La Justicia le otorgó a Beliz la banca en el Senado

La Cámara Nacional Electoral dispuso otorgar una banca de senador por la ciudad de Buenos Aires a Gustavo Beliz, del Frente por un Nuevo País, revocando un fallo de primera instancia que había dado como ganador a Alfredo Bravo del ARI.

De las tres bancas de senadores en juego por la capital en los comicios legislativos del 14 de octubre, dos quedaron en manos de Rodolfo Terragno y Vilma Ibarra por la Alianza.

Por el tercer puesto se dio una elección muy reñida entre Beliz y Alfredo Bravo, cuyo nombre también figuraba en la lista del partido Popular Nuevo Milenio encabezado por Juan Carlos Dante Gullo. En su momento, la justicia electoral dio como ganador a Bravo al sumar los votos de ambos partidos.

Pero, Beliz apeló la medida ante la Cámara Nacional Electoral que, como tribunal superior, dispuso quitarle la banca a Bravo al rechazar la sumatoria de votos.

"No es aplicable la doctrina según la cual, dos o más partidos pueden presentar una idéntica nómina de candidatos para la misma categoría de cargos, y sumar los resultados que obtiene la lista en cada caso en virtud de que el concepto de lista no es equivalente al de partido", según la resolución judicial.

"Una vez proclamados quienes fueron los candidatos electos por la agrupación que obtuvo más votos, no es posible arribar a otra solución que no sea la de consagrar como senador nacional a quien obtuvo la segunda mayoría de los sufragios", agregó el escrito.

"No escapa al entendimiento del Tribunal que la Constitución permite la suma de votos obtenidos por listas de candidatos idénticas para la elección de diputados nacionales, pero las prohíbe en el caso de los senadores", agregó la Cámara Electoral.

"El criterio de los convencionales constituyentes que estableció una insoslayable preeminencia de los partidos políticos en el proceso de elección de los senadores nacionales, no puede ser objeto de evaluación ni revisión alguna por el Poder Judicial", señaló el cuerpo en sus considerandos.

Concluyó que "el cuerpo electoral que acudió a votar el 14 de octubre, lo hizo a sabiendas de que dos bancas corresponderían al partido con mayor número de votos, y la restante al partido que le siguiese".

La resolución lleva la firma de los camaristas Rodolfo Munné, Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera.

Por su parte, el dirigente socialista Alfredo Bravo definió como un "atropello a la voluntad de casi un cuarto de millón de porteños" la decisión de la Cámara Nacional Electoral. "Esta posibilidad de manosear a las instituciones somete a sus integrantes a las presiones de quienes se organizan para influir sobre las autoridades", enfatizó Bravo.

En una nota publicada por un matutino porteño, el integrante del ARI señaló que "Gustavo Beliz es, precisamente, la cría de una de esas organizaciones que desde los '60 avanza a paso redoblado en la ocupación de espacios de poder" y añadió: "Me refiero, obviamente, al Opus Dei".

Entre las razones que lo favorecerían, Bravo enumeró "una decisión de la jueza (María) Servini de Cubría que impuso reglas de juego para el acto electoral del pasado octubre y que todos los participantes aceptaron, tres escrutinios" y "un fallo de primera instancia".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password