“En la Argentina el trabajo parlamentario es muy individualista”

Miguel Angel Presno Linera, constitucionalista español, analiza las diferencias entre el Congreso argentino y el de su país. Más interrelación con el Ejecutivo, puntualidad en las sesiones y menos presentaciones de proyectos son algunas de las características

Por Pablo Winokur

Habitualmente cubro las sesiones. Me siento. A mi lado aparece una cara completamente desconocida. Ni nos miramos. Alguien viene y le hace una consulta a este señor, que contesta con un acento claramente español. “¿Sos de España?”. Pregunta tonta. “Shí”, me contesta. Y así empieza la conversación.

Miguel Angel Presno Linera -me cuenta- es asesor del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, trabaja en el Ministerio de la Presidencia española y es profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo. Mi curiosidad pudo más y le hice algunas preguntas sobre el funcionamiento del Congreso de España.

Dos semanas más tarde -un poco más tranquilos- nos juntamos grabador de por medio y así salió la siguiente entrevista, en la que cuenta algunas diferencias entre ambos parlamentos: sesionan tres veces por semana; dos de ellas son para que el Presidente responda preguntas. Los plenarios comienzan con puntualidad. Los legisladores no pueden presentar proyectos a título individual y prácticamente no existe el cajoneo. No obstante, elogia la fuerte participación femenina en el Congreso argentino. Aquí, más detalles.

Tres al hilo

– ¿Cuántas veces por semana hay sesión en el Congreso español?

– En España el Parlamento es bicameral, pero imperfecto porque el papel protagonista es del Congreso de los Diputados. Es el que elige al Presidente y puede cesarlo. Pero en lo que es perfecto es en los controles al gobierno, que ejercen tanto la Cámara de Diputados como el Senado. En Diputados todas las semanas durante los períodos ordinarios -septiembre a diciembre y febrero a junio- hay un doble control en el Congreso de los Diputados.

– ¿Por qué doble?

– Porque hay un debate más general de índole político que se llama el debate de las interpelaciones que se da los martes por la tarde, a partir de las cuatro. Los grupos parlamentarios pueden pedir que se debata un tema de política general, de extranjería, de seguridad… y se establece un debate entre las distintas bancadas y un miembro del gobierno.

– ¿Quién contesta? ¿El Presidente o los ministros?

– Depende. Si es un tema de política general, el Presidente. Si es un tema puntual, el ministro responsable.

– ¿Todos los martes va todo el Gabinete?

– Casi todos. Si no va, tiene que comunicarlo.

– ¿Pero se puede excusar?

– Claro. Por ejemplo, el ministro de Relaciones Exteriores no suele ir porque está de viaje. Salvo que se hable de un tema que le competa.

– El resto va siempre…

– Casi siempre. Esto es en la sesión de los martes. Los miércoles, desde las cuatro hasta las siete el gobierno se somete a unas 24 preguntas que formulan diputados a título individual. Pueden ser del grupo del gobierno o de la oposición; generalmente son de la oposición. Pero es un formato de preguntas y respuestas muy ágil, porque tanto las preguntas como las respuestas tienen un tiempo máximo de cinco minutos. A los cinco minutos el presidente de la Cámara retira el sonido.

– No me queda claro la diferencia entre la de los martes y la de los miércoles.…

– La de los miércoles es sobre temas más puntuales: a una universidad le falta algo, ha habido un incendio en tal sitio… y el gobierno responde cuáles van a ser las medidas concretas que van a adoptar…

– ¿También por esto concurre todo el Gabinete?

– Sí. Y para esto también hay un orden para la respuesta. Suele intervenir primero el jefe de Gobierno al que le suelen dirigir tres preguntas. Y luego van interviniendo por orden de mayor a menor importancia, el resto de los miembros del Gabinete. Las preguntas tienen que ser registradas por escrito, y deben ser enviadas el jueves anterior antes de las 20 horas. Pero si quienes preguntan deciden que hay una cuestión más importante, pueden cambiarlas 48 horas antes de la sesión.

– ¿Qué pasa si sucede algo el martes al mediodía?

– Si todos están de acuerdo se podría cambiar. Pero el gobierno podría negarse a cambiar esa pregunta y pedirle que lo haga la próxima semana. Esta es la sesión más relevante políticamente. Los noticieros suelen hacer un pequeño resumen de lo que ha dicho el jefe de la bancada opositora y lo que ha respondido el jefe de Gobierno. El resto de los temas suele tener menos polémica.

– ¿Y en el Senado?

– Suele ocurrir de igual manera, pero una vez cada quince días, los miércoles por la mañana. El miércoles es el día del control.

– ¿Los jueves también hay sesiones?

– Sí, por la mañana. Y suele haber sesiones legislativas: ratificación de convenios internacionales, aprobación de textos legislativos y aprobación de decretos ley.

De Comisiones y proyectos

– ¿Cuánto duran las sesiones de los jueves?

– Depende el orden del día. Empiezan a las 9.30 y terminan a las 14.

– Se cita 9.30, pero a qué hora empiezan realmente…

– En principio a las 9.30, siempre que haya quórum.

– ¿Cuánto se tarda en conseguirlo?

– Es muy rápido. En general es puntual, máximo 9.45. Y las sesiones de control empiezan a las cuatro en punto.

– ¿Y el resto de la semana?

– Los diputados suelen marcharse el jueves por la tarde y vuelven el martes a la mañana o lunes por la noche. En la mañana del martes no hay actividad parlamentaria pero sí actividad política. Hay negociaciones informales en la cafetería o en los despachos.

– ¿Hay reuniones de comisión? Acá son muy importantes, pero allá pareciera que en esta agenda no queda mucho espacio.

– Sí, hay y son importantes. Los martes por la tarde mientras se desarrolla el pleno de control, los miércoles en la mañana y los jueves durante la sesión también hay debates en comisión. Y es allí donde se deciden las cuestiones.

– ¿Quiénes presiden las comisiones?

– En general un diputado con peso político y experiencia, que sabe manejarse en los debates. Es más la experiencia que la especialización.

– ¿Cómo es la presentación de los proyectos?

– El 90% de los proyectos que se aprueba viene del gobierno. Los grupos de la oposición no suelen presentar muchas iniciativas.

– Un diputado X del Partido Popular ¿cuántos proyectos presenta en promedio por año?

– Los debe presentar su grupo. No se pueden presentar a título individual.

– ¿Cuántos proyectos presenta el Partido Popular?

– En la actualidad han presentado pocos. Se centran en una oposición más frontal y de crítica. En cuatro años no creo que más de 20 o 30. (N de la R: ¡en todo el bloque!).

– Acá se produce una gran inflación legislativa, porque hay legisladores que presentan 50 por año…

– Claro. Por eso, allí un porcentaje alto de los proyectos que se presentan llega a debatirse; no necesariamente a aprobarse.

– ¿Se rechazan proyectos? Acá muy rara vez ocurre, porque no llegan al recinto los que no tienen acuerdo previo.

– Sí, se rechazan cuando no consiguen mayoría. Por ejemplo, hace poco Izquierda Unida presentó un proyecto para legalizar la eutanasia, llegó al recinto y se rechazó.

– ¿Pero el presidente de la Comisión o de la Cámara puede dormir el proyecto hasta que se alcancen los acuerdos?

– No, porque el orden del despacho es el orden de ingreso del proyecto… Se puede dar cierto cajoneo, pero no eternamente. Por ejemplo, el de la Memoria Histórica se demoró dos años y pico. Pero es muy atípico. Lo normal es que demoren cuatro o cinco meses.

– ¿Cómo vio el funcionamiento del Parlamento argentino?

– Hay un elemento que dificulta el trabajo que es el carácter individualista que tiene aquí el trabajo parlamentario. Allí hay mayor trabajo en equipo y hay control de parte de quien dirige la bancada. Esto está conectado con los partidos. Esa disciplina sobre el trabajo parlamentario viene del propio partido. Lo que vi muy bueno es que hay muchas mujeres.

– ¿O sea que allá los partidos están más estructurados?

– Sí. Y que acá las alianzas son más coyunturales. Allá se mantienen durante todo el período.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password