Aprobaron en Diputados el Impuesto a las Ganancias de Emergencia

La Cámara de Diputados aprobó ayer y giró al Senado un proyecto de ley que crea un aporte extraordinario del 10 por ciento en el impuesto a las ganancias para las personas físicas y jurídicas con ingresos anuales superiores al millón de pesos.

Se trata de un impuesto de "emergencia" que impulsó el bloque de la Alianza y que, al momento de su presentación, generó una fuerte polémica entre el Ministerio de Economía y el Poder Ejecutivo.

El texto aprobado anoche, en general y en particular, establece un "impuesto de emergencia" del 10 por ciento por encima de la alícuota que ya tributan en concepto de ganancias las personas físicas y jurídicas.

A través del impuesto se aplicará una alícuota de diez puntos para todas aquellas personas físicas que registren utilidades mayores al millón de pesos anuales y a las empresas que superen los cinco millones.

Serán sujetos de dicha imposición todos aquellos que hayan registrado ganancias superiores a las cifras antes referidas en alguno de los períodos fiscales correspondientes a los años 1999, 2000 y 2001, estimándose que el nuevo impuesto alcanzará a unas 100 personas físicas y sucesiones indivisas y a unas 260 grandes empresas.

El proyecto aprobado, que ahora deberá ser considerado por el Senado, respondió al dictamen original de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, ya que no se tomaron en cuenta las diferentes alternativas que se habían incluido ayer en base a distintas iniciativas de los diputados Carlos Maestro (UCR-Chubut) y Beatriz Nofal (UCR-Capital Federal).

La norma con media sanción, que fue objetada por el justicialismo y sus aliados y por el Interbloque Federal, no incluye en su texto el carácter de coparticipable de los fondos a recaudarse, a pesar de los reclamos de diputados como Jorge Matzkin (PJ-La Pampa) y Julio Conca (PB-San Juan), ya que consideró innecesario hacerlo Raúl Baglini (UCR-Mendoza).

Este nuevo impuesto tendrá una aplicación por "única vez" de resultas del ejercicio fiscal 2001, de acuerdo con el texto del articulado, pero en la práctica la mayor parte de los legisladores descuentan que será por dos años y se faculta al Poder Ejecutivo Nacional (PEN) a extender su duración a un segundo ejercicio fiscal, el de 2002.

La media sanción aprobada establece que el pago de este nuevo impuesto en proceso de creación no podrá ser imputado como anticipo a otros gravámenes, ni desgravado en las liquidaciones tributarias, mencionándose, en especial, los casos del Impuesto a las Ganancias y al Impuesto a la Renta Mínima Presunta. La segunda media sanción, según se espera, podrá ser dada este viernes en la Cámara alta, en la medida en que haya acuerdo con el justicialismo que, si bien votó negativamente en Diputados, no concurrió con un número importante de legisladores como para impedir su sanción, aunque se descuenta que allí la oposición insistirá con agregar la condición de coparticipable.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password