Aprobaron impuestos claves

La Cámara de Diputados aprobó y giró al Senado las prórrogas por un año del IVA a los reintegros por exportaciones, de los impuestos al cheque y a los cigarrillos, y del crédito fiscal sobre los bienes de capital.

Si bien el Gobierno proponía extender la vigencia del impuesto a los débitos y créditos por dos años y los de ganancias y cigarrillos por tres años, el justicialismo aceptó la propuesta del radicalismo de que sólo se prorroguen hasta fines del 2005.

El oficialismo acordó con el radicalismo establecer la prórroga hasta fines del próximo año porque no tenía los 129 votos necesarios para aprobar esa ley, que con el aval de la UCR se aprobó con más de 150 votos. El presidente de la bancada radical, Horacio Pernasetti, había planteado que si se trata de impuestos de crisis y la Emergencia Económica ya se extendió hasta fines del 2005, "lo correcto es que estos tributos se prorroguen por el mismo plazo".

El proyecto sancionado por los diputados será convertido en ley hoy por el Senado, en una sesión maratónica que realizarán en esa cámara para tratar un conjunto de iniciativas, entre las que figura un proyecto de lucha contra el contrabando.

Sin embargo, el que reviste mayor importancia de los tres impuestos es el que grava con un 0,6 por ciento los débitos y créditos de las cuentas bancarias, ya que su recaudación se estima en los 8.000 millones de pesos para 2005.

Este año, el impuesto al cheque aportó 6.944 millones de pesos a las arcas públicas y se estima que el año que viene tendrá un aumento al compás del crecimiento de la economía, que se calcula superior al 4 por ciento estimado en el Presupuesto.

La extensión del impuesto al cheque creado en 2001 por el ex ministro Domingo Cavallo fue defendida por el oficialismo, algunos diputados transversales y del ARI, mientras que los provinciales de Provincias Unidas objetaron la vigencia de este tributo, así como Izquierda Unida y Autodeterminación y Libertad.

La presentación y defensa del proyecto del Gobierno quedó en manos del titular de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja, Carlos Snopek, quien reconoció que "ningún impuesto es una maravilla, pero son necesarios, porque son los instrumentos que el Estado tiene para distribuir".

"Había un general de la Nación que decía que la víscera más sensible es el bolsillo. Y tras la crisis lo que más difícilmente se recupera es la inversión y la distribución del ingreso", agregó el justicialista jujeño, al intentar explicar el estadio de la crisis según el oficialismo.

La propuesta del Ejecutivo busca mantener dentro de las arcas del Estado una serie de fondos provenientes de impuestos como los que gravan con un 7 por ciento "adicional de emergencia" el precio final de venta de los cigarrillos. Lo mismo ocurre con el impuesto al cheque, que afecta centralmente a la clase media y fue implementado por el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, cuando el gobierno de Fernando de la Rúa comenzaba a desbarrancar.

Desde el radicalismo remarcaron insistentemente que no se podía prorrogar "impuestos de emergencia más allá de la misma ley de emergencia económica", que rige hasta el final del próximo año.

El jefe de la bancada Horacio Pernasetti cuestionó -aunque finalmente votó a favor- la decisión de prorrogar la aplicación del IVA sobre los reintegros a las exportaciones porque consideró que puede complicar el escenario externo, porque se entiende que esa medida es un "subsidio" a las exportaciones.

Durante la sesión, el radicalismo logró que en el texto se precise que "hasta el 50 por ciento del cupo de crédito fiscal por inversiones de capital para descargar el IVA de esos productos en otros impuestos se conceda a las Pymes".

"El gobierno deberá también rendir un informe trimestral al Congreso sobre la utilización del cupo de 500 millones de pesos", agregó Pernasetti.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password