El paro docente y sus circunstancias (segunda parte)

Por Silvia Giusti

Nuestra provincia fue testigo de un nuevo y fallido intento de movilización sectorial y corporativa en contra del Pueblo chubutense. La dirigencia gremial docente, ya ridiculizada hace una semana por los auténticos trabajadores de la educación, fue nuevamente descalificada por sus propias bases que, ante una nueva y absurda convocatoria a la huelga, respondió en cada escuela y en cada aula con un rotundo “¡ACÁ ESTAMOS! JUNTO A NUESTROS ALUMNOS Y SUS FAMILIAS”.
Esta frustrada movida antipopular (la tercera en casi dos meses) nos deja un saldo significativo. Por un lado, LOS IDEÓLOGOS Y LOS PROTAGONISTAS DEL DESPROPÓSITO SE PUEDEN IDENTIFICAR ya que en los medios provinciales aparecen el secretario gremial de la ATECH, Santiago Goodman, la responsable de la Delegación Sur, Irma Tello, los delegados Daniel Murphy, Héctor Lucio y Carlos Magno. Son ellos los dirigentes cuyas decisiones hicieron caer las paritarias pero difunden un listado de temas que deberían tratarse en ese escenario de diálogo y concertación: las bonificaciones por zona socioeconómica, la gratuidad de la capacitación docente, la edad y la movilidad de los montos jubilatorios, el pase a planta permanente y la estabilidad del personal transitorio, las asignaciones familiares, el sistema de control de licencias médicas.
Sus contradicciones se multiplican cuando la cúpula analiza las consecuencias inmediatas de eventuales adhesiones a la medida: mientras para Tello la decisión del Gobierno provincial acerca de descontar los días no trabajados es “desleal, intimidatoria, injusta y persecutoria”, para Goodman, en cambio, “el no descuento es una negociación política y ese diálogo no lo tenemos”.
Bienvenida entonces la profusa cobertura mediática: LA DIFUSIÓN DE SUS REFLEXIONES DESCALIFICA A UNA DIRIGENCIA OBSOLETA Y SUPERADA POR LA POLÍTICA EDUCATIVA PROVINCIAL; SUS REPRESENTADOS Y LA SOCIEDAD CHUBUTENSE EXIGEN OTROS NIVELES DE COMPROMISO CON LA ESCUELA Y LOS ALUMNOS.
Por otra parte, la frustada medida de fuerza y la pobre movilización del martes 3, nos permiten reconocer QUIÉNES SON LOS DIRIGENTES Y LOS GRUPOS QUE AMENAZAN A LA SOCIEDAD CHUBUTENSE, SU TRANQUILIDAD Y SU PROYECTO DEMOCRÁTICO CON JUSTICIA SOCIAL Y PROTAGONISMO POPULAR.
Más allá de la clásica perorata acerca de “no empezar las clases después del receso”, algunos sectores apuntan a objetivos aún más ajenos a nuestro Pueblo y más peligrosos para nuestra Provincia: los “Docentes Autoconvocados, Agrupación Alternativa Democrática Docente” convocaron al cruce de las rutas 3 y 26 y destacaron “la oportunidad de volver a encontrarse con los petroleros en las rutas”, en clara referencia a los lamentables incidentes de Neuquén. La mismísima conducción de la ATECH (Goodman) reconoce que “hay compañeros docentes en Comodoro que son de la Corriente Clasista y Combativa docente” por lo que la relación con esa crisis provincial es más evidente.
Entonces, FRENTE A SEMEJANTE CONVOCATORIA, FRENTE A TAMAÑA AMENAZA, LOS CHUBUTENSES RECONOCEMOS LAS OCULTAS INTENCIONES. Y TODOS, SEAMOS O NO SEAMOS DOCENTES, ¡RESISTIREMOS!

* Silvia Giusti es senadora del FpV de la provincia de Chubut

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password