Bajo la lluvia, una multitud se congregó en Plaza de Mayo para homenajear al fiscal Nisman

La “marcha del silencio” convocada por un grupo de fiscales a un mes de la trágica muerte reunió a gran cantidad de personas. Referentes políticos de la oposición se dieron cita a pesar de la tormenta, que golpeó fuerte. El reclamo por el esclarecimiento de la causa se replicó en Rosario, Córdoba, Santa Fe y Mar del Plata.

Bajo una lluvia torrencial, una multitud marchó este miércoles para recordar al fiscal Alberto Nisman, en medio de un silencio que se rompió por momentos al grito de “Justicia” y recurrentes aplausos. A un mes de la muerte del fiscal que investigaba el atentado a la AMIA, numerosas personas se dieron cita en todo el país, en una marcha que tuvo su epicentro en la Plaza de Mayo.

Los manifestantes comenzaron a congregarse en la Plaza de Los Dos Congresos en el preciso instante en que la tormenta empezó a descargarse con fuerza, e iniciaron la caminata hacia Plaza de Mayo bajo cientos y variopintos paraguas. “Yo soy Nisman” y “Nisman, presente” fueron las leyendas más vistas en los carteles. Uno, más arriesgado, rezaba “Tengo una bala en mi corazón”.

Con las mismas consignas y sin banderas partidarias, el reclamo se replicó además en ciudades del Interior como Rosario, Córdoba, Santa Fe y Mar del Plata.

La caravana porteña estuvo encabezada por la ex mujer de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, junto a sus hijas y la madre del fiscal, Sara Garfunkel. Fueron las principales figuras de la convocatoria impulsada por los fiscales Ricardo Sáenz, Raúl Pleé, Guillermo Marijuan, Carlos Stornelli, Gerardo Moldes, José María Campagnoli y Julio Piumato.

Fue el titular del gremio de los trabajadores judiciales quien pidió un minuto de silencio. “Acompañando el sentimiento de la familia y en respeto a su memoria, le pedimos a los cientos de miles, a los cuales agradecemos su presencia en este día de homenaje, un minuto de silencio”, solicitó Piumato.

No faltaron los referentes políticos, todos de la oposición, que se inmiscuyeron entre los manifestantes para reclamar el esclarecimiento de la causa por la misteriosa muerte de Nisman, todavía empantanada y sin avances concretos. Allí estuvieron los presidenciables Mauricio Macri, Sergio Massa, Hermes Binner, Julio Cobos y Ernesto Sanz, que acudieron junto a sus legisladores.

Si bien ninguno optó por hablar ante las cámaras de televisión, diputados y senadores opinaron a través de comunicados de prensa y de las redes sociales, donde se desató una verdadera guerra entre quienes estaban a favor y en contra de la marcha.

“Emociona escuchar la opinión de la gente en la marcha. Impresionante muestra de solidaridad y homenaje”, tuiteó Ricardo Buryaile, uno de los numerosos radicales que se hicieron presentes. “Necesitamos paz, necesitamos diálogo, exigimos Justicia”, aportó su par José Cano.

El senador del Movimiento Popular Neuquino Guillermo Pereyra opinó que “el pedido de Justicia es una expresión unánime del pueblo argentino, es ‘el grito del silencio’ que reclama toda la sociedad”. “Nos sumamos a la marcha para pedir Justicia, nada más”, explicó el neuquino horas antes de partir hacia Buenos Aires para participar de la convocatoria.

La diputada radical Patricia De Ferrari fue más allá y opinó que “también, indirectamente, hay un reclamo, tan silencioso como potente, en relación con el respeto a las instituciones, porque existe un gobierno que ha hecho de la impunidad un modo de gestión”.

Otro que acompañó la caravana fue el senador Fernando “Pino” Solanas (Proyecto Sur-Unen), quien remarcó que “la ciudadanía argentina dice basta de impunidad y reclama transparencia para poner fin a la larga sucesión de grandes hechos delictivos sin esclarecer y que con prudencia y serenidad se investigue la muerte del fiscal Alberto Nisman”.

Martin Lousteau, otro diputado presente, dijo que “el silencio se convirtió en la voz de todos”. “Esta es una iniciativa en pos de reivindicar la justicia independiente, la transparencia y la búsqueda de la verdad. Participé por la salud de nuestra democracia”, expresó el precandidato a jefe de Gobierno porteño.

Hacia dentro del kirchnerismo más de uno creyó que era conveniente participar de la marcha, pero ningún representante del Frente para la Victoria se hizo presente. Entre las voces en contra del “18F” estuvo el kirchnerista Edgardo Depetri, quien consideró que la marcha “muestra dos países: el nuestro, con la puesta en marcha de una obra como Atucha II, que nos pone en el camino de la soberanía energética y el desarrollo tecnológico, y por el otro lado, el de la especulación y el oportunismo electoral, resultado de la alianza entre jueces, fiscales, los medios hegemónicos y una oposición decadente y sin ideas”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password