Con una camiseta de Diego en el estrado principal, Diputados homenajeó a Maradona

Numerosos legisladores evocaron la figura del ídolo fallecido. La politización de su figura estuvo presente en algunos discursos y hubo un llamado a cortar los lazos de la política con las barras.

La camiseta del Diego, en un lugar principalísimo durante la sesión. (Foto: HCDN)

Tal cual lo previsto, la Cámara de Diputados rindió homenaje este lunes a Diego Armando Maradona, fallecido el pasado miércoles 25 de noviembre, a la edad de 60 años.

“Nos dejó un gran deportista, un gran futbolista y un gran argentino”, señaló el diputado José Luis Gioja, autor de un proyecto para establecer el 30 de octubre -su día de nacimiento- Día Nacional del Fútbol. “Rendirle un homenaje en este recinto es más que justo, y diría necesario”, señaló el sanjuanino.

Un dato saliente de esta sesión fue precisamente la presencia de una camiseta argentina con el número 10 y el apellido Maradona en la parte posterior sobre el estrado del presidente de la Cámara baja.

El diputado oficialista Mario Leito le introdujo rápidamente a la muerte de Maradona un toque político, cuando al señalar dijo que “Diego abrazó la causa del movimiento nacional y popular porque comprendía por su origen, porque el peronismo fue el único movimiento político que pudo transformar la vida de los suyos, de los que más necesitan. Es por eso que el pueblo nunca olvida a los que no lo traicionan”.

Amigo personal de Maradona Nicolás Rodríguez Saá dijo que “Diego Armando Maradona dejó de ser argentino, y eso no nos tiene que doler, pasó a ser del mundo. Pero a la vez, el mundo pasó a tener un poco de nosotros, un poco de nuestra bandera argentina. Un poco de esa irreverencia de ese hombre que no se arrodilló ante nadie”.

En un pasaje habló de la “coherencia” de su amigo, y afirmó que “el Diego humano fue mucho mejor que el Diego futbolista”.

La diputada Estela Hernández se manifestó “orgullosa” por “el Diego, ese pibe de Fiorito, que llegó a lo más alto que puede llegar un futbolista”.  Y agregó la cuota política al afirmar que no le perdonaron sus posturas políticas, su amistad con Evo Morales, Lula, Néstor y Cristina Kirchner. “No le perdonaron que fuera tan peronista como era”, afirmó.

Desde el bloque Pro, el diputado Martín Medina señaló que “lo mejor que podemos hacer los dirigentes es incentivar a nuestra sociedad a que cuidemos a nuestros futuros Maradona. A que no les exijamos a aquellos que triunfan más de lo que tenemos que exigirles. A no politizar a esas figuras públicas que son exitosas en el deporte. No le pudimos brindar el homenaje que se merecía, tener un velatorio que recorra el mundo con el respeto que le brindamos a su figura deportiva”.

“Ojalá que se deje de politizar la figura de Maradona, que pueda descansar en paz y pueda rencontrarse allá arriba con Doña Tota y Don Diego”, concluyó.

Por su parte, Graciela Ocaña valoró “el hito” de Maradona en la vida de todos nosotros. “Tuve la suerte de poder verlo jugar al fútbol y a millones de personas nos cambió la vida con la felicidad del Mundial 86”, señaló, valorando que nos haya unido, “en este caso en el dolor, como antes nos había unido en la alegría”.

A su turno, Emiliano Yacobitti habló del “mérito” de Maradona, “porque él fue eso: un argentino que no se conformó con lo que le había tocado y decidió dar pelea en lo que creía que era bueno”.

Alberto Asseff parafraseó a Enzo Ardigó al decir que “Maradona tenía ese don mágico que le permitía hacer del juego un poema”. “Estoy seguro de que sus hijas y su compañera de la vida lo interpretaron cabalmente a Diego cuando decidieron que su velorio no debía dar lugar a la utilización sectaria: las felicito a las tres”, señaló sobre el final.

El rionegrino Luis Di Giácomo lamentó los incidentes que impidieron que se pudiera haber despedido a Maradona como corresponde, y la emprendió contra las barras. “Esas barras bravas impidieron que los padres y las madres comunes pudieran llegar a la Casa Rosada y despedir como corresponde a ese ídolo”, señaló, criticando a la policía que “arrugó ante la barrabrava que dejó pasar”. Y aseguró: “Esas mismas barras bravas están infiltradas en la sociedad, hoy tienen los favores de la política, del sindicalismo. ¿Cuándo vamos a ponernos los pantalones largos y ver que así como sucedió en México, Colombia, Bolivia, también nuestro país está siendo infiltrado por estas barras que hoy por ejemplo no dejan que vaya el pueblo a la cancha de fútbol?”. Llamó entonces a la política a “no darles lugar, no pueden ser empleados ni de esta casa, ni de la Legislatura porteña, ni pueden acompañar como acompañan a algunos sindicalistas. Si tomamos esa actitud, es el mejor homenaje que le podemos hacer a Diego”.

José Luis Ramón señaló por su parte Maradona aprendió tres valores del deporte que supo transmitir luego: a relacionarse, la voluntad y la diversión.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password