Solá vetó el Presupuesto 2005

El gobernador bonaerense, Felipe Solá, dispuso el veto total al presupuesto 2005 sancionado por la Legislatura provincial, que restringía sus facultades para disponer de fondos, en el marco de una puja con el duhaldismo que según el mandatario ponía en peligro la gobernabilidad de la provincia.

En ese sentido, explicó que el veto está destinado a "asegurar la debida gobernabilidad", y ejecutar las acciones de gobierno con las autorizaciones a gastar e instrumentos previstos en el presupuesto 2004.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados bonaerense, el duhaldista Osvaldo Mércuri, envió un mensaje al gobernador en el que aseguró que los legisladores de ese sector están "dispuestos al diálogo" para preservar la gobernabilidad.

Al anunciar su decisión en la Casa de Gobierno de La Plata, el gobernador apeló a la dureza verbal: "no voy a ser el payaso y hacer payasadas como promulgar la ley y luego enviar 3.000, 4.000 o 5.000 leyes porque eso sería bastardear las instituciones y llenar la Legislatura de papeles".

De esta manera, la provincia de Buenos Aires se manejará con el presupuesto 2004 que prevé 3.000 millones de pesos menos en erogaciones que el del 2005, en tanto se devuelve el presupuesto 2005 a la Legislatura bonaerense.

Solá hizo referencias veladas a la pelea que en el marco del PJ bonaerense lo enfrenta con el duhaldismo, sobre todo desde que lanzó su línea interna en un acto realizado en Costa Salguero, lo que fue interpretado por los duhaldistas como un intento de desplazarlos de la conducción del peronismo provincial.

Cuando la Legislatura bonaerense recortó sus facultades, Solá, afirmó que el duhaldismo quería "un gobernador con las manos atadas".

Hoy retomó ese argumento y afirmó: "la gente quiere gobernadores que gobiernen y no títeres manejados desde algún otro lado".

El gobernador, que no quiso brindar una conferencia de prensa y sólo se limitó a anunciar el veto, estuvo acompañado por todos sus ministros, frente a un auditorio compuesto por subsecretarios y directores de cada ministerio.

El mandatario convocó a los legisladores que "fueron votados en la misma boleta" que lo tuvo como postulante a la gobernación a que "vengan a conversar sobre cómo hacer para que cualquier crisis política no afecte la gobernabilidad de la provincia".

Solá se preguntó por qué los bonaerenses debían tener un gobernador "atado de manos" producto de una "interna política".

"Qué culpa tiene la gente que camina por la calle, que trabaja o no tiene trabajo, que vive en nuestra provincia, más de 15 millones de habitantes, de que una pretendida interna política nos haga tener un gobierno que valga menos que otro gobierno provincial?", se preguntó.

Remarcó que "en los últimos 30 años, en esta provincia, nunca se privó al gobernador, al votar el presupuesto anual, de la herramienta legal que diera flexibilidad a los créditos de ese presupuesto".

Solá indicó que con el nuevo texto del presupuesto "cada nueva necesidad va a requerir el dictado de una ley, por lo que se debería ir a requerir el apoyo de los legisladores, calculamos alrededor de 2.000 veces al año".

"Por qué se vota con convicción en la Nación los poderes especiales para el jefe de Gabinete y se le niega al gobernador de Buenos Aires una ley así, cuando el gobernador ha dado muestras claras de no discriminar a ningún intendente por color político ni ninguna otra razón?", cuestionó.

Detalló que de haber promulgado el presupuesto votado por la Legislatura provincial en diciembre de 2005 se necesitaría "una ley para trasladar a un agente de policía de un lugar a otro; para hacer un nuevo destacamento policial; para hacer un servicio educativo como desdoblar un aula en dos; para hacer obras públicas en rutas, hospitales y que afectará también a la justicia".

"Por qué se niegan facultades al gobernador cuando en el presupuesto de la Cámara de Diputados, en uno de sus primeros artículos, se le otorga facultades especiales al presidente de la Cámara de Diputados que puede disponer a su antojo de movimientos dentro de la Cámara", volvió a preguntarse.

En tanto, el presidente de la Cámara de Diputados, Osvaldo Mércuri, sostuvo que acepta "con beneplácito la propuesta de diálogo del gobernador Solá, diálogo al que, por otra parte, nunca rehuimos".

"Aceptamos en base a nuestro convencimiento democrático y en el marco de la prioridad que siempre tuvimos, a pesar de las diferencias con el Ejecutivo, de preservar por sobre todas las cosas, la gobernabilidad", finalizó.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password