Desde noviembre AySA aplicará la quita de subsidios 

Será el mismo esquema de segmentación para los servicios de luz y gas. La medida comenzará a regir a partir del 1° de noviembre.

La propuesta de segmentación tarifaria presentada por AySA contempla cinco medidas: determinación del nivel tarifario y del subsidio vigente, segmentación tarifaria, programa de reducción progresiva en etapas de los subsidios, fortalecimiento del programa de tarifa social y establecimiento de un registro de mantenimiento del subsidio para usuarios residenciales. La quita de subsidios comenzará aplicarse de manera gradual desde el 1° de noviembre hasta el 1° de marzo de 2023. 

Los usuarios del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) pagan actualmente sólo el 30% del valor por litro de agua producida y el objetivo es eliminar totalmente los subsidios -a partir de noviembre- para los usuarios residenciales y también terrenos baldíos localizados en las zonas de calificadas como de ingresos “altos”, que incluye a barrios y urbanizaciones cerradas, según señala la empresa estatal. 

Ahora, AySA dispuso que para los usuarios residenciales y terrenos baldíos localizados en zonas calificadas como “medias”, la quita de subsidios se hará en tres etapas: subsidio del 40% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022; subsidio del 20% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 28 de febrero de 2023 y eliminación del subsidio desde el 1° de marzo de 2023. 

Para los usuarios localizados en zonas calificadas como bajas, el cronograma será: subsidio del 45% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022; subsidio del 30% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 28 de febrero de 2023 y subsidio del 15% desde el 1° de marzo de 2023. 

En tanto, los usuarios no residenciales recibirán subsidio del 40% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 31 de diciembre de 2022; del 20% desde el 1° de noviembre de 2022 y hasta el 28 de febrero de 2023 y eliminación del beneficio desde el 1° de marzo de 2023. 

Por su parte, aquellos que ya cuentan con tarifa social y comunitaria quedarán exceptuados de la segmentación y, en consecuencia, no perderán el beneficio. Este año accedieron a la tarifa social un total de 250.000 hogares, que tienen un ingreso neto inferior a dos jubilaciones mínimas ($86.630 a septiembre de 2022). 

El Programa de Tarifa Social de AySA cuenta este año con un presupuesto inicial de $950 millones y, de manera preliminar, se estima una previsión inicial para el programa de tarifa social en 2023 de $2.300 millones. 

La compañía explicó que, si bien su propuesta de segmentación tarifaria implica un incremento de los ingresos de la empresa, “no resultan suficientes para el sostenimiento operativo del servicio”, por lo cual seguirá con asistencia financiera del Tesoro Nacional. 

La última revisión tarifaria se aplica en dos etapas: una desde el 1° de julio (incremento del 20%) y luego desde el 1° de octubre (incremento del 10%), que totaliza un incremento final del 32%. 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password