Al Ejecutivo sin escalas

Quiénes son los legisladores electos que podrían no asumir en sus bancas según ganen el balotaje Daniel Scioli o Mauricio Macri.

No se trata de candidaturas testimoniales propiamente dichas, eso es otra cosa. El mejor ejemplo se dio en las elecciones de 2009, cuando el propio Néstor Kirchner pobló las listas oficialistas con figuras que después no asumirían en sus bancas, cosa que él sí hizo, aunque su participación legislativa fue realmente testimonial.

Pero el paso de figuras elegidas para legislar, que luego pasan al Ejecutivo sin asumir, es una regla que suele darse ante elecciones presidenciales, por lo que queda claro que no se trata de candidaturas testimoniales. Esas están destinadas a no consumarse desde el momento que se las anuncia; en este caso en cambio, que asuman luego un cargo ejecutivo depende de otros factores: por lo pronto, ganar.

No son pocos los casos de futuros legisladores que tienen destino asegurado en diversos ejecutivos a partir del 10 de diciembre. Muchos ya lo presumían cuando el oficialismo pobló de actuales funcionarios las listas K, especulándose con la posibilidad de que Daniel Scioli los repusiera en sus cargos, o bien les encontrara un nuevo destino en otros sitios, cuestión de justificar una sensación de continuidad. Amén de que siempre se ufanó de que si bien nunca pudo poner gente propia en las listas legislativas, en la gobernación bonaerense nunca le armaron los gabinetes. Pero por ejemplo mucho se especuló en su momento sobre la posibilidad de que mantuviera en su cargo al actual ministro de Economía, Axel Kicillof, cosa que un Scioli deseoso de mostrarse como el candidato más indicado para continuar el modelo, aceptaba supuestamente de buena gana.

Esa alternativa comenzó a desdibujarse cuando Cristina lo confirmó como único candidato presidencial del Frente para la Victoria. Por esos mismos días comenzó a darse por seguro que ese funcionario defendería a partir de diciembre las políticas que él mismo implementó, pero desde una banca en el Congreso. Tal vez la presidencia de la Comisión de Presupuesto, si gana Scioli.

Y ya que estamos con el candidato presidencial oficialista, veamos cuáles de sus legisladores electos podrían no asumir en sus bancas si el actual gobernador bonaerense se impone en el balotaje. Yendo por orden, la primera posibilidad que aparece es la de Cristina Alvarez Rodríguez, la actual ministra de Gobierno bonaerense que es mujer de confianza del mandatario provincial y que ya supo ser candidata y no asumir en 2011. En esa oportunidad, cuando Cristina Fernández de Kirchner armó por primera vez ella sola las listas K, la sobrina nieta de Evita había sido la única sciolista que encontró un lugar en la nómina nacional bonaerense -el número 2-, pero finalmente ella no asumió, pues se mantuvo en el gabinete sciolista. Es de imaginar que Scioli podría convocarla para formar parte de su Gobierno, o bien dejarla en el Parlamento, habida cuenta de que no tiene prácticamente miembros propios que puedan representarlo. Se verá.

No es el caso de Diego Bossio, tercero en la nómina oficialista de la Cámara de Diputados, que tras haber coqueteado este año con la precandidatura a gobernador, terminó siendo candidato a diputado. Pero en los últimos tiempos apareció muy cercano al candidato presidencial, que llegó a incluirlo en su probable futuro gabinete como titular de la cartera de Infraestructura.

Si gana Scioli y el actual titular de la ANSeS se va al Ejecutivo, asumirá en su banca el socialista K Jorge Rivas, y si son dos los que se van de esa lista, entraría el apoderado histórico del PJ, Jorge Landau, ubicados en los puestos 15 y 16 de la lista del FpV.

Otro eventual ministro de Scioli es el actual gobernador entrerriano Sergio Urribarri, uno de los muchos precandidatos presidenciales kirchneristas que terminó bajando su postulación cuando el “baño de humildad”. El hombre fue anunciado como posible ministro del Interior y Transporte de un Gobierno de Daniel Scioli, por lo que no asumiría en la Legislatura provincial para la que se postuló encabezando la lista del Frente para la Victoria. El suyo fue un caso claramente testimonial: al anunciarse su candidatura ya se especulaba con que no fuera a asumir. De hecho, el entonces precandidato a gobernador de Entre Ríos por el FpV e intendente de Concordia, Gustavo Bordet -ahora gobernador electo- no descartó el mismo día que se anunciaba su candidatura legislativa que el mandatario pasara también a ser parte de su futuro gabinete, aunque no precisó en que lugar.

“Urribarri va a integrar la lista (de legisladores) y puede formar parte del gabinete provincial, lo cual para mí es una gran alegría”, sostuvo Bordet. Ya se verá qué es de la vida del entrerriano.

Otro gobernador cuyo destino legislativo no se concretaría -si gana el FpV- es el misionero Maurice Closs, a quien Scioli anunció como su futuro ministro de Turismo. En ese caso, asumiría la primera diputada suplente, Verónica Derna. Recordemos que el 25 de octubre también se eligió diputado al gobernador riojano Luis Beder Herrera, quien sin embargo no figuró en ninguna de las alternativas ejecutivas que maneja el oficialismo, y menos posibilidades tiene luego de haber perdido las elecciones el peronismo en La Rioja. Tampoco se anticipó nada para el gobernador tucumano José Alperovich, elegido senador nacional, y el sanjuanino José Luis Gioja, primer candidato a diputado nacional y cuyo estado de salud condiciona cualquier especulación para otro cargo.

Scioli habría pensado también en un destino ejecutivo para el senador santafesino electo Omar Perotti, aunque no anunció nada para él, y también se especula con un cargo encumbrado en la futura Cámara alta. Si gana Scioli.

También habría modificaciones en la lista de parlamentarios del Mercosur. En el cuarto lugar de la lista oficialista figura Daniel Filmus, quien sería ministro de Ciencia y Tecnología de Daniel Scioli, por lo que en su lugar asumiría el noveno de la lista de candidatos nacionales del FpV, el exintendente de Avellaneda Oscar Laborde.

Y siguiendo con las listas del Parlasur, otro que fue mencionado como eventual ministro de Cultura de Scioli fue su actual vicegobernador, Gabriel Mariotto, electo mercodiputado por la provincia de Buenos Aires. Si eso se concretara, su lugar en el Parlasur sería ocupado por Carlos López López.

El exgobernador santiagueño Gerardo Zamora tiene mandato en el Senado hasta 2019, pero también fue electo diputado del Parlasur, por lo que deberá elegir entre uno de los dos cargos. Si se queda donde está, asumirá en su lugar en el organismo regional José Emilio “Pichón” Neder. Si se fuera del Senado, teniendo en cuenta que él fue el primer suplente, asumiría la segunda, Blanca Felisa Porcel de Ricovelli.

La que se va seguro es la actual senadora fueguina Rosana Bertone, electa gobernadora de su provincia, en cuyo lugar asumirá José “Nato” Ojeda. Otro que se va al Ejecutivo de su provincia es el senador santacruceño Pablo González, electo vicegobernador, que le dejará su banca a Virginia María García.

La que también se va sí o sí es la diputada Verónica Magario, electa intendenta de La Matanza, y su lugar será ocupado por Gustavo Arrieta.

Y si gana Macri…

Cabeza de la nómina de Cambiemos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Patricia Bullrich adelantó a Parlamentario que si triunfa Mauricio Macri en el balotaje, ninguno de los legisladores elegidos el 25 de octubre irá al Ejecutivo. “Todos asumirán en sus bancas”, precisó. Lo cual dejaría fuera de carrera a los 26 diputados elegidos en octubre pasado. De todos ellos, el más mencionado para ir a un gabinete macrista era el operador del Pro Emilio Monzó, a quien se mencionaba para la cartera de Interior, pero los últimos días se dio por seguro que el actual ministro de Gobierno porteño sería nada menos que presidente de la Cámara de Diputados si gana Macri.

El que podría dejar la Cámara baja es el diputado Federico Sturzenegger, que según aseguraron fuentes del macrismo ocuparía un lugar en el organigrama de Economía en un Gobierno de Mauricio Macri. En ese caso, tendría que asumir el sexto de la nómina de 2013, Alvaro González, quien fue electo diputado este año, por lo que ya tiene mandato hasta 2019, ante lo cual si Sturzenegger se fuera le dejaría su lugar al séptimo de la lista, José Luis Patiño.

En esa misma nómina de 2013 figura el diputado Jorge Triaca, quien es mencionado como eventual ministro de Trabajo de Mauricio Macri. Si se fuera al Ejecutivo, le dejaría el cargo al mencionado Patiño, o a la octava de esa lista, Lidia Saya.

De la lista para el Parlasur también se menciona a la santacruceña Mariana Zuvic como eventual funcionaria, si gana Macri. En ese caso, quien ocupó el primer lugar de la lista nacional de Cambiemos le dejaría el lugar al octavo de esa nómina, Armando Daniel Abruza, un abogado dedicado a cuestiones de Derecho Internacional Público y Derecho Internacional Privado que fue diputado provincial bonaerense por la UCR.

También mencionan al diputado radical cordobés Oscar Aguad, a quien algunos sindicaron como seguro ministro de Macri. Cualquiera sea su destino, si se va su cargo lo ocuparía Gerardo Bellocq.

Hay otras modificaciones obligadas en Cambiemos, gane o no Macri. Como el senador Gerardo Morales, que al irse a la gobernación jujeña dejará su lugar en el Senado a Silvia Giacoppo.

También en la Cámara alta habrá modificaciones por el paso de legisladores a diversos ejecutivos. Diego Santilli será a partir del 10 de diciembre vicejefe de Gobierno porteño, por lo que en su lugar asumirá el hoy diputado Federico Pinedo. Pero si gana las elecciones Cambiemos, Gabriela Michetti se convertirá en vicepresidenta de la Nación, dejándole su lugar a Marta Varela.

En la Legislatura porteña muchos dan por seguro un destino ejecutivo para la diputada Graciela Ocaña. Algunos la imaginaban en el Ministerio de Salud de la Nación, pero para ese cargo ahora se menciona al diputado nacional radical José Cano, excandidato a gobernador de Tucumán. Si fuera ministro de un Gobierno de Macri, en su lugar asumiría Federico Augusto Masso. Y a Ocaña la dan por segura, en ese caso, en el Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta, en cuyo caso no asumirían los que le siguen en la lista, Marcelo Depierro y Diego Vilas, tercero y cuarto de la lista, porque fueron elegidos este año a través de ECO. El lugar de Ocaña sería ocupado por Silvina García de Aurteneche, hermana de la diputada Cristina García. Actualmente es la directora de Gestión y Participación Ciudadana de la Legislatura.

También se irá seguramente a un Ejecutivo el diputado porteño del Pro Federico Salvai, con destino en el gabinete bonaerense de María Eugenia Vidal, y completará su mandato Alejandro Finochiaro.

Por último, en lugar del nuevo gobernador cordobés, Juan Schiaretti, asumirá Martín Llaryora, en tanto que por el titular de la Coalición Cívica, Pablo Javkin, dejará su banca en la que tiene mandato hasta 2017 para convertirse en secretario general de la Municipalidad de Rosario, y en su lugar asumirá la demoprogresista Ana Copes.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password