La oposición redobla su pedido de desplazamiento del general Milani

Es ante lo que consideran como “reiteradas y graves denuncias” que pesan sobre el jefe del Ejército. Advierten que “dirige entes de inteligencia y puede presionar a periodistas, jueces y dirigentes sociales”.

Varios legisladores reiteraron a lo largo de los últimos días el reclamo de que el jefe del Ejército sea desplazado del cargo en el que fue investido hace un año. El diputado nacional Ricardo Alfonsín (UCR-Buenos Aires) aseguró que “la idea de que Milani no puede ser desplazado del cargo porque aún no se ha probado su culpabilidad, supone no entender que la lógica punitiva de la justicia penal no es la única aplicable a la designación o remoción de los funcionarios elegidos por la presidenta”.

Agregó que “la confianza, la certeza, o la seguridad que los mismos despiertan en la sociedad es un elemento que no puede dejar de ponderarse. Desde este punto de vista creo que las reiteradas y graves denuncias que pesan sobre Milani, sin que ello signifique prejuzgamiento alguno, ameritan su desplazamiento”.

Por su parte, el diputado del Frente Renovador y secretario de la Comisión de Defensa Alberto Asseff pidió a la presidenta que pase a retiro al general César Milani. Lo hizo a través de un proyecto en el que sostiene que “Milani está cuestionado severamente y ahora se ha sumado la señora Nora Cortiñas, cuya credibilidad es reconocida por todos. El jefe del Ejército genera muchas dudas por su pasado, pero también por sus actuales actividades de inteligencia”, sostuvo el legislador que se preguntó “¿qué servicios le está prestando al gobierno? ¿Por qué la presidenta lo sostiene? Para preservar la imagen del Ejercito Milani debe pedir el retiro o la presidenta ordenarlo”, remarcó.

A su vez, el diputado radical y miembro de la Comisión de Seguridad de la Cámara baja Miguel Bazze (UCR Buenos Aires) afirmó que “el Gobierno tiene que asumir su responsabilidad frente a la sociedad y desplazar inmediatamente al general Milani de la jefatura del Ejército”.

“Si no lo hace, en un hecho de fenomenal gravedad institucional, del que inexorablemente lo haremos responsable, está exponiendo la seguridad de cada uno de los argentinos al permitir que un militar sospechado por hechos vinculados con la violación de derechos humanos, conserve nada menos que el poder de dirigir organismos de inteligencia militar con los que puede interferir en la vida y en las acciones de periodistas, funcionarios de la Justicia, dirigentes sociales y políticos”, dijo Bazze quien también integra la comisión bicameral de seguimiento de servicios de inteligencia del Congreso.

Para el diputado nacional “estas acciones de inteligencia, que deben ser absolutamente limitadas y controladas y que nunca pueden estar dirigidas a resolver situaciones subalternas, solo pueden estar en manos de personas de intachable conducta”.

“El Gobierno no está hoy en condiciones de ninguna manera de garantizar un accionar correcto en este sentido por lo que el general Milani no puede permanecer al frente del Ejército”, señaló.

Agregó que “la triste historia que padecimos los argentinos reclama que la conducción de las fuerzas armadas esté en mandos de personas de insospechable trayectoria”.

“En este caso no corresponde considerar que cualquiera es inocente hasta tanto se demuestre lo contrario, ese podrá ser un principio rector para la administración de justicia, pero de ninguna manera puede orientar el accionar del gobierno que debe garantizar que las personas que designa como funcionarios del Estado, sobre todo en áreas tan sensibles como la jefatura del Ejército y el mando de la inteligencia militar, estén absolutamente desvinculadas de cualquier posibilidad de haber participado de hechos de violación de derechos humanos”, explicó.

Y resaltó que “en este caso no se trata de esperar a que la Justicia determine si el general es responsable o no, se trata de que está denunciado por familiares y que un fiscal ha pedido su indagatoria, por lo que ante la sola posibilidad de que pueda estar vinculado a los hechos no puede permanecer un solo día mas al frente de la fuerza”.

“Sería gravísimo que pretendiera esperar la resolución judicial, no tiene derecho a someternos a los argentinos a la degradante posibilidad de que efectivamente, después de treinta años de dolor y de esfuerzo por recuperar la justicia, nos encontremos con que tenemos como jefe del Ejército a un militar vinculado con lo peor de nuestra historia”, finalizó.

Cabe recordar que el jueves el diputado riojano Julio Martínez

, denunciante original de la causa Ledo, consideró que “resulta harto evidente que los servicios que Milani le presta a la presidente, entre ellos el espionaje interno sobre todos nosotros, absolutamente vedado por las leyes de Inteligencia y Seguridad Interior”.

Para Martínez, “la presidente tiene una obsesión patológica por el control absoluto del poder, de allí que sostenga a rajatabla a un personaje como Milani y lo dote de un presupuesto millonario para espiarnos a todos, y en particular para perseguir a los jueces que llevan adelante causas por corrupción de conspicuos miembros del gobierno y tratar de evitar que los propios oficialistas, que tienen abierto el libro de pases, salten el cerco oficial”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password