El Gobierno espera que otros sectores restrinjan familiares, incluido el Congreso

El ministro de Modernización, Andrés Ibarra, recordó las palabras del presidente el lunes y dijo esperar que “finalmente todo esto va a ser copiado” por otros sectores, incluido el Parlamento, porque “la sociedad nos pide austeridad y transparencia”.

Desde hacía tres meses se venía trabajando en el Gobierno en el decreto finalmente anunciado este lunes por el presidente Mauricio Macri para reducir la planta política de la administración pública nacional, que finalmente alcanzó un 25% de esos cargos. Pero según pudo saber parlamentario.com, la medida no era inicialmente tan amplia y si bien los funcionarios lo niegan, todo indicaría que la mayor amplitud habría recibido un fuerte impulso a partir de la situación planteada en torno al ministro Jorge Triaca, al que el presidente optó por mantener en el cargo.

Por lo menos el tema de incluir la prohibición de contratar a familiares de ministros y equivalentes en la administración pública estaría relacionada con Triaca, un funcionario que justamente está a la cabeza en cuanto a los que tienen -o tenían- más parientes trabajando en el Estado.

La pregunta que todos se hacen el día después de los anuncios es si esa medida podría alcanzar a otros organismos. En rigor, es el deseo del Poder Ejecutivo, según lo esbozó el propio presidente Macri al anunciarlo el lunes en el CCK: “Esperamos que muchas administraciones copien esto y sigan con esta tendencia de transparencia”, deslizó Mauricio Macri.

Sin embargo, en el Gobierno no se hacen demasiadas ilusiones, por lo menos en cuanto a las provincias manejadas por la oposición. Difícilmente se adopte una medida similar para la designación de familiares en las administraciones públicas, pero diferente es el tema en lugares administrados por Cambiemos, donde los ejecutivos “temen” que se baje ese mandato desde el poder central, para actuar de manera ejemplificadora. Muchas municipalidades de Cambiemos están atentas y expectantes a ver si la gobernadora María Eugenia Vidal decide dar un paso en el sentido anunciado por Mauricio Macri el lunes.

Amén de ello, los ojos miraron inmediatamente al Congreso de la Nación, cuyas autoridades en ambas cámaras sí responden al Gobierno nacional. En principio, la reacción fue evasiva. Allí no se sintieron aludidos por la medida dirigida a la administración pública central y según confiaron por ejemplo fuentes cercanas a la titular del Senado, Gabriela Michetti, no consideran que deban entrar en el recorte “porque todo lo que había que hacer ya se hizo”, según publicó este martes el diario La Nación.

En efecto, ambas cámaras están hoy abocadas a la detección de ñoquis, y en ese sentido hay que recordar los efectos de la implementación del sistema biométrico aplicado en la Cámara baja, que permitió detectar 700 irregularidades y casi 200 casos de personas que en dos meses no fueron nunca a trabajar. En la Cámara alta, en tanto, la gestión de Gabriela Michetti arrancó en 2015 con el anuncio del despido de 2.000 empleados, medida que finalmente se redujo a 1.200, mientras que están trabajando para implementar a partir de febrero el sistema biométrico, que sería tenido oficialmente en cuenta a partir de abril.

Dicho sea de paso, según pudo saberse, hay ciertas resistencias en esa cámara a la implementación para los empleados de los senadores.

Así las cosas, en el Congreso se desentienden en principio de la necesidad de aplicar una medida similar a la anunciada por Macri en materia de designación de familiares. Sin embargo, consultado al respecto el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, dijo este martes por La Red puntualmente sobre el Congreso y la supuesta resistencia en ambas cámaras que “yo sinceramente creo que vamos en un camino de ida (en ese sentido). La sociedad nos pide austeridad y transparencia y creo que finalmente todo esto va a ser copiado y que toda esta línea que propone el presidente va a ser tomada por los distintos organismos, porque esa es una realidad y una exigencia que hoy nos pide la sociedad, que en definitiva es la que financia con sus impuestos el funcionamiento del Estado”.

El que quiera oír que oiga, le faltó acotar.

Si bien es cierto que en la planta permanente de ambas cámaras hay numerosos familiares de legisladores que han quedado trabajando allí de manera efectiva, eventualmente una medida en el sentido anunciado por el Gobierno el lunes debería apuntar directamente a los despachos de los legisladores y a las designaciones políticas como colaboradores.

Empero, hay que recordar que el Parlamento es uno de los tres poderes del Estado, por lo que no necesariamente debe encolumnarse detrás de las decisiones de otro poder. Y difícilmente pudiera esperarse algo en ese sentido cuando Cambiemos no tiene mayoría en ninguna de las dos cámaras.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password