Tiene media sanción la elección popular de los parlamentarios del Mercosur

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto oficial con 140 votos del kirchnerismo y aliados, 72 en contra y 18 abstenciones del arco opositor. Hubo críticas a la oportunidad de los comicios y las inmunidades de las que gozarán los legisladores regionales. Ahora será el turno del Senado.

Al cabo de un debate de seis horas, la tropa kirchnerista en la Cámara de Diputados consiguió darle media sanción al proyecto para la elección popular de los representantes del Parlamento del Mercosur (Parlasur), que podría ser ley antes de fin de año.

La iniciativa fue aprobada este martes con 140 votos positivos del oficialismo y aliados habituales, contra 72 rechazos de gran parte del arco opositor, en el marco de la última sesión del año de la Cámara baja.

La votación arrojó además 18 abstenciones del Frente Renovador de Sergio Massa -que estuvo ausente- y Alcira Argumedo (Proyecto Sur). Unidad Popular, de Claudio Lozano, votó a favor, al igual que los puntanos de Compromiso Federal y Facundo Moyano.

La iniciativa pasó ahora para su sanción definitiva al Senado, que buscará emitir dictamen este mismo miércoles y llevarla al recinto el jueves, para lo que deberá acordar con la oposición, ya que necesita los votos de los dos tercios de los presentes.

Por un acuerdo refrendado por el Mercosur, a la Argentina le corresponden 43 bancas, mientras que 75 pertenecen a Brasil, 33 a Venezuela y 18 a Uruguay y Paraguay –el único país hasta ahora en elegir sus parlamentarios regionales de manera directa-.

El oficialismo propone que nuestros 43 diputados se voten en las próximas elecciones presidenciales, lo que generó especulaciones por una posible candidatura de Cristina Kirchner para apuntalar al candidato de su fuerza.

Por un acuerdo refrendado por este organismo, a la Argentina le corresponden 43 bancas, mientras que 75 pertenecen a Brasil, 33 a Venezuela y 18 a Uruguay y Paraguay.

El sistema impulsado por los kirchneristas Jorge Landau (apoderado del PJ) y Andrés Larroque (líder de La Cámpora) establece que 19 de los legisladores se elegirán en un esquema de distrito único. El resto se elegirá por provincia, como sucede actualmente con los diputados y senadores.

El proyecto recibió objeciones de la oposición que pueden resumirse en dos planteos: la mayoría coincidió en rechazar la unificación de la elección presidencial con la de “mercodiputados”, además de las inmunidades que tendrán estos últimos.

Ambos cuestionamientos fueron rechazados por el armador electoral del oficialismo, Jorge Landau, quien defendió la iniciativa como miembro informante del Frente para la Victoria.

En relación a los fueros, Landau sostuvo que “en todo lo que no estuviese previsto por el protocolo constitutivo, los parlamentarios del Mercosur serán asimilados en el derecho interno a los diputados nacionales”.

Según dijo, esto mismo fue propuesto en proyectos de Federico Pinedo, Patricia Bullrich (Pro), Alfonso Prat Gay, Fernando Iglesias (Coalición Cívica) y Alberto Asseff (Frente Renovador), que ahora lo cuestionan.

El presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Guillermo Carmona (FpV) advirtió en este punto que “la oposición ha leído lo que se le da la gana”, ya que se produce una “asimilación de requisitos al de diputado nacional” y no un reconocimiento de inmunidades.

Por otro lado, Landau recordó que el protocolo constitutivo del Parlasur estableció la elección directa de sus integrantes, pero que hasta ahora los representantes argentinos fueron designados de modo indirecto, a través de los legisladores nacionales.

El apoderado del Partido Justicialista precisó que, según el protocolo, dicha elección debería efectuarse el Día del Mercosur Ciudadano: “era una aspiración pero no una condición sine qua non”, aseguró.

Pero explicó que como el bloque regional todavía no estableció tal fecha, el proyecto propone una cláusula transitoria para que la elección de los parlamentarios se realice junto a la del presidente de la Nación.

Asimismo, Landau indicó que los parlamentarios del Mercosur asumirán en 2016, y que entonces tanto Argentina como Brasil designarán el número total de miembros en dicho Parlamento. “No es cierto que los electos en 2015 no puedan asumir en su totalidad”, desmintió a la oposición.

Como integrante actual del Parlasur, la kirchnerista Julia Perié destacó el “significado importantísimo (de las elecciones) para el fortalecimiento del Mercosur” y agregó que es “una apuesta histórica de integración regional, no sólo comercial, sino política, cultural e institucional”.

El líder de La Cámpora Andrés “Cuervo” Larroque, quien también forma parte del Parlamento del Mercosur, enfatizó que “la integración regional debe estar en manos de los pueblos”; negó que la elección sea un “tema coyuntural” y destacó su carácter “estratégico” para alcanzar “autonomía”.

“La integración regional es tan importante porque la autonomía ya no puede ser de países aislados; el mundo es muy complejo y la única forma de tener autonomía es a través de los bloques regionales”, explicó.

Larroque también afirmó que “es mentira que sea un tema coyuntural porque el primer proyecto de parlamentarios del Mercosur ingresó en 2008; hay 22 proyectos en esta Cámara y 13 corresponden a la oposición”.

La UCR compartió “la idea” pero “no la forma ni el contenido”, tal como afirmó el vicepresidente primero de la Comisión de Asuntos Constitucionales, el entrerriano Jorge D’Agostino.

Por el mismo bloque, Miguel Bazze aseguró que el kirchnerismo “vincula este proyecto a la actual situación electoral”, en alusión a una posible candidatura de Cristina Kirchner.

“Este proyecto está inspirado en necesidades electorales del Poder Ejecutivo Nacional y no en fortalecer esta herramienta de integración y comercio tan importante”, alertó el bonaerense.

Adrián Pérez, del Frente Renovador, pidió reactivar el Mercosur” y puso como ejemplo que la elección directa de los representantes paraguayos “no cambio ni la dinámica del Parlamento, porque se sigue reuniendo pocas veces, ni las atribuciones (del organismo), porque nada se puede hacer si no se cambian los tratados para el Parlamento actual”.

A diferencia del proyecto kirchnerista, el massismo proponía la elección regional de los parlamentarios del Mercosur, dividida en cinco grandes “distritos”: Norte Grande, Gran Cuyo, Centro, Buenos Aires y Capital Federal, y Patagonia.

La propuesta alternativa de ese bloque también promovía el voto electrónico y negaba inmunidades a los “mercodiputados”, salvo por cuestiones de opinión.

En la misma sintonía, Pablo Tonelli (Unión Pro) criticó la “oportunidad” de elección de los parlamentarios del Mercosur y la inmunidad que tendrán nuestros representantes en el órgano legislativo regional, al advertir que es “inconstitucional”.

El jefe de Unidad Popular, Claudio Lozano, lamentó que el Congreso no “discuta cuestiones de fondo” sobre el Parlasur y que, en cambio, se limite a legislar sobre la elección popular de sus integrantes.

Integrante del órgano legislativo regional, Lozano advirtió que el organismo “no puede legislar sobre absolutamente nada, ni tiene incidencia ni control sobre la dirección que asume el proceso integrador” entre los países miembros.

No obstante, justificó su apoyo en general “por coherencia democrática”, al coincidir en que “los parlamentarios del Mercosur deben ser electos de manera directa”.

En tanto, el jefe del bloque socialista, Juan Carlos Zabalza, denunció que “es absolutamente injustificable la urgencia en el tratamiento de la iniciativa”.

“Debemos construir seriamente un Parlamento que funcione, necesitamos que adquiera otra visibilidad y que sea la voz de las distintas regiones y realidades de nuestros pueblos en el seno del Mercosur, en una idea de integración”, sostuvo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password