El Congreso mereció largos tramos del discurso

Miembro del Parlamento durante los últimos 12 años, la flamante presidenta destinó párrafos salientes de su discurso al Poder Legislativo.

Ya había elogiado al Congreso al dejar su banca del Senado, destacando el hecho de que varios de sus miembros fueran elegidos gobernadores a lo largo de este año, como así también ella misma fuera promovida desde ese poder a la primera magistratura.

Ahora, en su discurso de asunción, Cristina Fernández de Kirchner destacó que el Parlamento recuperó durante los últimos años la libertad. Lo hizo al destacar que la calidad institucionalidad es uno de los cuatro capítulos fundamentales del proyecto kirchnerista (los otros tres son la sociedad, el modelo económico con inclusión social y la inserción en el mundo).

Cristina destacó que “yo he pertenecido durante doce años a este Parlamento (…) como diputada y como senadora”, dijo la Presidenta y recordó las sesiones en las que, durante los 90, se sancionaba “el ajuste permanente” requerido por el Fondo Monetario.

Con conocimiento de causa, Cristina recordó también “al otro Parlamento, al que aplaudía el default. De la hazaña del ajuste a la hazaña de no pagar”.

Añadió que, a su entender, “hemos logrado recuperar el equilibrio, el rol constitucional que nos asigna precisamente nuestra Carta Magna. Volver a ser, unos, los representantes del oficialismo, los otros, los representantes de la oposición, cada uno cumpliendo el mandato popular que le ha conferido la ciudadanía”.

En ese marco destacó que el Congreso Nacional recuperó “la libertad”, sin las imposiciones del Fondo Monetario “y que tal vez, desde el advenimiento de la democracia, no habíamos tenido”.

Fernández de Kirchner recordó que en los 90 “teníamos la presión permanente sobre el Parlamento de los organismos multilaterales y también de otros argentinos que creían que ese era el camino, porque ellos solos no podían, si hubieran encontrado otros argentinos que dijeran que no”.

Reivindicó además el haber aprobado en el Congreso la derogación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida, y destacó que “hemos recorrido un largo camino en estos años de democracia y yo espero profundizar este rol del Congreso, donde podamos discutir y debatir (…) sin agravios, con propuestas alternativas y viables”.

Agregó que tiene “grandes esperanzas, porque creo que estamos reconstruyendo el sistema de decisión que priva la Constitución para todos sus poderes”, y destacó que “fue desde la política”, a través de un conjunto de decisiones adoptadas por el Ejecutivo y el Legislativo, que se logró “tener nuestro modelo de acumulación con autonomía razonable en un mundo globalizado”.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password