Con las disculpas de Vivero, se dio por cerrado el incidente con Iglesias

A través de una nota leída al principio de la sesión en Diputados, el legislador del oficialismo se disculpó con su par, aunque no estuvo presente al momento de esa lectura y el diputado de JxC mostró cierto fastidio por ello.

La sesión del fin de semana del 27 y 28 de marzo pasado en la Cámara baja terminó, en la mañana del domingo, con un incidente protagonizado por los diputados Alberto Vivero y Fernando Iglesias, en el que este último denunció haber sido empujado y agredido de palabra por el legislador oficialista. Entonces se acordó la constitución de una comisión que investigara el caso y resolviera las sanciones pertinentes.

Pero el tiempo sana las heridas y transcurridos más de dos meses del episodio, se dio por cerrado este jueves. Fue en el inicio de la sesión de la Cámara, con la lectura por parte del secretario Parlamentario del Cuerpo de una carta del diputado Vivero, en la que éste pide disculpas a su par de Juntos por el Cambio en particular y a la Cámara en general.

Tras la lectura de la misma, se dio por extinta la acción y se procedió al archivo de la misma, aunque más tarde Iglesias criticó a Vivero por no haber “dado la cara” en ese momento.

El texto de la nota

“Señor diputado Fernando Iglesias, deseo expresarle por este medio formal mis más sinceras disculpas por mi proceder el día de la sesión especial del 27 de marzo del corriente. Nada justifica mi exabrupto verbal hacia su persona, y el haberlo empujado invadiendo su esfera física, de lo cual estoy muy arrepentido.

Mi conducta fue a todas luces impropia a mi rol y función, realmente he cavilado sobre ella y cómo disculparme. Lamento el mal momento que le hice pasar y que ninguna exaltación de ánimo puede justificar.

Sin perjuicio de mi ofrecimiento sincero a su persona, también deseo que mi disculpa se incorpore al texto del acta donde el expediente se resuelva, para que su constancia efectiva denote que cuando uno se equivoca hay que enmendar y que en la vida relacional y funcional de un cuerpo de representantes importa valores que deben ser respetados, cuidados y reparados.

Hago extensiva la presente al cuerpo del que formo parte, en el convencimiento de que debemos con nuestro proceder ejemplificar la convivencia democrática en el disenso, con sentido común, respeto y dentro de las sanas normas que hacen a la construcción ciudadana”.

Desde su banca, el diputado Fernando Iglesias asintió con la cabeza y el presidente de la Cámara, Sergio Massa, dio entonces por archivado el tema.

La queja del agredido

Pero minutos más tarde pidió la palabra Fernando Iglesias para quejarse de la actitud de Vivero. “Yo no sé cómo son las cosas en el barrio del diputado Vivero, pero en mi barrio, Piñeyro, de Avellaneda, cuando uno pide disculpas da la cara, no manda a decir… Pero parece que hay gente que es rápida para los empujones y para matonear, y cuando tiene que poner lo que hay que poner y dar la cara para pedir disculpas, manda a decir”, arrancó el legislador opositor.

Iglesias sostuvo entonces que “no es esto lo que se había acordado”, pero aclaró que daba por concluido el tema. “La voy a cortar acá porque la verdad es que ya bastante vergüenza me da que estemos acá tratando los temas que vamos a tratar hoy en lugar de las urgencias que tiene este país”.

Fernando Iglesias se quejó por la ausencia de Carlos Alberto Vivero.

“Retiro mi pedido de expulsión”, confirmó Iglesias, pero aclaró que quería dejar el precedente de que “la agresión física es un límite al que no se debe llegar”. Luego sostuvo que “la libertad de palabra de un diputado es sagrada, y yo no me ando con chiquitas, ni las que me dicen a mí son chiquitas, pero forman parte de la libertad que tiene que tener cualquier diputado”.

E insistió en que “la agresión física es otra cosa, y lo que he sufrido no ha sido importante desde el punto de vista físico, pero sí fue un intento de montar un espectáculo de box en la Cámara de Diputados”.

Sergio Massa aclaró que la secretaria Parlamentaria de Juntos por el Cambio, Silvia Lospennato, le había informado de la conclusión del episodio y le preguntó entonces al diputado Waldo Wolff, integrante de la comisión investigadora, si podían dar por concluido el tema, y el legislador del Pro dijo que, si bien se había acordado que el diputado Vivero estuviera presente, con la aceptación de las disculpas por parte de Iglesias, así debía ser.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password