Cristina Kirchner será indagada por la prórroga de una concesión

Es en la causa sobre la prórroga de la concesión de la Hidrovía del río Paraná, en la que un empresario arrepentido confesó haber pagado 600 mil dólares para que se firmara un decreto que lo favorecía.

Un día después de que trascendiera que el empresario Gabriel Romero pagó una coima de 600 mil dólares para que el Gobierno de Cristina Kirchner ampliara a través de un decreto la licitación del dragado del río Paraná, se supo que un fiscal pedirá una nueva indagatoria de la senadora nacional Cristina Fernández de Kirchner.

El fiscal en cuestión es Gerardo Pollicita, quien lleva adelante específicamente una investigación sobre la prórroga de la concesión de la Hidrovía del Paraná.

El pago en cuestión confesado por Romero, del grupo Emepa, se efectivizó en 2010, por la concesión de la explotación de obras de navegación en la hidrovía. El decreto lleva las firmas de Cristina Kirchner, quien fuera su vicepresidente Amado Boudou, el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández y el hoy detenido exministro de Planificación Federal Julio De Vido.

El diario La Nación informó este viernes que al conocerse lo expresado por Romero, Pollicita pidió a la jueza María Servini, a cargo de la investigación del caso Hidrovía, que solicitara a su par Claudio Bonadio una copia de la declaración del empresario. Una vez confirmada esa declaración conocida hasta ahora a través de los medios, el fiscal federal hará efectivo el pedido de indagatoria.

No es la única novedad judicial que incomoda a la expresidenta. Genera inquietud en el entorno kirchnerista el testimonio del empresario Juan Chediack. Según publicó este viernes el periodista Marcelo Bonelli en Clarín, ese empresario comprometería gravemente a la hoy senadora pues habría señalado que ella estaba al tanto y conocía el sistema de las coimas.

El juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli consideran la confesión de Chediack como la más importante en la causa, junto a las del también empresario Carlos Wagner y el exfuncionario Claudio Uberti. Allí, según la nota de Bonelli, Chediack habría reafirmado que el diputado Julio De Vido era el cerebro del sistema de pago de coimas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password