Carta abierta a David Cameron

Por Alberto Asseff

Señor Primer Ministro:

El motivo de esta carta abierta es transmitirle a un destacado político como usted, graduado en Eton College y luego en Oxford, en política, economía y filosofía, algunas consideraciones que los argentinos pensamos.

Su accionar y últimas declaraciones en el Parlamento nos han llenado de asombro. En una mente brillante, para muchos, como la suya, sus conceptos sobre la problemática Malvinas han llegado a las autoridades y pueblo argentino como una chanza moderna del añejo cuño británico. Créame, lo que dijo usted es ofensivo, pero es tanta la distancia de la ofensa con la realidad que sus palabras caen en el ridículo manifiesto.

Usted en su interior sabe y debe reconocer que su nación ha sido la mayor expresión en la historia de la humanidad de la conquista y el dominio colonial. Es mas usted comprende lo divertido y poco serio, que ha sido el acusar a la Argentina de colonialista. Reprocharnos colonialismo es una penosa y grosera ironía británica. Eso si, nos parece un insulto para los pueblos y gentes de catorce territorios hoy dominados por Inglaterra, que aún subsisten como colonias. Y, me temo, usted es hoy el hazmerreir de Europa y del mundo entero.

En nuestro caso, los argentinos esperamos de usted un mínimo de seriedad. Los dichos merecen nuestro más absoluto rechazo, como broma y como fenomenal falacia. Realice usted un esfuerzo para poner en este conflicto histórico sus mejores intenciones para un diálogo constructivo que permita demoler el arcaico colonialismo que su país mantiene en el Atlántico Sur.

Primer Ministro, comprendemos su situación y respetamos su ideología conservadora, que hoy, no dudamos, debe estar muy desasosegada por la grave crisis social y económica que vive su pueblo. Espero sinceramente que usted aprenda lo que ya sabemos los argentinos: no es con maniobras de distracción o alardes grandilocuentes como se dan solución a los problemas económicos y sociales internos.

Recuerde que en las negociaciones futuras (que reclaman las Naciones Unidas), por nuestra parte, no serán solo con el gobierno argentino. En ellas, sino también estarán unidas todas nuestras fuerzas políticas y sectores sociales y la Unión Sudamericana, con el explícito respaldo de América Central, el Caribe y México.

*Alberto Asseff es diputado de Compromiso Federal-Unir por la provincia de Buenos Aires.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password