El último pedido de Carrió fue a los indecisos

Envió un mensaje al electorado para conseguir los votos que le permitan llegar al ballottage. Se dirigió a los pobres, a los radicales y a los peronistas.

La fórmula presidencial de la Coalición Cívica emitió un mensaje dirigido a los indecisos y a los sectores más pobres, para que los acompañen con su voto el próximo domingo.

En su discurso, Carrió reivindicó los valores del radicalismo, el socialismo y la acción social de Eva Duarte. Todo el abanico que considera necesario para lograr el acceso a la segunda vuelta.

La candidata presidencial les pidió el voto “a quienes no se decidieron, a quienes tienen miedo, para ser fuerza de rescate de nuestros hermanos que están en la pobreza. Somos la segunda fuerza del país y el domingo podemos ser la primera y gobernar”.

Elisa Carrió sostuvo que “vamos a hacer en los cuatro años de gobierno la justicia social perdida y degradada por quienes usan los símbolos y desprecian a los pobres”.

La Coalición Cívica realizó su último acto de esta campaña en el Complejo Costa Salguero, donde su principal candidata se dirigió “a todas las argentinas y argentinos, nos voten o no nos voten el domingo”, autoproclamándose “la segunda fuerza política del país. El domingo podemos ser la primera y gobernar desde el 10 de diciembre”.

La candidata buscó abrir el abanico de receptores lo más posibles. Les habló a “los que nacieron en cunas peores, mejores, medias, todos estamos comprometidos en ser la fuerza de rescate más poderosa plural y republicana para sacar a nuestros hermanos pobres de la pobreza”.

En el sector principal, frente al escenario, la candidata a gobernadora bonaerense, la radical Margarita Stolbizer, compartió la fila con el economista Alfonso Prat Gay, el peronista Gerardo Conte Grand, la secretaria general del ARI, Elsa Quiroz; el sociólogo Juan José Sebrelli, la santafesina Susana García, dirigentes y candidatos de todo el país.

Autorreferenciándose permanentemente, Elisa Carrió dijo que piensa ser “la mejor comandante en jefe que haya conocido la Nación argentina” y hasta tuvo palabras para los hombres de armas.

“Debe haber Fuerzas Armadas republicanas, alejadas de aquellos que las mancharon con los delitos de lesa humanidad”, señaló, anticipando que continuará “el juzgamiento por las violaciones a los derechos humanos del pasado”, pero “también voy a ser la presidente que se ocupe personal y diariamente de la violación de los derechos humanos del presente”, sostuvo.

Aseguró que buscará “tener las mejores relaciones con todos los gobernadores de la Argentina, incluidos aquellos con los que nunca compartiría una lista”, marco en el que se refirió al mandatario porteño electo, Mauricio Macri.

Por otra parte, dijo que “nos compraron dirigentes al precio vil de un sueldo o un privilegio, pero a nosotros no pudieron sencillamente porque la Argentina de la auténtica victoria se construye con conductas y no con dinero, de cara al pueblo y a los medios”.

El acto se había iniciado con las palabras de su compañero de fórmula, Rubén Giustiniani, a quien Carrió presentó como el “líder indiscutido del Partido Socialista argentino”.

En su discurso, el senador santafesino dijo que “podemos decirle al país que habrá ballottage porque crecimos y venimos creciendo en las últimas semanas”.

“Este sistema para disciplinar políticamente ha llegado a su fin, ya lo vimos en Misiones donde con el 60 por ciento de pobreza no hubo cheque que parara el no a la reelección indefinida”, agregó Giustiniani.

El legislador nacional aseguró que “estamos ganando en Buenos Aires, en Rosario, en Mar del Plata. Vamos a convencer a la mayoría de los argentinos que están indecisos”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password