Cierre de IDEA con protagonismo opositor

El coloquio concluyó en Mar del Plata con una exposición del vicepresidente Julio Cobos. En su última jornada, el panel central fue encabezado por Hermes Binner y los legisladores Ernesto Sanz y Francisco de Narváez.

El panel final del 46 Coloquio de Idea permitió escuchar a tres opositores al Gobierno: mientras todavía las pantallas de los televisores se referían al multitudinario acto de la CGT en River Plate, con presencia del matrimonio gobernante, el gobernador socialista Hermes Binner, el senador radical Ernesto Sanz, y el diputado del peronismo disidente Francisco de Narváez, dieron su opinión sobre la realidad política, económica y social.

Allí no se ahorraron críticas a casi la totalidad de los temas en agenda: Indec, Tarifas, 82% móvil y Ley de medios. También se refirieron al peso de Moyano en el kirchnerismo y a las acciones del vicepresidente Julio Cobos.

El público, conformado casi en su totalidad por empresarios, aplaudió en numerosas oportunidades y hubo varias ovaciones, como cuando el diputado Francisco de Narváez sostuvo que “el compañero Moyano es una desgracia para la Argentina”.

Hubo, sin embargo, un punto que no gustó mucho a los hombres de negocios: las posturas de los oradores con respecto al proyecto de participación de los trabajadores en las ganancias empresarias.

“Se está viviendo un clima de final de ciclo en la Argentina. Se está terminando el ciclo de la democracia pendular, que va más allá de los Kirchner”, afirmó Sanz quien pidió dejar de lado los paradigmas mercadocentristas -del menemismo- y Estadocentrista -del kirchnerismo- para concentrarse en el ciudadano. “En 2011 va a haber segunda vuelta, con la diferencia de que la crisis no se va a llevar puesto al que estaba y los que están hacen uso y abuso de todos los recursos para quedarse”, sentenció el titular de la UCR.

Luego el moderador de la charla, Alfredo Leuco, le preguntó a cada uno de los disertantes sus opiniones sobre los temas “calientes” de la agenda nacional empezando por dos personajes políticos de peso: el titular de la CGT, Hugo Moyano, y el vicepresidente Julio Cobos.

“Los radicales somos moyanólogos. El modelo político de Kirchner necesita modelo sindical de Moyano, uno alimenta al otro con dinero y prebendas y otro le da seguridad en las calles y garantías de bajar los reclamos. Pero al postkirchnerismo le sobreviene el postmoyanismo”, afirmó el líder radical sobre Hugo Moyano.

Luego, hizo referencia a Cobos: “En Argentina la palabra ha sido devaluada, con la palabra se agravia y descalifica. El Gobierno instaló un modelo violento de ejercer politica, hay una matriz patológica de que se hace política con enemigos y si no, se los construye. Cobos sólo es un traidor para los que habitan la Casa Rosada”.

En cuanto al INDEC, el senador por Mendoza opinó: “Lo que se cometió en el INDEC fue un crimen de lesa credibilidad y los responsables deberían estar presos. Lo que hizo Guillermo Moreno, por órdenes de Kirchner, es delito, por eso le envió un mensaje al juez Canicova Corral, que entiende en esa causa, a ver cuando toma una decisión”.

El tema tarifas también estuvo presente. “Las tarifas con una bomba de tiempo que deja este Gobierno para que le explote al próximo”.

El 82% móvil ocupó el centro de la escena y Sanz dijo: “El gobierno instaló esto de que no hay financiamiento y sigue insistiendo en que es una enorme irresponsabilidad. Hay plata, el problema es que la quieren usar para lo mismo que hasta ahora. Si somos oficialismo vamos a pagar el 82% móvil”.

En cuanto al proyecto del diputado Recalde, el líder radical destacó: “Filosóficamente estoy de acuerdo, responde al artículo 14 bis de la Constitución. Otra cosa es ver cuál es el momento oportuno y cuál es el modelo. En términos de prioridad laboral, tenemos que ver cómo son blanqueados el 45% de los trabajadores informales. Me parece que es un intento para meterse en el sector privado”.

Finalmente, se refirió a la Ley de Medios: “Hay que sacarla de la guerra entre el Gobierno y el Grupo Clarín. Es necesario tener una nueva ley, pero el Gobierno perdió una oportunidad de tener una buena ley de medios. Hay que adecuar esta ley, sostener las cosas buenas y corregir aquellas que tienen que ver con la pelea coyuntural. Hay que respetar las licencias hasta donde estaban y después aplicar los criterios de desmonopolización”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password