La oposición repudió “el golpe de Estado de la policía y la derecha” en Bolivia

Los legisladores porteños de Unidad Ciudadana, PO y PTS insistieron en que las Fuerzas Armas “no tienen derecho a exigirle la renuncia” a Evo Morales y advirtieron que la abdicación del exmandatario significa la “pérdida del proyecto transformador más importante de toda la historia de Bolivia”.

A tan solo tres semanas de los comicios presidenciales y en medio de masivas protestas en contra del presidente de Bolivia, Evo Morales; los diputados porteños de Unidad Ciudadana, PO y PTS expresaron en sus redes sociales su preocupación por la renuncia de ese mandatario y repudiaron el “golpe de Estado” en ese país. Además insistieron en que las Fuerzas Armadas no tenían “el derecho a exigirle la renuncia”.

En ese sentido el vicepresidente segundo de la Legislatura porteña, Carlos Tomada (UC), indicó que “con el golpe de Estado a Evo Morales nuestro continente revive las épocas más oscuras” y consideró que la renuncia del mandatario fue un “enorme gesto de Evo cuidando a su pueblo”. Asimismo añadió que “nadie que defienda la democracia y el orden constitucional puede dejar de repudiar lo que está pasando en Bolivia”.

Sobre esa misma línea Leandro Santoro (UC) indicó que “Chile y Bolivia son el espejo invertido de la región: en uno se juega el sentido de la democracia, en otro la legitimidad de la República; Estado de bienestar y Estado de derecho están en dispuesta” y remarcó que descree “de la reelección indefinida, ya que estoy convencido que las construcciones colectivas son más transformadoras que las que dependen de liderazgos personales. Dicho lo cual, no paro de sorprenderme de cómo algunos se quejan de Evo y naturalizan la perpetuación Ángela Merkel”.

Además exigió que el Gobierno argentino “condene la ruptura del orden institucional en Bolivia” e insistió en que “Evo estaba terminando su mandato constitucional, las Fuerza Armadas no tienen derecho a exigirle la renuncia; eso en cualquier país del mundo es alterar el orden institucional”.Al mismo tiempo que la kirchnerista Victoria Montenegro (UC) expresó que “nuevamente hay un Golpe Cívico-Militar en la región, esos que tanto daño le causaron a nuestros pueblos, de los que todavía seguimos sufriendo las consecuencias” y que Lorena Pokoik (UC) advirtiera que “no querían elecciones ni balotaje, solo buscaban un golpe de Estado. Lo lograron y con él se va el proyecto transformador más importante de toda la historia de Bolivia”.

Mientras que Andrea Conde (UC) indicó que se trata de un “día de profunda oscuridad para Latinoamérica que contrasta con la luz del viernes con Lula libre” y agregó que “se vienen tiempos de resistencia ante la derecha en la región”.

Por otro lado, el trotskista Gabriel Solano (PO) detalló que “el golpe de Estado en Bolivia apunta a modificar la tendencia a las rebeliones populares como se repiten en Chile, Ecuador, Haití y otros países; es para imponer por la fuerza los costos de la bancarrota capitalista sobre los trabajadores” y aseveró que “la Organización de los Estados Americanos (OEA) sigue siendo el ministerio de colonias que denunció el Che. Su decisión fue el llamado final para ejecutar el golpe de estado en Bolivia”.

A su vez Myriam Bregman (PTS) expresó su “repudio a los golpistas” y exigió el fin del “golpe de Estado de la policía y la derecha, avalado por las Fuerzas Armadas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password