Gesto político de Carrió: fue a la Rosada y se reunió con Aranguren

La referente de Cambiemos minimizó la situación planteada con el alza del dólar, y dijo que la preocupa más la inflación. Garantizó que la divisa norteamericana “va a volver a la normalidad”.

Recién llegada de Estados Unidos, la diputada Elisa Carrió buscó ubicarse en el centro de la escena en medio de esta crisis del dólar y las tarifas, y mantuvo sendas reuniones en el Ministerio de Energía y la Casa Rosada. En el primero, nada menos que con Juan José Aranguren, para hablar obviamente de los aumentos de tarifas y las medidas adoptadas en el marco del “aplanamiento” sugerido al Gobierno por sus aliados; y en Gobierno, con el secretario de Fortalecimiento Institucional, Fernando Sánchez, y el de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

Ella misma tuiteó fotos de sus encuentros con el lilito Fernando Sánchez y con el ministro Juan José Aranguren. En el mensaje de esta última reunión, agregó un conveniente “todo bien”.

Pero más allá de eso, también dialogó con la prensa acreditada en ambos lugares, admitiendo como “un gesto” suyo el hecho de concurrir a la Casa Rosada, dijo, para “llevar tranquilidad a toda la sociedad”. En ese marco, minimizó el alza del dólar, garantizando que la divisa norteamericana “va a volver a la normalidad”, y recordó que “esto está pasando el todo el mundo”, en referencia a las devaluaciones que está generando el incremento de las tasas en Estados Unidos.

En nuestro país, agregó, el dólar no puede estar a menos de 20 pesos, porque “sino no tenemos exportaciones y no hay empleo, hay crisis de la industria”. Y a propósito de su viaje a Estados Unidos, ejemplificó diciendo que “estaba lleno de argentinos”.

En todo caso, aclaró que no es el dólar lo que la preocupa, sino “la inflación”. Y habló de las tarifas señalando que ella fue la que empezó a hablar de ese tema: “No fue la oposición”, remarcó.

“El aplanamiento está garantizado”, sostuvo, agregando que hay “muchos millones con tarifa social”, así como también prometió que van a activar los controles a las empresas e incrementar las multas.

Puso en duda además que el proyecto sobre tarifas que impulsa la oposición sea convertido en ley, pero en caso de que así suceda, admitió el “costo político” de vetarlo, pero minimizó sus consecuencias: “Uno muere y renace”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password