La oposición repudió la metodología de trabajo del kirchnerismo para la reforma judicial

Senadores de la UCR y el FAP cuestionaron duramente la decisión del kirchnerismo de despachar este jueves y sin modificaciones los proyectos enviados por la presidenta. Así las cosas, decidieron no participar del debate en comisión pero plantearán su postura en el recinto. “Nos acercamos a un régimen totalitario”, advirtió Ernesto Sánz.

Tal cual había anticipado el día anterior el jefe de la bancada radical del senado, José Cano, la Unión Cívica Radical y el interbloque Frente Amplio Progresista decidieron no participar del tratamiento en comisión de los proyectos de reforma judicial enviados por la Casa Rosada.

Así lo anunciaron a través de una conferencia de prensa que dieron paralelamente se iniciaba el plenario del Senado al que desistían de concurrir. Tampoco asistió al plenario el Peronismo Federal, aunque sus miembros no participaron de la conferencia de prensa.

El presidente radical del bloque del Senado, José Manuel Cano, dejó en claro su repudio al debate “irrespetuoso y unilateral” llevado a cabo por el bloque mayoritario, que anuló la posibilidad de consenso ante la negativa de aceptar cualquier tipo de modificaciones. El legislador tucumano sostuvo que no participarán de los “hechos consumados” del oficialismo y señaló la ambigüedad permanentemente manifiesta del poder central en su accionar: “El Gobierno tiene un doble discurso ya que intenta modernizar la Justicia y tiene intervenido el Indec”. Además, reflexionó: “Se ve que la visita de la presidenta al Papa no sirvió de nada”.

De la misma manera se expresó su par Ernesto Sanz quien advirtió un acercamiento cada vez mayor hacia un sistema totalitario. “Hoy el Poder Ejecutivo toma decisiones y no busca consensos ni diálogos”. Su correligionario Gerardo Morales puntualizó que los proyectos violan artículos de la Constitución Nacional. Más precisamente se refiere a la iniciativa que pretende modificar el Consejo de la Magistratura ampliando el número de miembros –de 13 a 19- y que los mismos sean elegidos por el voto popular. “Esta es la propuesta de partidización y politización de la Justicia. Imaginemos a los jueces juntando votos por el país. El oficialismo no tiene límites”, denunció.

Por su parte, el jefe de bloque del FAP, Rubén Giustiniani criticó la mecánica kirchnerista de tratar iniciativas a libro cerrado y opinó: “El oficialismo está pateando su propio tablero, adelantando que no permitirá cambios en los proyectos”. Su par Luis Juez solicitó la presencia del titular de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, para que exponga su punto de vista e instó a la defensa de las instituciones. En la misma línea se expresó Norma Morandini quien alertó sobre la “negación en la división de poderes” palpable en cada avanzada del Gobierno.

Quien sí asistió al plenario sin formar parte del oficialismo fue el senador de Probafe, Samuel Cabanchik, más cercano al oficialismo en la mayoría de las votaciones.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password