Carrió se tiene fe

La diputada nacional y titular del partido Alternativa para una República de Iguales (ARI), Elisa Carrió, volvió a reclamar elecciones presidenciales anticipadas, al considerar que la democracia está en riesgo.

"Creo que hay riesgos. Esta disolución del principio de autoridad nacional es muy grave", advirtió Carrió, para quien "no está en juego la autoridad de un Presidente. Está en juego toda la autoridad nacional, porque la gente tiende a desobedecerla. El acto de mayor generosidad nuestro, sería que la vieja democracia condujera a la nueva sin rupturas".

En ese sentido, consideró que vendrá un cambio en Argentina "porque la sociedad ya no da más cheques en blanco", y manifestó que la asunción de Roberto Lavagna al frente del Ministerio de Economía no le genera "ninguna" expectativa, "porque hay un descreimiento absoluto en la autoridad nacional". "Soy la persona con mayor intención de voto, incluyendo a todos los candidatos del partido más grande de la Argentina, juntos. El mío es un liderazgo que no fue buscado", aseguró Carrió.

La líder del ARI se expresó de ese modo en entrevistas publicadas hoy por dos matutinos, en los que afirmó que "la crisis se los llevó a todos" los dirigentes políticos del país.

Al referirse a las circunstancias en que se desenvolvería un hipotético escenario electoral, Carrió advirtió por las consecuencias que traería para la situación del país una eventual aplicación de la ley de lemas para elegir al próximo jefe de Estado. "Nos enfrentamos a otro riesgo: están tratando de imponer la ley de lemas, que además de ser inconstitucional, provoca una dispersión de la legitimidad. Lo que se necesita para reconstruir la Argentina no es resolver la interna del justicialismo", criticó.

En esa línea, la diputada chaqueña alertó que si prospera esa posición "se van a volver a equivocar" quienes la proponen, porque podría haber "un presidente con 15 por ciento de votos contra un candidato con el 40. Yo puedo perder la elección y ser la que mayor legitimidad tiene", dijo.

En otro orden, Carrió también aseveró que avanzará el juicio a la Corte Suprema porque pese a las "marchas y contramarchas, habrá dictamen de la comisión ya que están las mayorías necesarias, la oposición está unida y hay varios diputados justicialistas que van a votar de todas maneras".

"Más allá de las resistencias claras que está oponiendo un sector del justicialismo habrá despacho, y el próximo paso será llevarlo al recinto de sesiones, y le va a ser muy difícil a muchos diputados, que hasta hace un mes opinaban que había que hacerle juicio a la Corte, que ahora digan que no hay causa", expresó.

Carrió criticó a Raúl Alfonsín y dijo que el líder de la UCR "encarna la línea dentro del radicalismo que postula una alianza con el peronismo en la próxima elección" y subrayó que "parte del radicalismo con (Leopoldo) Moreau y Alfonsín quieren una alianza con el peronismo o mejor dicho con el duhaldismo". Sobre la relación política que mantuvo en el pasado con Alfonsín, Carrió dijo que "lo he querido demasiado, capaz más de lo que debía haber querido, pero hoy no queda nada" y confesó que el año pasado en la última reunión con el senador "insistí por última vez en la renovación moral de mi partido, pero él eligió a (Enrique) Nosiglia y ahora a Duhalde".

La diputada chaqueña también descartó la posibilidad de tener una alianza electoral con dirigentes reconocidos del radicalismo y del justicialismo y en ese sentido dijo que no estaba "dispuesta a pactar con la oligarquía de esos partidos", y que prefiere renunciar a las elecciones "antes que renunciar a los principios".

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password