“Los funcionarios van a aprender a respetar al Parlamento”

La explosiva Elisa Carrió precisó que lo van a hacer “por las buenas o por las malas”. Dijo compartir los dichos de Macri en la ONU, y luego evocó la actitud de Cristina Kirchner respecto de las cajas provenientes de Estados Unidos cuando la investigación de la Comisión Antilavado.

Tuvo un día extenso y sumamente agitado Elisa Carrió. Su actividad pública arrancó este miércoles al mediodía, cuando presidió la reunión de la Comisión de Relaciones Exteriores en la que se debatió sobre el polémico documento suscripto entre el Gobierno argentino y el del Reino Unido, y concluyó cerca de la medianoche, con su participación en el programa A dos voces, de TN.

Allí fue consultada sobre el dinero de las regalías de Santa Cruz y su recuerdo respecto de la Comisión Antilavado que presidió en 2001 y en la que también participó la entonces diputada nacional Cristina Fernández de Kirchner. Por esas investigaciones le tocó viajar a Estados Unidos para escrutar datos entidades financieras. Carrió comentó que ella no sabía que Kirchner tenía cuentas ahí, pero añadió: “Sí recuerdo que cuando llegaron las cajas Cristina estaba desesperada buscando papeles con sus asesores, esa noche no durmió”.

Se refirió a la investigación del periodista Nicolás Wiñazki, en la que reveló que el entonces gobernador Néstor Kirchner había triangulado mediante la financiera Mercado Abierto, de Aldo Ducler, 4 millones de dólares a bancos norteamericanos. “Viajé a Estados Unidos con ella. El día que llegan las cajas del banco Mercado Abierto, de Ducler, las que estaban en el Citi Bank, ella se pasa toda la noche desesperada buscando papeles con sus asesores”, recordó la diputada, que, repitió, no se sabía que el entonces gobernador tenía fondos depositados allí, proveniente de regalías de petroleras de Santa Cruz.

Carrió le apuntó a Eduardo Caffaro como “figura clave” de la operación. “Por eso Kirchner lo designa después en el Banco Central, después renuncia porque estaba muy comprometido en la causa Mercado Abierto”.

Y agregó: “Es también el banco de Aldo Ducler el que, de acuerdo al cuaderno que tenía el narcotraficante Amado Carrillo Fuentes, es el que le pide 50 mil dólares para la campaña (Eduardo) Duhalde y Palito Ortega”, continuó. “Con Palito trabajaba Jorge Capitanich. En el mismo ministerio empezaba a trabajar Kicillof. ¿Saben quién es secretario de Ducler? Sergio Massa”.

En el marco de las investigaciones que llevaban por lavado de dinero “Cristina pidió hacer el informe sobre los vínculos de Carrillo Fuentes, pero nunca presentó el informe, lo tuvimos que hacer después nosotros”. Luego disparó: “Néstor Kirchner era el jefe de una asociación ilícita, en ese momento Cristina lo encubría, aunque con la muerte de Kirchner la que pasa a ser la titular es ella”.

Pero se notaba que Carrió quería hablar de lo sucedido durante el día en la Comisión de Relaciones Exteriores. Y consultada sobre su diferendo con el Gobierno por la posición en torno a Malvinas, minimizó las diferencias y atribuyó la polémica a “cuestiones menores de comunicación”. Defendió de paso al presidente Mauricio Macri, del que recordó que “ha reivindicado la innegociabilidad de la cuestión Malvinas” en su discurso en la ONU, insistiendo en que está de acuerdo con lo que allí dijo.

Al mencionársele sus críticas a la canciller Susana Malcorra, aclaró tener “un enorme respeto” por ella, pero terminó advirtiendo que “los funcionarios van a aprender por las buenas o por las malas que tienen que respetar al Parlamento”, y reprochó que como presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores hubiera tenido que enterarse por los medios de la negociación con Gran Bretaña.

“Lo importante es que no se está negociando la soberanía” de las islas, aclaró luego, destacando que “ahora hay una verdadera república porque tenemos un Congreso que debate y donde se puede aprobar, con un acto de madurez institucional, un dictamen de la no cesión del territorio (de Malvinas) por una unanimidad”.

“No saben lo lindo que es vivir el Congreso con democracia. Hoy fue una sesión sin agresiones, con unanimidad, todo el mundo expresando sus opiniones. Yo quería ver esto, porque muchos sufrimos el otro Parlamento, el que no se podía hablar, ni discutir, y que le quitó derechos a la ciudadanía”, destacó.

Con relación a su eventual candidatura en 2017 en la provincia de Buenos Aires o la Capital Federal, se resistió a revelar qué hará, por cuanto eso dijo que es parte de la estrategia partidaria, que no van a revelar. “Puedo no ser o no ser candidata. Pero seguramente dispute para garantizar la transparencia. Acá tenemos que ir a la transparencia. Entre todos tenemos que garantizar la Republica”, puntualizó.

Reiteró que a fin de año se va a jubilar, porque cumplirá 60 años, y tiene 42 de servicio, “pero me puedo presentar como candidata a senadora o diputada en Capital o en Provincia. Mi estrategia no se la cuento a nadie, como cuando acordé con Macri en enero y los tomé a todos por sorpresa”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password