El comienzo de nueva etapa

Por Carlos Mansur. El dirigente radical se refiere a las elecciones legislativas y la nueva composición del Congreso.

Una nueva etapa política se avecina a partir de la contundente derrota en las recientes elecciones de medio termino que sufrió el kirchnerismo en seis de las ocho provincias en las que este año se elegían senadores. Esto le da un número más robustecido a Juntos por el Cambio y obligara al peronismo a sentarse a negociar si o si con la oposición ya que el oficialismo (Frente de Todos) se quedara sin quórum propio en la Cámara que preside nada menos que su máxima líder, Cristina Fernández de Kirchner. Y tampoco tiene quorum propio en Diputados, aunque sigue siendo primera minoría. 

El kirchnerismo como se dice popularmente “tenía el boleto picado” desde las PASO, donde quedó claro que se avecinaba un cachetazo electoral y tenían dos meses para revertir la situación, pero sabían que no sería fácil, pues debían dar vuelta al menos dos de esas seis provincias en las que habían perdido. 

Eso no sucedió y desde el 14 de octubre comenzó a hablarse erróneamente de lo que muchos plantearon como una situación inédita desde 1983: que el peronismo perdiera el quórum propio en la Cámara alta. No es así, esto ya sucedió y fue en el año 2009 y fue en junio de ese año que el kirchnerismo recibió una verdadera paliza electoral. Esa, fue consecuencia de la crisis generada con la famosa resolución 125.  

En de junio de 2009, el por entonces “oficialismo” pago en las urnas el error de enfrentar al sector más productivo de la argentina: el campo. Así las cosas, se aceleraron las fugas en ambas cámaras. Un dato que es no solo cierto sino indiscutido, es que el Senado tiene un doble valor simbólico porque esa institución alberga la voluntad política de los gobernadores y las provincias y muchas veces una decisión política en la Cámara alta tiene un reflejo de conexidad inexorable con la Cámara baja.  

Las recientes elecciones legislativas colocan a Alberto Fernández en un incómodo lugar de la historia: es el presidente que perdió por mayor diferencia una elección de medio termino, después de de la Rúa, en los últimos 38 años de democracia. 

En 2001 la Alianza cayó por 13 puntos a nivel nacional ante el peronismo. En el 1997, Menem perdió por casi 8 puntos la elección de ese año. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password