Califican de “inadecuado” el impuesto propuesto en algunos distritos

Eric Calcagno salió al cruce de los anuncios de los gobernadores de Córdoba y Buenos Aires y el jefe de Gobierno porteño, que pretenden gravar los combustibles para obtener financiamiento.

El diputado nacional Eric Calcagno manifestó su desacuerdo ante las iniciativas y proyectos de gobernadores tendientes a aumentar la presión fiscal a los combustibles como medio para resolver problemas de financiamiento de corto plazo en sus jurisdicciones.

“Un nuevo marco federal de relaciones entre el Estado Nacional y las provincias no puede significar el sálvese quien pueda en materia tributaria. De la crisis político-económica que salimos en el 2001 y 2002 nos quedó como enseñanza la necesidad de responsabilidad fiscal: por ello existe un Consejo Federal y una política de desendeudamiento. También el Estado nacional generó el Fondo Federal Sojero con recursos nacionales para contribuir a la mejora de las infraestructuras que preocupan a varios gobernadores”, expresó Calcagno.

El diputado del Frente para la Victoria caracterizó la regresividad de esta idea, aplicada en Córdoba y en estudio, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en la provincia de Buenos Aires, ya que un recargo a los combustibles impacta a todos por igual sobre toda la línea de la producción y los servicios. “Un plan de mejoramiento de rutas con afectación de un cargo fijo al consumo de combustible no parece muy solidario, como lo pretenden mostrar”, indicó Eric Calcagno.

El diputado, vicepresidente 2° de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, agregó que “en Argentina desde el año 2003 aumentó la progresividad en los impuestos, ya que la participación de los impuestos directos o progresivos en la recaudación total pasó de 18% a 38%. Este fue el resultado de la mayor gravitación de los impuestos a las ganancias, al comercio exterior y a los créditos y débitos bancarios”.

“Cuando la Presidenta pidió a cada uno mejorar en sus responsabilidades y gobernar para una mayor inclusión y equidad, no debería traducirse ni distorsionarse a través de la creación de impuestos al consumo. El camino es hacer que quienes más ingresos obtienen por este modelo económico tributen más, en el marco de una verdadera democracia con función social”.

“Para resolver la terrible situación económica de la Argentina, Néstor y Cristina Kirchner no dudaron en tomar medidas que fortalecieron el mercado interno y la generación del empleo. Ahora que hay una situación institucional mucho más previsible, con la Nación articulando soluciones en obras de infraestructura y cobertura de seguridad social, no puede haber jurisdicciones que tomen ventajas a costa de mayores precios para la ciudadanía, por el encarecimiento en la cadena de formación de precios”, finalizó Eric Calcagno.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password