La idea de la Corte Suprema a Santa Rosa es buena

Por Alberto Asseff. El legislador del Frente Renovador realiza sus aportes en las propuestas de mudar los poderes hacia el interior del país.

Diario San Rafael se hizo eco de nuestra propuesta de trasladar la sede del Poder Ejecutivo Nacional a Río Cuarto y el Congreso a la ciudad de Santa Fe. En una nota firmada por Nelson Altamirano se objeta que la Corte Suprema continúe en la Ciudad de Buenos Aires y también se echan dudas sobre Río Cuarto porque tiene escasez de agua.

La añeja capital del ‘imperio de los Ranqueles’ y hoy capital alterna de la segunda provincia de nuestro país – excúsenme mis queridos santafesinos…- muestra una impresionante pujanza, con sus 180 mil habitantes, su despliegue horizontal – con diversas barriadas – y asimismo vertical – sobresale un monumental edificio de 28 pisos que sólo es el primero de lo que se viene. Este crecimiento es la evidencia de que el agua no es obstáculo, máxime que en una primera etapa se prevé que el impacto en materia de nuevos habitantes no superaría los 10 mil.

Hay algunos mitos en este plano del traslado de la Capital Federal. Existen sectores enteros que no experimentarán cambio alguno en su actual estructura: el sistema escolar, el policial, el judicial, el de salud y otras burocracias como ANSES o PAMI no tendrán alteración. Ello es así porque sus prestaciones se refieren a la población. Si ésta no se mueve hacia la nueva sede del Poder Ejecutivo, pues entonces los mencionados órganos tampoco mutan.

Por otra parte en nuestro proyecto la mudanza será gradual: primero el presidente, sus ministros Jefe de Gabinete y de Interior, las Secretarías de la Presidencia y Legal y Técnica. Nada más. Al cumplirse con la Constitución celebrándose una reunión mensual presencial de gabinete se asegura la coordinación de las políticas en ejecución, sin necesidad de que los ministros estén concentrados físicamente. El asombroso mundo de la tecnología de la comunicación suple con sobrado éxito a la necesidad de la cercanía física ¿Cuántas veces se encuentra cara a cara con la presidenta por caso el ministro de Tecnología? ¿Una vez por mes, acaso? Pues eso es lo que seguirá habiendo, pero en el marco constitucional de un pleno de Gabinete.

En Río Cuarto habrá que construir un Centro Cívico para la sede del presidente y algunas residencias, junto con un barrio para albergar a los nuevos habitantes, empleados de las dependencias que se trasladan.

La ubicación de Río Cuarto es excepcional porque es bisagra de los cuatro vectores: el andino-Pacífico; el norteño-continental-sudamericano; el pampeano-litoraleño; y el patagónico-marítimo.

El Congreso a la ciudad de Santa Fe es óptimo. Iría a la cuna de la Constitución y de la Organización Nacional.

La Corte podría instalarse en la Docta, señalado sitio de las leyes como el propio apodo de la ciudad exterioriza. Empero, más lógico es mudarla a un lugar geográficamente distante, en esta idea estratégica de desplegar e interiorizar el desarrollo de nuestro país, poniendo sofreno a la distorsionante concentración en todos los aspectos que sufrimos con la megalópolis.

Por eso, no es desatinada la sugerencia del articulista de instalar la Corte en Santa Rosa o en General Roca, Río Negro.

Nuestra propuesta no es hacer una costosísima ciudad a partir de cero, como Brasilia. Si propugnamos eso, jamás trasladaremos la Capital. Nuestra idea es más modesta y por ello más asequible: un pequeño Centro Cívico y un barrio nuevos en una ciudad preexistente. Inclusive hay que sopesar si no conviene federalizar sólo un área de diez manzanas, como el modelo Vaticano-Roma.

El objetivo es dar una gran señal al país de que vamos por la restauración del sistema federal que conlleva ser más criteriosos y equitativos a la hora de asignar los fondos nacionales y descentralizar paulatinamente la administración y la economía del la Argentina y, paralelamente, frenar la migración hacia la Metrópolis y, a largo plazo, ir desconcentrándola también demográficamente.

Miguel Cané lo decía, ‘si quieres cosas grandes, piensa en grande’. Hace bastante tiempo que estamos maniatados por el chiquitaje y así nos va.

*Diputado nacional UNIR-FRENTE RENOVADOR

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password