Austin propuso un acuerdo a largo plazo para revertir el deterioro educativo

Con la mirada puesta en el informe que realiza la UNESCO, la legisladora radical se refirió al deterioro en la educación y consideró necesario trabajar en un proyecto para cambiar la situación.

brenda austin

La diputada nacional Brenda Austin (UCR – Córdoba) advirtió que los resultados de las evaluaciones educativas en Argentina no deberían causar sorpresa, dado que las condiciones en las que se desarrolla el sistema educativo son, según sus propias palabras, dramáticas. “Hoy se medirá en todo el país el aprendizaje durante la pandemia, un tiempo sin presencialidad y con las escuelas cerradas. Los resultados recién estarán en 2022 pero no pueden sorprendernos”, señaló.

En este sentido, Austin propuso la construcción de un acuerdo a largo plazo que se centre en el objetivo de remontar los resultados adversos en materia educativa que, año tras año, reflejan decrecimiento en el rendimiento escolar y dejan a la Argentina peor parada: “la educación argentina está en su peor crisis y debemos actuar ya. No podemos seguir demorando este debate”, se indignó.

En el pasado, la diputada radical se desempeñó como secretaria de Educación de la Municipalidad de Córdoba, razón por la cual conoce de primera mano los pormenores y los detalles de esta problemática que atañe a todo el territorio nacional, motivo por el cual se animó a diagnosticar que “Argentina tiene una varianza de rendimiento de las más grandes de la región, ya que conviven resultados de primer mundo con otros demoledores” y sugirió ensayar iniciativas profundas que respeten tanto al federalismo, como a la multiplicidad de actores, pero pensadas para un mismo país.

A partir de su experiencia en la materia, Austin es impulsora de un proyecto de ley que busca crear un “Pacto Educativo Integracional” a aplicarse durante un periodo prolongado de tiempo para superar la crisis que afecta a un gran número de estudiantes de todo el país debido al impacto que produjo el cierre de las escuelas durante la cuarentena. La propuesta en cuestión declara la emergencia educativa en todos los niveles y modalidades hasta 2030 y solicita considerar a la educación como actividad esencial.

Dentro de este marco, una de las bases fundamentales de la iniciativa es el aumento de la inversión en el área hasta cubrir el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) adicional a lo ya establecido en la ley 26.075 de Financiamiento Educativo. Así, Austin considera que “Los resultados de las evaluaciones regionales de UNESCO son un insumo importante para dimensionar la gravedad del problema que enfrenta la Argentina. Hace ya mucho tiempo los datos vienen mostrando un deterioro en los indicadores. La pregunta que debemos hacernos es cuánto estamos dispuestos a cambiar para torcer esa curva definitivamente. La respuesta requiere acciones multinivel, financiamiento asociado a metas, discusión sobre formación docente y sobre todo poner en agenda el impacto de la desigualdad”.

“Es claro que los resultados de las Pruebas Aprender 2021 serán desoladores. ¿Qué podemos hacer para revertir estos indicadores? ¿Cuánto de lo que hay que hacer ponemos a salvo de la grieta? El futuro será el resultado de nuestro presente educativo. No es magia. Si no hacemos algo como país, y pronto, lo que viene no será mejor. No amputemos por impericia el futuro del país”, concluyó tajante la legisladora nacional.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password