Brenda Austin: “A 6 años del Ni Una Menos aún tenemos mucho camino por delante”

Para la diputada radical esas marchas fueron “la posibilidad de poner una consigna, un horizonte y transmutar ese grito de bronca en la búsqueda de objetivos concretos”.

La diputada nacional Brenda Austin (UCR-Córdoba) destacó este jueves, al cumplirse seis años del “Ni Una Menos”, que “la sociedad argentina ha logrado a lo largo de este tiempo ubicarse en otro nivel en términos de reconocimiento de derechos de las mujeres”, aunque remarcó que “aún tenemos mucho camino por delante en la búsqueda de la igualdad”.

“El Ni Una Menos significó darle un salto a la masividad respecto a lo que hasta ese momento era un reclamo de nicho, a sectores vinculados a la academia o sectores arraigados en el movimiento de mujeres. El Ni Una Menos fue un grito de indignación, pero también la posibilidad de poner una consigna, un horizonte y transmutar ese grito de bronca en la búsqueda de objetivos concretos. Si bien arrancó como una demanda contra el Estado en todos sus niveles, finalmente empezó a lograr avances en numerosos marcos normativos”, destacó.

Al participar de una charla organizada por la Juventud Radical de Córdoba, Austin remarcó que, más allá de los avances logrados en estos seis años, las cifras muestran que “desde que arrancó el movimiento de Ni Una Menos en la Argentina han ocurrido más 1.700 femicidios en el país, lo cual habla de todo el camino que nos falta recorrer”, especialmente teniendo en cuenta que “de ellas, dos de cada diez habían realizado al menos una denuncia en la Justicia” por hechos de violencia.

En este camino, la referente de la UCR remarcó además que “la pobreza y la informalidad tienen cara de mujer en la Argentina” y que, además, “en los empleos peores remunerados rankean las mujeres”, por lo que insistió en que “nuestra cultura aún tiene mucho que transformar”.

Austin también destacó el dictamen firmado este jueves en el plenario de las comisiones de Legislación Penal y de Mujeres y Diversidad de la Cámara sobre el proyecto de ley que propone modificar el artículo 34 del Código Penal para que se agregue la figura de la legítima defensa en contexto de violencia de género en el ámbito intrafamiliar.

Y, en este contexto, ratificó la importancia de que el Congreso avance con el proyecto para otorgarle jerarquía constitucional a la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida como Convención de Belém do Pará, cuyo comité de expertos en sus recomendaciones ha solicitado la inclusión de esta interpretación sobre el alcance de la legítima defensa.

“Esta modificación viene a armonizar nuestro Código Penal con el enorme trabajo que ya viene desarrollando la Argentina a través de distintas leyes que se han ido aprobando, que implican reconocer la violencia de género como un problema estructural que requiere de pequeñas acciones en muchos espacios. Este es un paso importante que creemos que hay que dar para evitar la criminalización de mujeres víctimas de violencia”, señaló Austin.

La diputada explicó que, si bien “los convenios internacionales que la Argentina ha suscripto ya ordenan una interpretación que sea armoniosa con el bloque constitucional y que los jueces y juezas tengan perspectiva de género al juzgar, si incluimos ahora este aspecto en el Código Penal ningún juez, jueza o fiscal podrá dejar de contemplarlo”.

“Esta modificación da claridad y alcance homogéneo para toda la Justicia de todo el país y obliga a los jueces a contemplarlo. Es necesario para que este cambio de perspectiva no tenga que seguir esperando la acción individual, sino que tengamos una Justicia que rápidamente se actualice para incluir la perspectiva de género en los fallos que tienen que ver con hechos de violencia”, apuntó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password