Emilio Monzó vuelve a la “mesa chica” del Gobierno

En plena crisis cambiaria, el armador histórico del Pro fue habilitado para volver al lugar donde se definen las estrategias, al igual que otro peronista: el ministro Rogelio Frigerio.

El anuncio de la salida a plazo fijo de Emilio Monzó de la Cámara de Diputados llegó en un muy mal momento para el Gobierno. Coincidió la confirmación de ese hecho político no menor con el inicio de la crisis cambiaria que todavía no ha llegado a su fin. Y no fueron pocos los que señalaron la inconveniencia de la situación: en un momento de debilidad política del Gobierno, nada peor que un actor clave -precisamente del ala política- anticipe su alejamiento.

Claro que no faltará tampoco quien advierta que, en rigor, Monzó anunció que se irá de un cargo que no está definido que Cambiemos vaya a conservar: para eso debería ganar las próximas presidenciales, algo que la crisis financiera ha complicado, cuando hace apenas poco más de medio año el Gobierno ganó ampliamente las elecciones de medio término. Pero esa es otra cuestión.

Lo cierto es que tener al principal articulador de las políticas del Gobierno en la Cámara de Diputados transformado en un “pato rengo” no es negocio para el oficialismo. Y en ese sentido parece haber entrado en razón el presidente Mauricio Macri, que según informó Clarín, decidió sumarlo a la reunión semanal que nuclea a la mesa chica del Gobierno, esa que completan, además del presidente, el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora María Eugenia Vidal. Además de Monzó, allí volverá también otro hombre del ala política, el ministro Rogelio Frigerio.

Clave en la articulación con los gobernadores de la oposición, el titular de la cartera de Interior había sido desplazado también del área donde se toman las decisiones, y más de un gobernador había tomado nota de ello. Si hasta lo habían eliminado de un grupo de whatsapp que maneja el jefe de Gabinete, según dicen las malas lenguas.

Muy activa en estos días de crisis, la diputada Elisa Carrió seguramente debe haber hecho saber su parecer sobre este desplazamiento durante el almuerzo que mantuvo días pasados en Olivos con Marcos Peña y Mario Quintana. La líder de la Coalición Cívica es una fuerte defensora del papel de Monzó en esta administración. “Si no fuera por él, Cambiemos no se hubiera construido ni en la provincia de Buenos Aires, ni en la Nación”, destacó en su momento Lilita al hablar del presidente de la Cámara baja.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password