Obtuvo dictamen el Régimen de Promoción de Juventudes

El kirchnerismo despachó el proyecto con respaldo de Unen, la Coalición Cívica y el Partido Socialista, que realizaron observaciones. La UCR, el Pro y el Frente de Izquierda se opusieron por la creación de organismos.

Tras una enfática defensa del subsecretario de Juventud de la Nación, Facundo Tignanelli, el Frente para la Victoria, bloques aliados y un puñado de opositores firmaron dictamen favorable al proyecto de ley enviado por Cristina Kirchner de Régimen de Promoción de Juventudes.

La iniciativa establece una actualización automática del programa Progresar tal como sucede con las jubilaciones y la Asignación Universal por Hijo y crea seis nuevos organismos: la Secretaría de Juventud que aplicará políticas para jóvenes de entre 18 y 29 años; un Comité Ejecutivo que aplicará y evaluará la implementación del Progresar; un instituto descentralizado con directores designados por el Congreso para coordinar políticas públicas; un defensor de la Juventud; un Consejo Federal que reúna a representantes de la Nación y provincias; y una Red de organismos municipales para promover políticas entre las comunas.

El objetivo, dijo Tignanelli, es “institucionalizar el piso de derechos” consagrados durante los últimos años, como el programa Progresar, el derecho a la educación sexual y reproductiva, al tratamiento de adicciones, entre otros.

Aunque hicieron observaciones, ECO de Martín Lousteau, la Coalición Cívica y el Partido Socialista anticiparon su respaldo. Mientras que la UCR, el Pro y el Frente de Izquierda comunicaron su oposición, por la creación de los nuevos organismos.

El nombre del radicalismo, el entrerriano Fabián Rogel protestó por la creación de las seis entidades: “no corresponde ante el cambio de gobierno”, dijo. Y Pablo Tonelli, del Pro, recordó que todavía está pendientes la designación del defensor del Pueblo y de los Niños. “Esto es una máquina de crear cargos”, afirmó la radical jujeña Gabriela Burgos.

Sobre este punto coincidió el salteño Pablo López, del Partido Obrero-FIT, quien habló de un intento de “cooptación de cargos” y de la “estatización de órganos de juventud”. Su propuesta fue crear un organismo con integrantes electos directamente por los jóvenes y que el Progresar sea institucionalizado por una ley aparte.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password