en las provincias de San Juan, Jujuy, Santa Fe, Tucumán, Chaco, Chubut, Córdoba y en la Capital Federal. Y en Entre Ríos se realizaron dos juicios por delitos de lesa humanidad y están en trámite otros dos”.

Agregó Labado que “con la memoria, continúan las búsquedas para que se conozca el lugar dónde se encuentran los cuerpos de los desaparecidos” y concluyó que “en conmemoración del Día de la Memoria debemos vivir especialmente un día de reflexión y debate sobre el período más trágico y doloroso de la historia argentina. Hoy, seguimos transitando el camino de la política en derechos humanos del gobierno nacional y son los jóvenes los abanderados también de esta memoria”.

El diputado nacional del Frente para la Victoria por la Ciudad de Buenos Aires Roberto Feletti evaluó que “el 24 de marzo de 1976 abrió el ciclo más nefasto de la historia económica, política y social de la Argentina, que se terminaría clausurando en 2001”.

En ese sentido, indicó que “la política virulentamente represiva y criminal de la dictadura, aunada al plan económico del entonces ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz, logró quebrar el bloque popular que hasta entonces lideraba la dinámica económico-social del país, consolidando así un nuevo bloque dominante y endeudando al Estado para obturar su rol de distribuidor social”.

“Esos tres factores –agregó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja- serán los que la democracia Argentina arrastrará entre 1983 y 2003 como una herencia pesada y que recién van a ser revertidos con la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia de la Nación”.

“A 37 años de uno de los días más tristes de nuestra historia, es preciso seguir trabajando por la defensa de los derechos humanos”, dijo por su parte el legislador porteño Daniel Lipovetzky, quien explicó que “cada 24 de marzo, es un día de reflexión no sólo sobre el pasado, sino también y fundamentalmente sobre la visión de los Derechos Humanos de cara al futuro”. El vicepresidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura, agregó que “si bien hoy podemos decir que se han desterrado muchos de los fantasmas del pasado, existen nuevas amenazas que atentan contra estos derechos esenciales de la humanidad. Por ello, debemos seguir apostando a la memoria, a la promoción y a la protección de los Derechos Humanos, sin olvidarnos de que son patrimonio de todos los argentinos, y no potestad de un gobierno de turno”.

En el marco de una nueva jornada por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, la diputada nacional Silvina García Larraburu sostuvo que “la última dictadura cívico-militar propuso fundar en el país un régimen de gobierno oligárquico-financiero, completamente alejado de las demandas populares. La llamada ‘Junta’ hizo de la guerra su política neurálgica, pero no a una supuesta ‘guerrilla’, que ya se encontraba en retirada a la hora del golpe; sino a la comunidad toda. Embistiendo contra un pueblo que se había organizado para exigir los derechos sociales, económicos y políticos que le correspondían; quebrando la unidad de las masas a fuerza de fusil y picana, e implementando la lógica del terror amenazante: cualquiera podía ser sospechoso, cualquiera podía terminar en la ESMA. Lograron de esta manera frenan la movilización popular que caracterizaba al pueblo argentino, y con el camino libre, instauraron un plan económico de miseria y hambre”.

Agregó la diputada kirchnerista rionegrina que “desde que Néstor bajó los cuadros, el Estado Nacional comenzó a hacerse cargo de los innumerables atropellos que cometió el genocidio organizado y actuó en consecuencia. Sin lugar a dudas, lo sobresaliente del período iniciado fue la derogación de las leyes de obediencia debida y punto final; y la correspondiente apertura de los juicios por los delitos de lesa humanidad”.

García Larraburu estimó que aún persisten injusticias que la democracia debe subsanar, motivo por el cual “estamos presentando el proyecto de Ley: Régimen de Reparación Integral a los Cesanteados por la Dictadura Militar”.

El proyecto establece que se indemnizará a todos aquellos ex agentes y empleados del Estado nacional, provincial, municipal, empresas públicas, universidades nacionales y asociaciones u organismos intervenidos durante la última dictadura cívico-militar que hayan sido cesanteados, declarados prescindibles u obligados a renunciar, por motivos políticos o gremiales con anterioridad al 10/12/83. Aclarando, también, que el beneficio podrá ser percibido por los familiares de los trabajadores cesanteados, si es que ellos se encontraran en situación de desaparición forzada o hubiesen fallecido. Para llevar adelante esta tarea se prevé la creación del Registro Nacional de Cesanteados Políticos, a cargo de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Por otra parte, la propuesta de la diputada también apunta a remediar la situación jubilatoria de los cesanteados, en los casos que habiendo cumplido su edad jubilatoria no acrediten los años necesarios para recibir el haber correspondiente. Ante esta circunstancia, la ANSeS deberá adjudicarles los años faltantes e ingresarlos en el régimen previsional.

“Este 24 de marzo -declaró por su parte el diputado socialista Jorge Rivas- podemos marchar a Plaza de Mayo, como siempre, para mantener viva la memoria de la dictadura de los terroristas de estado, pero ya no es necesario que reclamemos, como otros años, que se pusiera fin a la impunidad ni que se revirtiera la política económica que sumió al país en una catástrofe social y económica, porque mucho hemos avanzado en ambos sentidos”.

El referente de la Confederación Socialista Argentina dijo que “sin embargo, sabemos que todavía nuestra sociedad padece secuelas de aquellos años que nos obligan a seguir militando por la igualdad y por la ampliación de derechos, y para preservarnos de los intereses destructivos de los grupos económicos que ya no apelan al viejo golpe militar, pero que siguen alentando el mismo proyecto con otras armas, y que cuentan con los servicios de político inescrupulosos o meramente incautos, disfrazados de demócratas”.

Uno de los camaristas que juzgó a las juntas militares, el actual diputado nacional Ricardo Gil Lavedra recordó el tema en su cuenta de Twitter, señalando que “a 37 años del inicio de la noche más larga de nuestra historia, marchamos para volver a decir #NuncaMás”, y recordó luego “a Raúl Alfonsín y su lucha por la democracia #NuncaMás”, como así también “la lucha y el compromiso de Solari Yrigoyen y Amaya. Por ellos hay memoria, y por fin habrá también justicia! #NuncaMás”.

El senador Daniel Filmus enumeró: “108 nietos recuperados, 404 genocidas condenados y casi 400 nietos apropiados que falta recuperar. Hoy, y todos los días decimos #NuncaMas”, en tanto que Victoria Donda, Fernando “Chino” Navarro y María Elena Naddeo, entre otros, convocaron a sendas esquinas para marchar este domingo a Plaza de Mayo.

La senadora Marina Riofrio resaltó el valor del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, señalando que “no olvidamos,y eso nos sirve para construir una sociedad más igualitaria e inclusiva”.

“A 37 años de la dictadura militar, Verdad, Justicia y Memoria por los 30 mil desaparecidos y por todo el pueblo argentino. #NuncaMas”, dijo por su parte Daniel Amoroso, en tanto que el vicepresidente Amado Boudou, el diputado radical Mario Fiad, la legisladora porteña Lidia Saya destacaron la frase “Memoria, Verdad y Justicia”.

“Justicia justicia perseguirás para vivir y heredar tu tierra. Nunca Más”, expresó el diputado Carlos Comi, quien recordó también a Ernesto Sábato y a los miembros de la CONADEP, “que al decir de Don Ernesto descendieron a los infiernos”.

“Hacemos #Memoria con la #Verdad y la #Justicia, proclamando #NuncaMás el terror entre hermanos en la familia Argentina”, señaló el legislador Sergio Bergman.

El diputado Juan Carlos Junio clamó un “nunca más un golpe de estado en Argentina ni en América Latina. Memoria, Verdad y Justicia”, al tiempo que la diputada Laura Alonso volvió a mostrar su costado más filoso al acordarse del Gobierno actual, diciendo entre otros mensajes que “los Kirchner no defendieron a un solo preso político en Sta Cruz. Ejecutaban hipotecas de los pobres p hacerse ricos #RelatoHundido”, y en otro “Me alegra q digamos #NuncaMás a golpes d Estado y dictaduras. El día q digamos #NuncaMás a la corrupción, este país habrá cambiado”.

El legislador provincial bonaerense Juan Carlos Juarez se manifestó participando con las Madres de Luján “por la Memoria, Verdad y Justicia!!!”, mientras que la líder del Gen Margarita Stolbizer expresó “nuestro repudio a la dictadura genocida y nuestro homenaje a las victimas del terrorismo de Estado. Nunca más!!”.

Graciela Ocaña expresó “Verdad, Justicia y Condena. A 37 años de la dictadura militar mas sangrienta Memoria, #NuncaMás”.

El senador Rubén Giustiniani recordó “a 37 años del golpe que iniciara la hora mas larga y más negra de nuestra historia: Memoria, Verdad y Justicia!”, y luego expresó que “como un ejercicio de memoria, recordamos con dolor los momentos en que nuestro pueblo sufrió el oprobio de la dictadura”.

El Frente Amplio Progresista de Mar del Plata marchó con una importante columna en la
conmemoración del 37º aniversario del golpe de estado cívico militar, encabezado por los legisladores provinciales marplatenses del bloque FAP, los diputados Pablo Farias y Alfredo Lazzeretti, y los referentes locales Victoria Vuoto, de Libres del Sur, y Alicia Rayley, de Unidad Popular. Los referentes sostuvieron que el tener memoria también debe reflejarse en el trabajo para garantizar los derechos humanos que hoy no se cumplen, y en ese sentido se manifestaron contra la criminalización de la protesta social, el espionaje a las fuerzas sociales y políticas opositoras a través del Proyecto X, los violentos desalojos, el sostenimiento de un modelo que mantiene la pobreza extrema de millones de argentinos, negándoles el acceso a un trabajo digno. Asimismo, “permitir que muera una mujer víctima de violencia de género cada veinticuatro horas en nuestro país a causa de un estado ausente no es bregar por la vigencia de los derechos humanos, es violentarlos”, agregaron.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password