“En la sociedad argentina hay un real y urgente deseo de cambio”

El legislador porteño Iván Petrella (Pro) analiza los resultados de las elecciones nacionales y sostiene que hay un recambio en la política argentina. Además, defiende que las propuestas del candidato de Cambiemos “no sólo son palabras” sino que están reflejadas “en hechos” de su gestión en la Ciudad de Buenos Aires.

Por Melisa Yael Jofré

Iván Petrella, director de la Fundación Pensar, “la usina de ideas del Pro”, consideró que en las elecciones nacionales del pasado 25 de octubre, “se confirmó que en la sociedad argentina hay un deseo urgente de cambio”. Para el legislador porteño, los resultados entre los candidatos presidenciales Daniel Scioli y Mauricio Macri expresaron que la ciudadanía busca “otra forma de hacer política”.

El diputado aseguró además que “el mensaje de Mauricio y de Cambiemos es que podemos hacer democracia unidos en la diferencia”, y destacó que durante la gestión del jefe de Gobierno, en la Ciudad de Buenos Aires se gobernó gracias “al diálogo y los consensos”.

El intelectual del Pro, que encabezó la lista de legisladores en 2013, sostuvo también que es necesario “romper con la división entre los políticos y los ciudadanos”. En este sentido, elogió a María Eugenia Vidal, la electa gobernadora de la provincia de Buenos Aires, por poseer las “cualidades” de “tener contacto directo con la gente y escucharla”.

En diálogo con Semanario Parlamentario, Petrella insistió que de cara al balotaje la propuesta de Cambiemos seguirá girando en torno a tres ejes: pobreza cero, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos.

– ¿Cuál es su conclusión sobre los resultados de las elecciones nacionales?

– Bueno, por un lado obviamente estamos todos muy contentos, pero por otro lado creo que se confirma algo que veníamos diciendo y viendo en la ciudadanía, pero que mucha gente y analistas tal vez no percibían, y es que hay hoy en la sociedad argentina un real y urgente deseo de un cambio. Un cambio en el manejo de la política, en las actitudes, en las formas, un cambio hacia una más y mejor democracia, donde se respetan las personas, se respetan los acuerdos, se respetan las leyes.

También hay un real deseo de cambio en las personas, que ven que hay una generación de políticos que ha cumplido un ciclo y la gente cree que es la oportunidad de darles el lugar a personas nuevas.

– ¿Cree que Mauricio Macri puede ganar en el balotaje?

– Sí, no tengo ninguna duda que Mauricio Macri va a ganar el balotaje.

– ¿Y cómo harán para atraer los votos que optaron por otras fuerzas políticas?

– Si uno mira, no solamente en esta primera vuelta sino también en las PASO, la gente en su gran mayoría votó por un cambio. Ese cambio que se expresó a través de distintos candidatos genera un foco a otra forma de conducir el país, a otra forma de hacer política, y otra forma de relacionarse con la ciudadanía, fundamentalmente sin mentir. En la segunda vuelta, cuando quedan dos candidatos, nos parece muy claro que la gran mayoría de la gente que votó por otros candidatos se va a volcar a Mauricio Macri.

Además, Mauricio desde ya hace meses está convocando a esa gente, porque el mensaje de Mauricio y de Cambiemos es que podemos hacer democracia unidos en la diferencia, y esa es la gran diferencia con el Gobierno nacional, que no cree en esto, sino que cree que uno tiene que pelearse, atacar y hay que sembrar la división.

– En caso de ser Macri el próximo presidente, ¿cómo cree que gobernará teniendo una oposición kirchnerista delante?

– Se va a gobernar como se gobernó desde la Ciudad de Buenos Aires, siempre apelando al diálogo, y buscando puntos en común, puntos de encuentro y consensos. Creemos que eso es posible, porque creemos que todos quieren lo mejor para el país, y creo que lo que se va a ver muy rápidamente en el Gobierno de Mauricio Macri es que Mauricio viene a gobernar para todos los argentinos y va a responder a la ciudadanía, entonces estamos convencidos que van a responder las otras fuerzas políticas también.

– ¿Por qué cree que desde el Frente para la Victoria se insiste con que una gestión de Macri puede ser una vuelta a la década de los 90?

– Y, lamentablemente porque el Frente para la Victoria hoy se quedó sin gestión y sin ideas. Vivimos en un país que hace cuatro años no crece, ni genera un empleo privado y además tenemos una de las inflaciones más altas del mundo, en ese país, ¿qué clase de campaña positiva puede hacer el Frente para la Victoria? Ninguna. Entonces, tiene que apelar directamente al miedo, a la idea de que con un Gobierno de Mauricio Macri la gente va a perder esta u otra cosa y nada de eso es cierto. Además, si uno mira cómo fue la gestión de Mauricio en la Ciudad, dos de cada tres partes del Presupuesto tuvieron que ver con lo social, se gobernó a favor de todos, pero en particular a favor de las personas que menos tienen y eso va a ser lo mismo desde el Gobierno nacional.

– ¿Qué opina de los binomios derecha-izquierda, popular-neoliberal, peronistas-no peronistas, que cotidianamente se escucharon en esta campaña?

– Estas divisiones nunca fueron necesarias. Esas etiquetas hoy lo único que sirven es para dividir al país y dividir a los argentinos. Tenemos que trabajar juntos hacia un futuro mejor, lo podemos hacer, y no sólo podemos sino que lo tenemos que hacer, porque es lo que claramente pide la ciudadanía a través de los votos. Los votantes quieren personas capaces, inteligentes, honestas, dispuestas a abrir, gobernar y trabajar por todos.

– Entonces, ¿usted considera que Cambiemos expresa una forma de hacer política que pregona la participación?

– Sin ninguna duda, toda la campaña de Cambiemos estuvo basada en el contacto directo con la ciudadanía, expresando lo que la ciudadanía quiere. Esto también es muy de la personalidad de María Eugenia Vidal, el contacto directo con la gente y el escucharla; en vez del político que va a dar lecciones y monólogos, es la clase de político que va a hablar, que va a escuchar, que va a conversar y que toma las ideas de la gente para impulsarlas hacia un país mejor.

Tenemos que dejar atrás la división entre los políticos y la división entre los argentinos, y tenemos que dejar atrás la división entre políticos y ciudadanos, entendiendo que el político no es otra cosa que un representante coyuntural por un determinado tiempo, y por eso nunca puede perder ese contacto y ese diálogo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password