La justificación de Michetti para girar a cuatro comisiones el proyecto de aborto legal

En medio de la puja con la oposición por su resolución, la titular del Cuerpo contestó a través de una nota las presentaciones hechas por Miguel Pichetto y Marcelo Fuentes.

La puja entre la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, y la oposición en el Senado por el giro a comisiones que tuvo el proyecto de legalización del aborto fue finalmente subsanada en el recinto. Previamente, el tema había alcanzado ribetes de tensión: a las protestas iniciales, tanto el presidente del interbloque Argentina Federal, Miguel Pichetto, como el del Frente para la Victoria-PJ, Marcelo Fuentes, sumaron el viernes pasado sendas notas dirigidas a la titular del Cuerpo explicando las razones por las que rechazaban que Asuntos Constitucionales y Presupuesto y Hacienda se sumaran al análisis del proyecto proveniente de Diputados. Este miércoles, al persistir las desaveniencias a pesar de haberse acordado la fecha de sesión para el debate, Gabriela Michetti salió a contestarles a Pichetto y Fuentes a través de una nota en la que argumenta porqué eligió a las dos comisiones cuestionadas sumándolas a Salud y Justicia y Asuntos Penales.

Tras reivindicar la representación que le corresponde a la Cámara alta, en este caso a las provincias, explica respecto del giro a Asuntos Constitucionales que esa decisión tiene que ver con que “el propio texto en su artículo 6° hace referencia directa a la Constitución nacional y a los tratados de derechos humanos con jerarquía constitucional”, y cita: “la presente es una ley que pretende garantizar el cumplimiento de derechos de raigambre Constitucional e incorporados en los Tratados de Derechos Humanos de rango constitucional”.

Recuerda Michetti que “la Constitución nacional establece en su artículo 75, inciso 23, que el Congreso nacional debe ‘dictar un régimen de seguridad social especial e integral en protección del niño en situación de desamparo, desde el embarazo hasta la finalización del período de enseñanza elemental, y de la madre durante el embarazo y el tiempo de lactancia’”.

Por su parte, la Convención Americana sobre los Derechos Humanos, declara que “toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”, agrega Michetti en su nota, donde refiere también a la reserva realizada por la Argentina a la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y de la Niña, que “entiende por niño todo ser humano desde el momento de su concepción y hasta las 18 años de edad”.

“Además, tanto quienes están a favor del proyecto, como quienes se oponen a la legalización del aborto, durante el debate, han hecho referencia directa a la interpretación del derecho constitucional para argumentar sus posturas”, expresa la vicepresidente de la Cámara al reivindicar el giro a la comisión presidida por Dalmacio Mera.

Asimismo agrega que “como la salud es una cuestión que las provincias no delegaron a la Nación, debe considerarse si este proyecto no va en contra de las constituciones provinciales, a modo de ejemplo, se pueden mencionar: provincia de Buenos Aires, art. 12; Catamarca, art. 65; Chaco, art 15; Chubut, art 18; Córdoba, art 4 y 19; Formosa, art. 5; Salta, art. 10; San Luis, art 13 y 49; Santiago del Estero, art 16; Tierra del Fuego, art. 14; de Tucumán, art. 146”.

En cuanto a la remisión a la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Michetti destacó que “el giro a esta comisión habla de la responsabilidad que deben tener los senadores al momento de analizar el proyecto de ley. No se puede desconocer que la implementación del proyecto va a generar algún gasto para las provincias, y es deber y derecho de los senadores conocer esto y estimar su impacto”.

Ejemplifica señalando que entre otras cosas el proyecto establece que se requerirá para realizar un aborto, instrumental médico, adquisición de medicamentos, personal especializado y capacitación específica en la materia. “Además, deberán prever los costos indirectos, como la obligación de traslados para los establecimientos que no tengan la infraestructura necesaria; o el impacto que tendrá en las provincias fronterizas si los ciudadanos de los países limítrofes cruzaran para realizarse un aborto gratuito (práctica habitual en otros temas de salud)”, concluye.

Al concluir, Michetti destaca que las cámaras son independientes entre sí y cada una define el tratamiento de un tema sin consultar lo que hizo la otra. Además, insiste en que por la importancia del tema y para que no haya lugar a dudas respecto de la forma y los tiempos, se ha decidido “darle la misma cantidad de giros que la Cámara de Diputados (4 comisiones)”. Puntualiza por otra parte que según el Reglamento del Senado las comisiones deberán trabajar coordinadas y en conjunto, por lo que no debería entorpecer ni dilatar el tratamiento del tema.

“El texto que recibe el Senado no es igual al que comenzó el debate en Diputados por las modificaciones que se hicieron durante su tratamiento, por lo que requiere un análisis distinto”, destaca la presidenta del Senado, recordando que la Cámara de Diputados, incluso en los años anteriores, ha considerado que debía hacerse un análisis presupuestario del proyecto, dándole giro a dicha comisión.

El texto completo de la nota de Michetti

En primer lugar es importante aclarar que el SENADO DE LA NACIÓN representa a las provincias y debe darse un debate en estos términos. Por algo nuestro sistema constitucional establece que existan dos Cámaras, una que representa a los ciudadanos de la nación (DIPUTADOS) y otra a las provincias (SENADORES), y que las leyes deberán debatirse en ambas, con las miradas propias de cada una.

Los senadores Miguel Ángel Pichetto y Marcelo Fuentes, hicieron las siguientes observaciones a los CUATRO GIROS dados, por la Presidencia del Senado, al proyecto de ABORTO.

1) Que se cambie la comisión cabecera de Salud a Justicia y Asuntos Penales,

Piden esto porque consideran que los primeros artículos del proyecto modifican el CÓDIGO PENAL DE LA NACIÓN. Sin embargo, el proyecto en su totalidad se refiere a “garantizar el derecho de las mujeres o personas gestantes a la interrupción voluntaria del embarazo”, procedimiento que deberá realizarse en todos los establecimientos de SALUD.
Además, durante el debate en la Cámara de Diputados, los impulsores de esta iniciativa proclamaron con insistencia que lo que motivaba este proyecto era una respuesta a un problema de salud pública.
Finalmente, demuestra que es un tema de salud, que, de aprobarse el proyecto, quienes van a tener que realizar su implementación serán los órganos responsables de las políticas sanitarias.
No se desconoce que el proyecto avanza sobre temas penales (despenalizar el aborto) por ello se le dio giro a la comisión de Justicia y Asuntos Penales, sin embargo, es un texto que, en esencia, busca modificar el sistema de salud.

2) Que se deje sin efecto el giro a la comisión de Asuntos Constitucionales,

El giro a la comisión de ASUNTOS CONSTITUCIONALES, tiene que ver con que el propio texto en su artículo 6° hace referencia directa a la CONSTITUCIÓN NACIONAL Y A LOS TRATADOS DE DERECHOS HUMANOS CON JERARQUÍA CONSTITUCIONAL: “la presente es una ley que pretende garantizar el cumplimiento de derechos de raigambre Constitucional e incorporados en los Tratados de Derechos Humanos de rango constitucional.”
La CONSTITUCIÓN NACIONAL establece en su artículo 75, inciso 23, que el CONGRESO NACIONAL debe “dictar un régimen de seguridad social especial e integral en protección del niño en situación de desamparo, desde el embarazo hasta la finalización del período de enseñanza elemental, y de la madre durante el embarazo y el tiempo de lactancia”.
Por su parte, la Convención Americana sobre los Derechos Humanos, declara que “toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”.
Otro ejemplo, es la reserva realizada por la Argentina a la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y de la Niña, que “entiende por niño todo ser humano desde el momento de su concepción y hasta las 18 años de edad”.
Además, tanto quienes están a favor del proyecto, como quienes se oponen a la legalización del aborto, durante el debate, han hecho referencia directa a la interpretación del DERECHO CONSTITUCIONAL para argumentar sus posturas.
Por eso es necesario que estos temas se debatan en la comisión que tiene competencias para hacerlo.
Por último, como la SALUD, es una cuestión que las provincias no delegaron a la NACIÓN, debe considerarse si este proyecto no va en contra de las constituciones provinciales, a modo de ejemplo, se pueden mencionar: Pcia de Bs.As., art. 12; Pcia Catamarca, art. 65; Pcia Chaco, art 15; Pcia Chubut, art 18; Pcia Córdoba, art 4 y 19; Pcia Formosa, art. 5; Pcia Salta, art. 10; Pcia San Luis, art 13 y 49; Pcia Santiago del Estero, art 16; Pcia T.del Fuego, art. 14; Pcia de Tucumán, art. 146

3) Que se deje sin efecto el giro a la Comisión de Presupuesto y Hacienda,

El giro a esta comisión habla de la responsabilidad que deben tener los senadores al momento de analizar el proyecto de ley. No se puede desconocer que la implementación del proyecto va a generar algún gasto para LAS PROVINCIAS, y es deber y derecho de los senadores conocer esto y estimar su impacto.
Entre otras cosas el proyecto establece que se requerirá para realizar un aborto, instrumental médico, adquisición de medicamentos, personal especializado y capacitación específica en la materia.
Además, deberán prever los costos indirectos, como la obligación de traslados para los establecimientos que no tengan la infraestructura necesaria; o el impacto que tendrá en las provincias fronterizas si los ciudadanos de los países limítrofes cruzaran para realizarse un aborto gratuito (práctica habitual en otros temas de salud).

Por último, es importante aclarar:
– Las Cámaras son independientes entre sí y cada una define el tratamiento de un tema sin consultar lo que hizo la otra
– Además, se ha definido, por la importancia del tema y para que no haya lugar a dudas respecto de la forma y los tiempos, darle la misma cantidad de giros que la Cámara de Diputados (4 comisiones). Además, según el Reglamento del Senado las comisiones deberán trabajar coordinadas y en conjunto, por lo que no debería entorpecer ni dilatar el tratamiento del tema.
– El texto que recibe el Senado no es igual al que comenzó el debate en Diputados por las modificaciones que se hicieron durante su tratamiento, por lo que requiere un análisis distinto.
– La Cámara de Diputados, incluso en los años anteriores, ha considerado que debía hacerse un análisis presupuestario del proyecto, dándole giro a esta comisión (ejemplo: Expedientes 1118-D-2012, 2492-D-2017)

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password