Con la presencia de gremios, la Cámara alta debatió sobre una nueva ley de financiamiento educativo

Fue en el marco de la Comisión de Educación y Cultura que preside la puntana Liliana Negre de Alonso. Participaron los dirigentes Sonia Alesso, de CTERA, y Eduardo López de UTE.

La comisión de Educación y Cultura del Senado empezó este miércoles a debatir, con la presencia de dirigentes docentes, un proyecto “superador” de la actual ley de financiamiento educativo que eleva los recursos del Estado a 10 puntos del PBI, en tanto espera que el Gobierno envíe una propuesta propia.

La presidenta de la comisión, Liliana Negre de Alonso (Compromiso Federal) precisó que una vez que ingrese la iniciativa del Poder Ejecutivo -que sería inminente-, invitará al ministro de Educación, Esteban Bullrich, a exponer sobre su contenido y armará un cronograma de consultas con gremios, autoridades provinciales y especialistas en materia educativa.

La iniciativa que comenzó a tratarse fue la que pertenece a la senadora Norma Durango (Peronismo Pampeano), quien se basó en un proyecto de la exdiputada justicialista Adriana Puiggrós, quien asistió a la reunión para explicar los ejes de su propuesta.

De la reunión participaron además la secretaria general de la CTERA, Sonia Alesso, y Eduardo López, de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), mientras que no concurrió el titular del SUTEBA, Roberto Baradel, a pesar de que se había anunciado su presencia.

López calificó al proyecto de Durango como “superador” de la actual ley, que data de 2005, ya que sostuvo que da “un paso adelante porque fija metas de calidad acompañadas por mayor financiamiento educativo”, que actualmente es de 6 puntos del PBI.

“Con la ley vigente se avanzó en la inclusión y se pasó el financiamiento educativo de 3 puntos a 6 puntos del PBI. También se dio nuevo impulso a las escuelas técnicas”, destacó López, pero apuntó que resta avanzar en las escuelas de jornadas extendidas, entre otras asignaturas pendientes.

La ley que apoyan los gremios establece que en un plazo entre 5 y 6 años el financiamiento educativo pase de 6 puntos del PBI a 8 puntos, más otros 2 puntos para Ciencia y Tecnología y las Universidades.

El proyecto de Durango también contiene “un abordaje de Núcleos de Aprendizaje Prioritario (NAP)”, que apuesta a terminar con los docentes “taxis” porque establece que los profesores estén en las escuelas “por cargo” y no por hora, y dispone un seguimiento individual de alumnos, docentes y sistema para evaluar la calidad.

Con estas nuevas metas que suman “calidad a la inclusión social”, se aspira a detener la deserción en el nivel medio, del que egresa la mitad de los chicos que empiezan primer año.

Negre de Alonso dijo que esta propuesta se debatirá junto con el que enviará el Gobierno, por lo que exhortó a los gremios docentes y demás interesados para que se anoten para exponer en las reuniones de consultas que organizará, con la esperanza de que el proyecto tenga media sanción de la Cámara alta antes de fin de año.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password