La oposición canta “resistiré”

La sanción del paquete económico obligó a la oposición a buscar los primeros pasos para revertir la idea de fragmentación. Una movida que unió a radicales, peronistas duhaldistas y macristas.

El núcleo de esta movida pasa, en primera instancia, por brindar una imagen de coherencia, por lo menos para acentuar la campaña que en la Argentina la calidad institucional está cuesta abajo en la rodada.

El blanco de esa unidad es el pedido de derogación de aquellos artículos, entre ellos el 37, del Presupuesto Nacional, por considerar que deja las puertas abiertas a las arbitrariedades del Gobierno, en función de reasignar partidas sin necesidad de consultar a los organismos legislativos. En rigor, no es la primera vez que la oposición vota en contra de los proyectos del oficialismo. Lo que sucede es que los argumentos difieren de la boca que los pronuncie. No es lo mismo los dardos desde el radicalismo que los brindados por el macrismo, por dar dos ejemplos palpables.

Entonces, el primer paso es recrear una postura unitaria a la hora de demandar la derogación de los artículos referidos a los superpoderes. Esa acción es la de mínima y la de máxima consistió en rubricar todos juntos un dictamen. “No fue fácil la tarea”, admite uno de los integrantes de la mesa de conducción del bloque de la UCR ante la consulta de Parlamentario, al tiempo que confiesa que exigió renunciamientos muy fuertes de todos los actores involucrados.

“La apuesta está en marcha”, precisa el jefe del bloque de la UCR, el diputado nacional rionegrino Fernando Chironi, al tiempo que reiteró que por ahora todo se ciñe a la cuestión legislativa y nada a extramuros del Congreso de la Nación. Es que se especuló con que podría ser el embrión de un frente electoral, lo que es negado por todos.

La versión de Pinedo

En primer lugar, el macrista Federico Pinedo desmintió que se trate de un flamante interbloque y precisó que los diputados del PRO, que integran la Comisión de Presupuesto y Hacienda, “hace más de dos semanas le plantearon al conjunto de la oposición firmar un solo dictamen”. ¿El fin? Contar con “sanidad institucional porque actualmente se tiene un Congreso de fantasía”.

Con relación a que se trate de un embrión para un acuerdo electoral, lo desestimó, al tiempo que respondió que con el ARI es imposible, porque el partido de Elisa Carrió “tiene estrategias de acción solitaria. Ellos creen en una acción política testimonial en vez de buscar el poder”, afirmó Pinedo.

Es que hasta ahora los únicos que intentaron este armado legislativo es el bloque “Justicialismo Nacional”, que preside Jorge Sarghini, uno de los grupos residuales del duhaldismo que impulsan la candidatura de Roberto Lavagna, el radicalismo y el PRO. El resto de la oposición, entre ellos el ARI y el bloque socialista, optó por tomar distancia de este entente. “No tenemos nada que compartir en ese espacio” es, entre otros argumentos, el brindado a Parlamentario por el arista Eduardo Macaluse y el socialista Hermes Binner, presidentes de ambos bloques.

Más emergencia

De manera sorpresiva el Gobierno envió al Senado una renovación de la ley 25.561 y sus modificaciones y la ley 25.790, con lo cual quedaron incluidos todos los aspectos de la denominada emergencia económica.

En consecuencia, quedan contempladas las renegociaciones de 24 contratos con empresas concesionarias, la emergencia sanitaria, que abarca las deudas previsionales, la emergencia laboral, que extiende la indemnización especial hasta que la desocupación sea de un dígito y la emergencia social que prorroga los planes sociales.

Esta iniciativa va rumbo al recinto el miércoles 22, y parte para la Cámara baja, donde el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Snopek, anticipó que sacará de inmediato dictamen favorable. Ambito donde seguro se va a repetir el escenario de la Cámara alta, donde la oposición en su conjunto no apoyó más la prórroga económica. El argumento es más que sencillo: se llenan la boca de un crecimiento económico permanente y ahora, para justificar, enfatizan que es necesario para consolidarlo.

En rigor, esta prórroga lo que hace es permitirle al kirchnerismo mayor libertad, en especial en un año electoral, sin tener que someter a los senadores y diputados, pese a contar con mayoría en ambas cámaras.

“Nuestra oposición es de rechazo total y absoluto a este intento descarado del PEN por seguir acumulando y manejando los recursos de los argentinos, sin ningún tipo de participación del Congreso ni contralor de los organismos independientes”, manifestó el radical Miguel Angel Giubergia, vicepresidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda y uno de los protagonistas de acción de unidad. Por supuesto, Giubergia no escatima cuestionamientos a la cerrada negativa del Frente para la Victoria para abrir el diálogo.

Así quedó reflejado en la reunión de esa comisión donde el oficialismo impuso la fuerza de los números, en un ejercicio sin pudor de la tesis del ejercicio impiadoso del poder.

Al todo o nada

“El sostenimiento de la emergencia tiene que ver con proteger al Estado y a determinadas situaciones”, esgrimió el presidente del bloque de diputados del FpV, Agustín Rossi, al tiempo que reconoció que se “ha logrado una evidente mejoría en su situación macroeconómica, así como obtuvo una notoria recuperación en su situación financiera”. Pero señaló que aunque el progreso económico fue importante, “ no hay que perder de vista que para alcanzar un crecimiento sostenido se debe asegurar el marco de sustentabilidad interna”.

Sin lugar a dudas, como afirmó Fernando Chironi, son apreciaciones generales, pero que en el fondo apuntan a consolidar la hegemonía kirchnerista.

Es que la aprobación del Presupuesto Nacional 2007, más la prórroga de la emergencia económico, es un combo político que busca disponer de las herramientas necesarias de cara a las elecciones presidenciales del año que viene.

Una razón de peso para disciplinar a la tropa de senadores y diputados oficialistas, más allá de algunos gestos de rebeldía, y que más que obvio nadie puso piedras en el camino. Por el contrario lo allanaron, lo que llevó a la oposición a gestos de unidad, y que repercutieron en el seno de cada una de las fuerzas que lo motorizaron, ya que a algunos de sus integrantes les cuesta convivir en este frente, legislativo por ahora, pero que otros sueñan que tenga otro contenido.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password