Culminaron en el Congreso las audiencias públicas por las represas en Santa Cruz

Por las dos jornadas pasaron funcionarios y legisladores nacionales y provinciales, representantes de ONGs y ciudadanos particulares. Los ministros Bergman y Aranguren dialogaron con la prensa al término del encuentro.

Tras la exposición de cerca de un centenar de personas durante dos jornadas consecutivas en el Salón Azul del Congreso de la Nación, concluyeron este viernes las audiencias públicas por el impacto ambiental de la construcción de las represas “Néstor Kirchner” y “Jorge Cepernic” en la provincia de Santa Cruz, donde las obras están frenadas por una medida cautelar.

Funcionarios y legisladores nacionales y provinciales, intendentes de ciudades de Santa Cruz, representantes de numerosas organizaciones no gubernamentales y numerosos particulares interesados en hacer escuchar su opinión, se sucedieron en las audiencias que se realizaron por orden de la Corte Suprema.

Al finalizar las exposiciones, los ministros de Ambiente, Sergio Bergman, y de Energía, Juan José Aranguren, dialogaron con la prensa sobre las conclusiones de las jornadas.

“Pido prudencia y responsabilidad en este tema. El Ejecutivo tomó una decisión, que es avanzar con las obras, y se va a cumplir con todo lo que hay que cumplir. Haremos todo lo que tenemos que hacer en el menor corto plazo posible para que se reanuden las obras”, resaltó Bergman.

El funcionario aprovechó para colar el caso del diputado Julio De Vido, quien expuso este jueves en el Salón Azul en calidad de titular de la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara baja.

“Lo que nos pasó al inicio de la audiencia no es un dato menor. Tener a De Vido, que no vino al Congreso antes y viene para esta audiencia y habla desde el lugar institucional que tiene -que a ninguno de nosotros nos resulta indiferente- es respetar las instituciones. Mientras no sea expulsado, tiene una representación institucional”, explicó.

Por su parte, Aranguren relató sobre las represas: “Cuando nosotros llegamos, este proyecto así como estaba era ilegal. No cumplía con el marco regulatorio vigente, no se hacían las redeterminaciones de costos con la ley vigente. Quisimos reformular el proyecto, que no tiene nada que ver con el proyecto que se evaluó en 2006 ni con el proyecto que terminó firmando la administración anterior”.

“Este es un proyecto totalmente nuevo de los dos ministerios de la Nación y de la provincia”, indicó, y añadió: “Es la primera vez que se hace una audiencia pública y un estudio de impacto ambiental para obras hidráulicas, y nos obliga de aquí en adelante a seguir este mismo mecanismo para cualquier proyecto nuevo”.

Durante el encuentro, que fue presidido por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, y moderado por Francisco Corcuera, se escucharon voces a favor y en contra de la realización de las obras.

Pinedo anticipó que “ahora los miembros de las comisiones de Energía y Medio Ambiente de las dos Cámaras iniciarán un período de trabajo para e evaluar todo lo que se ha escuchado y luego se elevarán los resultados al Poder Ejecutivo”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password