Mayans cerró con críticas al Gobierno anterior y reconociendo que su bloque se dividía ante este tema

“Vamos a ver qué nivel de consenso tenemos”, dijo antes de la votación, en un discurso en el que admitió que hasta ahora no habían logrado volver mejores.

Mayans durante un encendido pasaje de su discurso. (Foto: Comunicación Senado)

El presidente del bloque Frente de Todos, José Mayans, cerró el debate del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional con un discurso en el que resaltó el entendimiento alcanzado en la Cámara baja que permitió la media sanción. Destacó en ese sentido que durante el debate en esa Cámara hubo un fuerte respaldo cegetista, empresarial y hasta de gobernadores, del que destacó especialmente el papel de Gerardo Morales.

“Esta deuda la hicimos nosotros”, recordó que dijo Gerardo Morales en ese contexto, y resaltó que “eso se llama sensatez”.

Fiel a su estilo, Mayans se refirió a continuación al contexto internacional, en referencia a la guerra en Ucrania. Así las cosas, advirtió que “a veces pasa el efecto retardado”, y comparó con el caso del Covid. Para eso tenemos vacunas, destacó.

Mayans recordó una conversación que tuvo con Cristina Kirchner sobre el endeudamiento y dijo que ella le advirtió que lo veía como “un problema grave”. “Comparto lo que dijo la senadora por Córdoba, que dice que ‘cuando miramos el  pasado debe ser con una visión constructiva’”, señaló el formoseño, que pidió aprender del  pasado.

“Acá confrontan evidentemente dos modelos”, aseguró, para recordar luego que el gobierno de Cristina Kirchner terminó con un PBI de 600 mil millones de dólares, mientras que la deuda era de 222 mil millones de dólares, señaló, cosa que corroboró con Alfonso Prat-Gay, recordó.

Dio otras referencias positivas, como el valor del Fondo de Garantías Sustentables de los tiempos de CFK, en tanto que el cumplimiento de los pagos de la deuda era de 10 mil millones de dólares, con una inflación de 24% presupuestada, señaló en referencia a lo que definió como “nuestro gobierno populista”.

Contrastó con el Gobierno de Cambiemos, al que criticó, recordando la pronosticada “lluvia de dólares” (en realidad Cambiemos hablaba de “inversiones”). Ese otro modelo, al que llamó “Terminator mejorado”, dijo que trajo un “sinceramiento cambiario” al que definió en realidad como “brutal devaluación”. Señaló entonces que el tipo de cambio oficial era $9,78.

“Después estaba el otro tema de los servicios”, señaló y aseguró que “dolarizaron los servicios diciendo que ahora no va a haber más pérdida”. “Más vale que no”, enfatizó el presidente del bloque oficialista, asegurando que una empresa “amiga de Macri” ganó 3.000 millones de dólares en el primer trimestre. Su discurso devino en el tarifazo y recordó el impacto de los aumentos en las empresas y los trabajadores.

“¿Cómo pretende que un trabajador, o una PyME, pague en dólares cuando cobra en pesos?”, se preguntó, señalando por último la cuarta medida cuestionada: la libre importación.

Mayans cuestionó la “bicicleta financiera” y en ese marco tildó de “mentiroso” a Alfonso Prat-Gay, que fue echado por Macri por esa razón. Tras las elecciones, que ganó Cambiemos, dijo, “comenzó a zozobrar el barco”.

“Después vino el default en pesos”, afirmó Mayans, considerando que este fue el primer país del mundo en experimentar una situación así, ante lo cual esa administración habló de “reperfilar” la deuda.

La emprendió a continuación contra la debacle del sistema previsional: 500 millones de déficit, alertó. “Ni Mandrake, ni el Mago Fafá arreglan eso”, ironizó, para señalar luego que la pobreza terminó en el 40% y la inflación en el 54%.

“¿Ustedes no pueden hacer una reflexión sobre cómo nos dejaron el gobierno?”, preguntó el jefe del bloque FdT, despertando la reacción desde Juntos por el Cambio.

En otro pasaje se preguntó quién había hecho el crédito: ¿el FMI o el presidente de Estados Unidos? “Esto fue un crédito político”, sostuvo, preguntándose si había sido para mejorar la producción. “No, le dieron para la usura”, se contestó, asegurando que Mauricio Macri dejó el pagaré.

Mencionó luego al diputado José Luis Espert, al que definió como “un criminal”. “Que me diga Espert de dónde recorta… El come todos los días, se ve”, ironizó, alertando que el gasto social no puede ser restringido.

Se quejó entonces de que la oposición no hubiera votado el presupuesto. “¿Nosotros qué estamos haciendo? Ver cómo podemos hacer para atrasar esto”, señaló en referencia a los pagos de la deuda.

“Tenés deuda por 366 mil millones de dólares”, admitió, compartiendo con el senador Alfredo Cornejo que “a este país lo arreglamos entre todos”.

Sobre el final despertó sonrisas al reconocer que “nosotros dijimos que volvíamos para ser mejores… Hasta ahora no lo logramos”.

Pero advirtió a la  oposición que si vuelven no hagan como dijo Macri: hacer lo mismo, pero más rápido. “Ahí no hay quien los supera”, advirtió.

Mayans terminó destacando el entendimiento alcanzado. “Este país merece que le vaya bien. Hubo mala praxis y la mala praxis es 366 mil palos, más las Leliq. Ojalá podamos pagar eso”, dijo, y concluyó reconociendo que “hay gente nuestra que no quiere pagar eso. Mi bloque va dividido el bloque, por eso señora vamos a ver qué nivel de consenso que tenemos”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password